El otro premio de Irene Escolar: “Me emociona mostrar la cara más desconocida de Juana la Loca”

Asegura sentirse “una privilegiada” por estar entre las actrices que, como Pilar López de Ayala, han encarnado a la reina: “Igual que no hay dos Ofelias iguales, cada Juana es distinta”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Es el ejemplo más claro de que el trabajo y la constancia siempre llevan a buen puerto. Irene Escolar, que acaba de recibir el Goya a la Mejor Actriz Revelación por Un otoño sin Berlín, vuelve a encarnar a Juana la Loca en La corona partida, la película que une Isabel con Carlos, Rey Emperador y que llega este viernes 19 a los cines. Todo sobre ‘La corona partida’, la historia ‘perdida’ entre ‘Isabel’ y ‘Carlos, rey emperador’

¡Enhorabuena por el Goya! ¿Cómo viviste esa noche?
Con mucha ilusión. El hecho de que la Academia me colocara entre las cuatro actrices revelación ya fue un honor. Y todo lo que nos ha pasado con Un otoño sin Berlín ha sido inesperado y, justo por ello, mucho más especial.

También estás nominada a los Premios de la Unión de Actores
Estoy abrumada, sobreexcitada y muy contenta con la película. Esto ayuda a que más cadenas estén interesadas en comprarla, a que pueda ir a más festivales… Es un impulso buenísimo y yo lo que quiero es que la gente vea mi trabajo.

¿Qué recuerdas de esa noche?
Pues no la pude vivir muy intensamnete porque venía de hacer El público en Zaragoza y llegué dos premios antes que el mío. Me cambié en veinte minutos… No disfruté de la gala. Me ha costado un par de días asimilar que había subido a recober un premio y que era yo la que estaba en las fotos y los vídeos.

Hiciste famoso al taxista al que mencionaste en tu discurso…
¡Es surrealista! Yo solo quise darle las gracias a él y a todo el equipo del teatro porque, sin ellos, no habría llegado a la gala.

En La corona partida retomas el personaje de Juana la Loca que interpretaste en Isabel
Sí, además en una de sus etapas más desconocidas. No se sabe por qué empieza a reinar Carlos V y ella queda relegada. Por qué su marido y su padre la intentan ocultar.

¿Cómo definirías a tu Juana?
Era una inconformista y, en aquella época, eso debía ser complicadísimo. Estaba muy sola y la habían maltratado mucho psicológicamente. Cuando se muere su madre no puede contar con nadie. ¿Cómo no va a estar desequilibrada emocionalmente? Cuando no consigue las cosas recurre a la violencia pero porque no le queda otra salida. El término ‘loca’… ¿qué es estar loco?

 

¿Qué recuerdos tienes del rodaje?
Fue un regalo, porque ya había metido a Juana en un cajón y quedaban muchas cosas de ella por contar. Fue duro porque tuvimos muy poco tiempo, 24 días. Así que rodábamos a una toma, con mucha presión. Pero resultó maravilloso reencontrarme con todo el equipo técnico y artístico de Isabel, donde fui muy feliz.

¿Crees que funcionará en formato película?
Yo creo que va a ir muy bien. A la gente le apetecerá ver esta historia en pantalla grande. Además, el público espera un capítulo alargado de Isabel, pero La corona partida va más allá.

Todos teníamos en el imaginario a la reina que encarnó Pilar López de Ayala en la película de Vicente Aranda. Y dentro de poco la encarnará Concha Velasco en el teatro. ¿Cómo se enfrenta uno a semejantes antecedentes?
Pues siendo consciente de que Pilar había hecho muy bien trabajo. Viéndolo, inspirándome… Y sabiendo que yo haría una Juana diferente. Nunca hubo dos Ofelias o dos Julietas iguales.

¿Viste a Laia Marull interpretándola en Carlos, Rey Emperador?
Ella ha sido un referente y una inspiración para mí desde muy pequeña. Cuando me dijeron que iba a ser ella me pareció un honor. Es una actriz brillante.

Sigues de gira con El público, de García Lorca…
Sí. Vamos a estar en el Festival de Teatro Internacional de Budapest y luego volveremos a Madrid.

¿Qué tal recibe la gente una propuesta tan arriesgada como la vuestra?
De maravilla. Hemos llenado en todas partes y es de los espectáculos en los que más gente joven he visto en las butacas. Esta función tiene muchas referencias visuales: imágenes potentes, algo de David Lynch…

Tu carrera se ha desarrollado, en su mayor parte, en el teatro pero, ¿crees que, como dicen muchos compañeros, en televisión se están haciendo los mejores proyectos?
No me gusta generalizar, pero es cierto que se está haciendo televisión de calidad, con grandes guiones, historias arriesgadas y muy buenos equipos técnicos y artísticos. Además, los actores podemos desarrollar nuestros personajes durante más tiempo.

¿Qué más proyectos tienes?
He colaborado en dos películas: Altamira, que ha sido importante porque es mi primer papel en inglés y he coincidido con un reparto internacional. Y Gernika, en la que hablo un poquito en euskera.

Pertenecer a una saga de actores tan prestigiosa, ¿supone una presión para ti?
No. Siempre he recibido mucho apoyo por parte de mi familia. Además, como se dedican a lo mismo que yo, siguen mi carrera de una manera mucho más activa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV