Sophie Turner, sobre el cambio de Sansa Stark: “Quiero ver hasta dónde llega su lado sádico”

Actriz y personaje han crecido tanto en esta temporada que iguala en fascinación a otros como Jon Snow, que podría ser su rival en la séptima temporada: “Habrá tensión porque ella también cree que merece el título de Reina del Norte”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Una valkiria desbordante de energía, disciplina y pureza”. Así definió Isabel Coixet a la actriz Sophie Turner cuando la dirigió en la película Mi otro yo, antes de que el fenómeno de Juego de tronos estallara a nivel planetario. En persona comprobamos que esta joven inglesa de solo 20 años desprende todas esas cualidades que también definen a Sansa Stark, el fascinante personaje que le da fama y prestigio. En un encuentro organizado por Movistar+, hablamos con ella del cambio radical que ha dado ¿la futura Reina del Norte? en la recién terminada sexta temporada, y de lo que espera de cara a la séptima.

En la primera versión de la historia de George R.R. Martin, Sansa traicionaba a su familia. ¿Crees que ahora en la serie podría suceder lo mismo por estar celosa del poder de su ‘hermano’ Jon?
Oh, bueno Jon ya no es familia técnicamente (risas). Yo no creo que vaya a traicionar a Jon porque Sansa mantiene la moral de los Stark. Aunque sí hay un atisbo de celos en cuanto a que ella sí siente que merece el título de Reina del Norte. En el futuro, creo que habrá repercusiones en la relación entre Sansa y Jon por la influencia de Meñique, porque va a meter cizaña.

Sansa ha cambiado mucho esta temporada, es una mujer más poderosa, aunque el último episodio acaba sometiéndose Meñique y Jon. ¿Volverá a caer en la influencia masculina?
No creo que esté particularmente bajo la influencia de uno u otro, aunque haya cambiado algo al final del episodio 10. Esta temporada ha sido la de su lucha por el poder que ella cree que merece, porque ella es sin duda la que tiene una visión más política; Jon por supuesto sabe todo sobre las batallas. Su propósito en toda la temporada ha sido recuperar ese poder, porque está harta de ser una pieza más en los juegos de otros. Es sin duda una mujer fuerte e independiente.

¿Qué sentiste cuando supiste que iba a ser Sansa la encargada de liquidar al sádico Ramsay Bolton?
¡Me sentí emocionada y encantada! Es algo que venía muy de lejos, desde el primer día yo veía en Sansa el potencia de convertirse en una mujer fuerte que se adapta con facilidad a todo tipo de situaciones pero también con la capacidad de vengarse de la gente que ha dañado a su familia y a ella misma. Así que esa escena fue muy gratificante, la primera vez que mata alguien, tenía que ser Ramsay; todo el mundo quería liquidarlo ¡y fui yo quien lo hizo! Es un momento clave porque es el primero en toda la serie en que ella tiene el verdadero poder de hacer lo que quiera con otra persona, porque hasta ahora era una pieza de ajedrez en la partida de otros; incluso en la Batalla de los Bastardos ella estaba intentando convertirse en una líder pero Jon no le deja. Sin embargo, en el fin de Ramsay todo dependía de ella. Y diría que aplica esa responsabilidad con mucha sabiduría (risas).

¿Cuál es tu momento favorito de Sansa en esta temporada y en la serie en general?
En esta temporada, sin duda la muerte de Ramsay. Lo esperaba desde hacía tanto… Y de toda la serie, creo que cuando Sansa tenía que defender a Meñique en el juicio por haber matado a Lisa, es un momento de cambio quizá porque justo ahí Meñique se dio cuenta de que ella también puede ser una manipuladora brillante y ha aprendido cómo jugar. En general, cualquier momento en que Sansa deja sin palabras a Meñique es mi favorito (risas).

¿Qué esperas de Sansa de cara a la séptima temporada?
Wow, de verdad no sé qué va a pasar. Hay muchas direcciones hacia las que Sansa podría apuntar… No hay un camino obvio y prefiero no tener expectativas. Sí que parece que la relación entre Sansa y Jon sin duda será más complicada, más ahora con la cuestión de la madre de él. Hay tensión porque ella está frustrada porque no la tiene en cuenta, era ella la que estaba en lo correcto pero él quien se lleva el reconocimiento. Y también hay mucho hilo del que tirar en su relación con Meñique. No sé si será un futuro bueno, sospecho que puede tender a algo siniestro… La forma en que Sansa disfruta con la muerte de Ramsay abre en ella un lado sádico, estoy deseando ver hasta dónde llega, si ella realmente le coge el gusto a este ‘deporte’… Quién sabe.

Al comienzo de la serie leíste las novelas. ¿Es muy distinto ahora que habéis dejado atrás los libros?
Creo que leí los tres primeros libros, pero cuando la serie avanzó lo dejé porque no quería sentirme más confusa de lo que ya estaba, que es una serie muy liosa ya de por sí. Ya conozco al personaje lo suficientemente bien como para llevarlo sola, de alguna manera los libros fueron como mis ruedines pero ahora ya puedo llevar la bicicleta por mí misma. Creo que ninguno de nosotros sabía ya lo que iba a pasar en la sexta temporada, porque el libro no está publicado, pero lo que sí parece claro es que la serie va a ir por otro sitio distinto. Así que quizá los lea después, cuando la serie haya acabado, para ver lo que podría haber sido. Quizá Sansa sea feliz comiendo pasteles de limón, muy gorda y muy feliz (risas).

Tu personaje ha sufrido mucho sobre todo bajo el yugo de los hombres. ¿Te hubiera gustado un camino más dulce o crees que ese dolor es justo lo que la ha hecho más fuerte?
Creo que si Sansa es fuerte e independiente ha sido por las circunstancias que ha tenido que superar. Un poco de paz habría sido maravillosa para ella pero menos interesante para la serie, no tendríamos tantos seguidores sin todas esas desgracias… Sin duda se ha hecho dura por las circunstancias, lo que no te mata te hace más fuerte. Esa es Sansa.

Con un elenco tan grande, ¿con quién te gustaría compartir escena?
Creo que conozco a unos 50 actores del elenco… Me parece que es el más grande en la historia de la televisión. ¿Con quién? Daenerys es una elección obvia, nunca he visto trabajar a Emilia [Clarke], sería fascinante que ese personaje cobrara vida delante de mí. Y muchos más… Con Nikolaj [Coster-Waldau, Jaime Lannister] creo que he compartido escenas en grupo pero nunca un cara a cara, y sería muy interesante. Me encantaría repetir con Alfie [Allen, Theon Greojoy], con Gwen [Christie, Brienne de Tarh], quiero ver a Peter [Dinklage, Tyrion Lannister] también, a Maisie [Williams, Arya Stark]… ¡Tienen todos tanto talento! Ah, y echo mucho de menos las escenas con Lena [Headay], la dinámica entre Cersei y Sansa era hilarante.

¿Qué significa Sansa en tu vida?
Uf, tanto… He crecido con ella, la siento como una amiga, como una mitad. Es alguien de quien he podido nutrirme y también a quien he podido admirar, me ha permitido escaparme de mi vida –no es lo que necesitara, pero de vez en cuando viene bien un respiro–. Hemos crecido juntas, de hecho nuestras historias son bastante paralelas: con 13 años entra en un mundo de política e intrigas que desconoce y tiene que aprender muy rápido a manejarse en él; se podía decir lo mismo sobre mí al entrar en esta industria. Para mí Sansa es muy importante y sé que me sentiré perdida cuando acabe la serie, como si se hubiera muerto un familiar. ¡Qué triste!

Sobre Juego de tronos siempre se destaca el empoderamiento de los personajes femeninos. ¿Se traduce en igualdad de sueldos? En Hollywood lo reclaman grandes como Jennifer Lawrence, tu compañera en X-Men…
Bien… (Se lo piensa). Creo que ahora mismo las cosas están sin duda cambiando. Se puede considerar que esta serie defiende en cierto modo los valores feministas y las mujeres están al mismo nivel que los hombres, pero en términos de lo que cobran las mujeres en Hollywood hay un largo camino por recorrer. Las protagonistas son más proclives a hablar de cuánto cobran sobre todo a partir del email de Sony que se filtró, y que se comente públicamente significa que estamos progresando. Obviamente ahora mismo no hay igualdad entre lo que cobran unos y otras pero estamos en el camino, tarde o temprano llegará.

Isabel Coixet, cuando te dirigió en la película Mi otro yo, te definió como “una valquiria desbordante de energía, disciplina y pureza”. ¿Te sientes identificada? ¿Se le podría aplicar también a Sansa?
Son unas palabras muy bonitas por su parte, ¡pero de mí misma no lo sabría decir! Por supuesto se podría aplicar a Sansa la parte de poder y pureza… Bueno quizá menos pura ahora, pero sin duda sus intenciones sí son puras. Aunque potencialmente pueda surgir la ira en ella, creo que sí mantiene el poder y la pureza. Veremos sale a relucir su corazón de oro, habrá que esperar…

A continuación, las mejores fotos del evento fan que protagonizó Sophie Turner con los seguidores de la serie en el cine Palafox de Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV