“El final de temporada de ‘Vis a vis’ será abierto pero brutal”

A falta de confirmación de una tercera entrega, la actriz está feliz con la repercusión de la ficción –la primera española que se ha estrenado en el británico Channel 4 arrasando en las redes sociales– y regala un adelanto a la ‘marea amarilla’: “Parecía imposible, pero voy a ser más mala todavía”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo se puede interpretar a un personaje como Anabel sin juzgarle? ¿Cuál ha sido la secuencia más difícil de grabar? ¿Puede la maldad de la presa ir a más? ¿Cómo se desconecta tras salir de Cruz del Sur? ¿Se ha grabado un final abierto de cara a una tercera temporada? Inma Cuevas, la valiente actriz que interpreta a la reclusa más peligrosa de Vis a vis, nos resuelve todas las dudas.

Un final… ¿abierto?

A falta de confirmarse una tercera temporada, Inma nos adelanta que el final que han grabado es muy potente tanto si la serie continúa como si no. “Lo han hecho muy bien y, aunque siempre hay que dejar parte a la imaginación del espectador, el último capítulo es bestial. Hay un giro muy tremendo que garantiza continuidad si hubiera una nueva tanda y, al mismo tiempo, serviría como un final por todo lo alto”.

Inma, además, no quiere dejar de agradecer a los seguidores de la serie que han formado la famosa ‘marea amarilla’ que inunda las redes de peticiones de continuidad. “Tenemos a los mejores espectadores del mundo. Nos han demostrado un cariño espectacular y eso es muy gratificante e impagable”.

La ‘marea amarilla’ arrasa en Reino Unido

Y, por primera vez, una serie española se ha emitido en abierto, y con éxito, en el canal británico Channel 4, que destaca por cuidar muchísimo la calidad de sus productos. El día del estreno, Vis a vis, que en Reino Unido se titula Locked Up, se convirtió en una auténtica revolución en las redes sociales. Los medios ingleses se han deshecho en halagos hacia la ficción de Globomedia. “Influye mucho que la hayan emitido subtitulada. Por muy buenos actores de doblaje que haya, es imposible acercarse a la voz de Najwa Nimri o la de Alba Flores cantando flamenco”.

Su secuencia más difícil

De todas las barbaridades que ha tenido que hacer a través de Anabel, Inma recuerda una secuencia de la primera temporada especialmente difícil de grabar. “Tenía que hacer que le cortaba los pezones a Macarena y fue lo más brutal que he rodado nunca. Había una violencia psicológica… No olvidemos que Anabel es una agresiva pasiva y, a veces, es más violento manipular desde la palabra que pegar un tortazo. Recuerdo que tenía que cortarle la ropa con unas tijeras que tenían un aspecto horrible… Y no paraba de preguntarle a Maggie si estaba bien”.

Pero esta no es la única compañera con la que ha sufrido. “A María Isabel Díaz Lago, que encarna a Sole, la admiro mucho como actriz y persona y me cuesta mucho enfrentarme a ella en la ficción. A Marta Aledo, que interpreta a Tere, la conozco desde hace años. Cuando la vi con esa traqueotomía me quería morir. También recuerdo cuando le tuve que machacar la mano a Olivia Delcán [Bambi]”.

Su inspiración: Kathy Bates en ‘Misery’

Tras ver varias series de mafiosos de Joe Pesci, Breaking Bad y hasta Homeland, Inma encontró la clave en el personaje que encarna Kathy Bates en Misery: “Me ayudó mucho ese punto que tiene ella de ponerse histérica en un momento. Ella está enamorada de su editor, lo cuida, lee cuál es el final de su libro y ahí se pone de los nervios y salta”.

¿Para qué personaje hizo su primer casting?

“Me llamaron para interpretar a la primera Gobernanta, que encarnó Ana Labordeta”, recuerda Inma. “Hice la prueba, me dijeron que estaba dentro y, meses después, me volvieron a llamar para decirme que no iba a ser ese personaje sino una presa. Y que empezaba a grabar… ¡en tres días!”. Sin tiempo apenas para prepararse, la actriz reconoce que Anabel nació en el plató de Vis a vis: “Descubrí la clave para interpretarla en la secuencia de la primera temporada en que le pido a Macarena que baje al patio a conseguir unas cositas para mí… Ahí me di cuenta de que para Anabel la lealtad era lo más importante y empecé a ver su parte más loca y perturbada”.

¿Se ha negado a grabar alguna secuencia por su excesiva violencia?

“La verdad es que no. Cuando leí la escena en la que torturaba a Macarena lloré en casa, sufrí mucho y pensé: ‘Esto no lo puedo hacer’. Pero la verdad es que en plató estamos todas cuidadísimas. Eso sí, hay algunas frases del guión que las he dicho de otra manera, pero nada más”, confiesa la actriz. ¿Y cómo desconecta? “Paseando o haciendo yoga. Y esto lo comparto con Najwa Nimri porque, en la primera temporada, las relaciones entre nuestros personajes se crearon ya desde los camerinos. En esta segunda tanda estamos ya más relajadas y yo, por ejemplo, no me llevo la ‘mochila’ de Anabel para comer con mis compañeras”.

Zulema, Maca y Anabel: duelo de malvadas

“Está sumida en la mayor maldad que se puede tener, aunque hay que tener en cuenta que está dentro de una cárcel intentando sobrevivir”, explica Inma. Lo cierto es que su personaje va cobrando fuerza como villana, hasta alcanzar las cotas de la mismísima Zulema (Najwa Nimri) e incluso Macarena (Maggie Civantos), que está empezando a mostrar su lado oscuro. “No puedo adelantar nada pero sí, en algún momento se van a tener que enfrentar las tres”.

Un spin off de Anabel

“Todas las mujeres de Cruz del Sur tendrían una buena historia que contar”, dice Inma cuando le preguntamos por la posibilidad de un spin off de su personaje. “El otro día Jesús Colmenar, uno de los directores, me decía que no vemos qué hace Anabel cuando no está con Macarena o con Zulema. Cómo son sus trapicheos, la relación con sus padres, la red de puticlubs que tienen… ¡Hay trama de sobra!”

Cómo defender a una villana

“Un asesino no nace así, las circunstancias lo hacen. Y lo mismo ocurre con Anabel. Si hubiera tenido al lado una persona que la hubiera guiado por el buen camino…” Así se planteó Inma Cuevas un personaje tan complicado. “No podemos juzgarles, hay que defenderles”. ¿Y nunca ha planteado a los guionistas sacar su lado más humano? “Sí, pero las veces que lo hemos intentado no funciona. Las malas gustan más”.

Su próxima víctima: Macarena

La maldad de Anabel no tiene límites y, en los próximos capítulos, su objetivo será destruir a Macarena. “Al principio parece que quiere hacerse su amiga. Maca está atravesando un momento muy difícil, acaba de perder a su padre y a su madre y todo apunta a que Anabel quiere hacerse su amiga. Pero, una vez más, se le cruza el dinero por delante y pierde los papeles”.

Próxima parada: volver al teatro

Mientras se confirma (o no) la tercera temporada, Inma volverá al teatro, donde tiene dos proyectos. “El 10 de junio estreno en la sala Kubik de Madrid Historias de Usera, un homenaje a los vecinos de este barrio madrileño con el que cerraremos esta sala dirigida por Fernando Sánchez Cabezudo. Y el 1 de septiembre estreno en Valladolid Comedia multimedia, un espectáculo a caballo entre el cabaret y el musical escrito por Álvaro Tato y dirigido por Yayo Cáceres”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV