Segunda temporada de ‘Bajo sospecha’: las claves del doble crimen del Hospital Clínico Montalbán

¿Quiénes son las víctimas? ¿Qué médicos están implicados? ¿Por qué actúa la policía francesa? ¿Y si el asesino/a estuviera fuera del hospital?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una muerta y una desaparecida. La segunda temporada de Bajo sospecha llega el martes a las 22.30 h a Antena 3 con un nuevo caso ambientado en el Hospital Clínico Montalbán. Las víctimas son la enfermera española Isabel Freire (Ingrid Rubio) y la médico francesa Catherine Le Monnier (Leticia Dolera) y todos sus compañeros de la clínica son sospechosos.

Durante la presentación de la serie, responsables de la cadena y Bambú, la productora, han reconocido que se ‘equivocaron’ con el fichaje de Blanca Romero: “Su personaje no se diseñó bien”. La actriz YA COMENTÓ A UNA ENTREVISTA QUE LE RESULTABA CURIOSO QUE SIEMPRE LA SUSTITUYERA OLIVIA MOLINA.

Además, han apostado por un entorno urbano y por salir del círculo familiar y ambientar las tramas en un ámbito profesional.

Os avanzamos las primeras pistas de esta nueva trama más compleja que la de la anterior temporada, con dos grupos de policías y más posibles asesinos.

Isabel Freire (Ingrid Rubio), jefa de enfermeras embarazada de 9 semanas, es secuestrada en el parking del hospital. Días después, el comisario Casas (Lluis Homar) y Adela Valcárcel (Concha Velasco), la directora del centro, anuncian a los trabajadores el fallecimiento de su compañera, y no todos reaccionan de la misma manera…

Al mismo tiempo se ha producido la desaparición de Catherine Le Monnier (Leticia Dolera) médico interno residente del centro. Hija de un político francés y de madre española, ha vivido rodeada de lujos y caprichos. Es amable y educada pero no tiene claro si su verdadera vocación es la medicina. Es más, siente que sus padres la ‘obligaron’ a estudiar la carrera.

El Comisario Casas (Lluís Homar) es el encargado de resolver el caso y, una vez más, envía a su hijo Víctor (Yon González) para que se infiltre en la clínica.

Víctor (Yon González) llega al Clínico Montalbán convertido en enfermero. Durante los primeros días se dedica a observar de cerca los movimientos de todos sus compañeros.

Pero pronto se dará cuenta de que no está solo. Allí también se encuentra Alain Julliard (Hugo Becker), otro investigador francés que también se ha infiltrado en el centro para recabar información de la desaparición de Catherine.

Los conflictos entre ambos no tardarán en aparecer. Los españoles acusan a los franceses de centrarse demasiado en descubrir el paradero de Le Monnier. Y Alain, por su parte, cree que lo único que quiere Víctor y su equipo es quitárselo de enmedio cuanto antes.

Alain no llega solo, le acompaña Sophie Leduc (Mar Sodupe), una agente meticulosa y perfeccionista cuyo método de trabajo chocará de lleno con el ‘caos’ que, según ella, tienen los españoles.

Rafael (Vicente Romero) también estará al mando, una vez más, del equipo español. En la primera temporada fue el oficial jefe de la policía de Cienfuegos. En los nuevos capítulos, vuelve a formar parte de la investigación por su buen hacer. Piensa que, si uno tiene que saltarse un poco la ley para obtener un beneficio, pues se la salta. Es irascible, impaciente y tiene un sentido erróneo del desempeño de la autoridad. Aunque a veces parece torpe, no lo es. A su manera, es astuto y ladino. Y más vale no ganarse su enemistad...

Una de las principales sospechosas es Adela Valcárcel (Concha Velasco), la directora del hospital. Inteligente y carismática, accedió al puesto que ahora ocupa en una época en que las mujeres tenían muchas dificultades para ascender. Ha convertido el hospital en un centro de referencia. No duda en pasar por encima de quien sea necesario para conseguir sus objetivos.

Serio y reservado, el doctor Miguel Manrique (Gonzalo de Castro), jefe de anatomopatología del centro, lleva una vida aparentemente normal. Está casado con la hija de un constructor y es padre de tres niños. Pero una aventura extramatrimonial podría hacer tambalearse todos sus cimientos…

Belén Yagüe (Olivia Molina) es la coordinadora de urgencias del hospital. Responsable y trabajadora, conectará enseguida con Alain y Víctor, los dos ‘nuevos enfermeros’. Nadie sabe que Belén tiene un secreto que, en muchas ocasiones, le ha obligado a saltarse las normas del hospital…

El cirujano jefe Daniel Legarra (Unax Ugalde) es uno de los principales sospechosos. Déspota y chulo, considera que el hospital tiene éxito por su prestigio como cirujano. Es la mano derecha de Adela Valcárcel.

Tras la muerte de Isabel, Lidia Abad (Luisa Martín) asciende a jefa de enfermeras. Una situación que la coloca como una de las principales sospechosas. Vive volcada en su trabajo y en su hijo Rafael, por el que es capaz de todo.

Enrique Méndez (José Luis García Pérez) es el marido de Isabel, la enfermera asesinada. Aparejador y en paro, lleva años sumido en una profunda depresión. De hecho, su mujer, antes de morir, tenía planeado dejar del hospital y dar un vuelco a su vida. Pero no le dio tiempo…

Ginés Castillo (Marcial Álvarez) es uno de los celadores del centro y también favorito de Adela Valcárcel, la directora. Es discreto, reservado y trata de no llamar nunca la atención.

Todo el equipo de enfermeros del hospital acabará convirtiéndose en sospechoso del crimen.

Sara Guzmán (María Botto) es la reputada psiquiatra del Montalbán. Está casada con Gorka, anestesista de urgencias, y no le gusta llamar la atención. Es diligente y muy seria en su trabajo.

Gorka Montero (Israel Elejalde), el mejor anestesista del Policlínico, suele mostrar un carácter afable con su mujer y compañeros. Eso sí, cuando alguien le toca la fibra saca con facilidad el lado más impetuoso e imprevisible de su carácter. Gorka no duda en dar un golpe sobre la mesa cuando las cosas se le tuercen. Su espíritu contestatario le lleva a tener choques constantes con Adela, la estricta gerente del hospital. Aunque Gorka es puro nervio, cuando trabaja es capaz de evadirse de todo y hace alarde de un gran control y precisión. Más allá del trabajo, el anestesista también encuentra refugio en Sara Guzmán, con la que lleva casado más de seis años. La psiquiatra es su toma de tierra. La trágica situación que está viviendo el hospital será una prueba de fuego para él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV