“Bajada a los infiernos”, reencuentro con su primer amor y la búsqueda del oro español en la segunda temporada de ‘Víctor Ros’

Esta entrega, que incorpora a Paco Tous, Paula Prendes, Edu Soto y Carolina Bang, cuenta con un presupuesto de 8 millones de euros.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La segunda temporada de Víctor Ros llega cargada de novedades. La principal, el paso del tiempo por el personaje protagonista, interpretado por Carles Francino y que arranca los nuevos capítulos cuatro años después del final de la primera tanda. “Se ha convertido en un tipo más al estilo James Bond, menos de crimen de salón”, explica Fernando López-Puig, director de ficción de Televisión Española en el FesTVal.

Sobre la salida de Javier Olivares (El Ministerio del Tiempo), guionista de la primera temporada, el productor Emilio Pina ha asegurado que no hay ningún problema con el creador televisivo, y que no contaron con él porque sabían que estaba copado de trabajo por sus otros proyectos. Sin embargo, el propio Olivares respondió así a Teleprograma.tv cuando le preguntamos por su ausencia en Víctor Ros: “Me llama la atención que no avisen e informen cuando es una serie que has creado tú, pero esta industria es así. No me han llamado. Además, tras la experiencia vivida no habría querido hacerla”.

Carles Francino asegura que para él, como actor, ha sido mucho más interesante interpretar al personaje en esta nueva entrega: “Se ha hecho un hombre, vive en un núcleo familiar, es el jefe de la Metropolitana… Además, dan mucha vidilla los personajes episódicos que aparecen en cada capítulo”. Y, a pesar de que la grabación ha sido dura (han trabajado en verano en Guadalajara), está muy satisfecho con los resultados. “El equipo técnico nos lo ha puesto muy fácil y esa es una de las cosas más bonitas de esta profesión”.

A falta de tres días para concluír la grabación, el actor ya tiene otro proyecto. “Comenzaré a grabar la segunda temporada de Sé quién eres, de Telecinco, en noviembre”.

Su compañera Carolina Bang, que intepreta a la francesa Madame de Suberwick, ha grabado embarazada. Un estado que, asegura, no ha alterado las tramas: “Me han mimado muchísimo. Los directores tienen mucho callo. Es alucinante que no se note nada mi embarazo. Además, agradezco a los productores que me hayan apoyado… Esto no pasa en todas las empresas”.

“Esto no ha hecho más que empezar para ti, Víctor Ros”. Esta enigmática frase define la nueva temporada de la serie que TVE tiene previsto emitir el próximo otoño. Cuando parecía que la televisión pública ya se había olvidado del detective creado por el escritor Jerónimo Tristante, ha llegado la renovación para una segunda temporada que desde hace unas semanas se ha materializado la grabación de ocho nuevos capítulos.

Aunque Carles Francino, el actor que interpreta a Víctor Ros en la ficción, asegura que no llegó a dar por muerto al personaje, también había empezado a perder las esperanzas de volver a meterse en la piel de este policía de finales del siglo XIX: “Cuando me llamaron para esta segunda temporada pensé: Pues tenían razón mis amigos, la serie era y sigue siendo buena”.

La dirección de estos nuevos capítulos corre a cargo de Daniel Calparsoro e Iñaki Peñafiel y habla del robo de las reservas de oro del Banco de España, que obliga a la Brigada Metropolitana a trasladar su foco de investigación desde Madrid, donde está localizado el primer episodio, a la entonces próspera y adelantada ciudad de Linares, que a finales del siglo XIX vivía su época más gloriosa, con una vibrante clase alta de perfil modernista, una próspera representación bancaria y delegaciones diplomáticas de países como Francia, Alemania, Gran Bretaña y Bélgica.

Han pasado tres años desde que el inspector Ros resolviese el mayor caso de su carrera y acabase con el enemigo, el profesor Aldanza. Es el mejor momento de su carrera, es considerado el mejor policía del país y su vida en familia con Clara Alvear (Esmeralda Moyá) y Juanito, al que han adoptado tras la trágica muerte de “El Conquense”, hace que su vida sea casi perfecta. Pero, de repente, todo estalla… “El primer capítulo es un detonante enorme, muy potente, para bajar al personaje a los infiernos y que de ahí resurja el héroe con una madurez que no mostró en la primera temporada. Veremos sus fisuras y su lado humano”, explica Emilio A. Pina, productor ejecutivo de la nueva entrega.

Un complot orquestado contra él trunca su vida, perpetrando delante de sus narices el saqueo de las reservas de oro del Banco de España. En los albores de una terrible guerra, eso puede suponer el fin de nuestro país. Hay que actuar rápido. Y Ros, acompañado por su incondicional Blázquez (Tomás del Estal) emprenderá una peligrosa senda para resolver el robo. Junto a ellos, nuevos personajes interpretados por Paco Tous como el sargento de la Guardia Civil Giralda: “Está al mando del puesto de Linares, un hombre con pasado cercano al bandolerismo, hecho a sí mismo, rudo”, explica Tous. “Pero la policía y la Guardia Civil trabajarán codo con codo en la Andalucía de 1898”, añade.

Además se incorporan Edu Soto, como el buhonero León Cavestany- “un joven pendenciero y charlatán de cuya afición por los descubrimientos científicos se aprovechará Ros para resolver los casos”– y Carolina Bang, que aún embarazada de cinco meses en la vida real, graba como si no lo estuviese, metiéndose en el papel de una periodista francesa y experta andalucista conocida como Madame de Suberwick.

Víctor Ros ha sido degradado como inspector metropolitano –según hace creer– y ahora prestará sus servicios al país en el pequeño cuartel de la Benemérita de Linares, en base a un acuerdo de colaboración entre los dos cuerpos. Desde allí, el inspector podrá seguir la pista del oro robado. Y mientras investiga, tendrá que enfrentarse en Sierra Morena a la peligrosa cuadrilla de bandoleros de “El Estepeño” y a la oscura y poderosa organización criminal “La Mano negra”.

En la segunda temporada, las circunstancias adversas y su desgracia en las relaciones sentimentales irán limando, también en las nuevas entregas, la compleja personalidad de Víctor Ros, un hombre para el cual la justicia y la ley no siempre tendrán que ser coincidentes. Clara Alvear (Esmeralda Moya) protagonizará un importante acontecimiento en el primer episodio, aunque luego será sustituida en el corazón de Víctor Ros por la actriz Paula Prendes. Esmeralda Moya y Megan Montaner (Lola, la valenciana) aparecerán al principio para decir adiós a sus personajes. Megan actúa en dos capítulos, ya convertida en una gran señora tras dejar la prostitución y casarse con un hombre poderoso. “Nuestro detective no acaba de tener nunca buena suerte con las mujeres”, cuenta Francino. Y para paliar la ausencia de Clara y Lola, en los nuevos capítulos se incorporará Paula Prendes, una mujer de armas tomar que asume el personaje principal femenino. “Juana es la niña que aparece en la primera época y es el primer y gran amor de Víctor. Pero su papel va más allá; tiene más complejidad y mucha enjundia”, afirma la actriz. “La grabación ha sido muy dura, hemos pasado mucho calor. ¡Parecían clases de bikram yoga! (risas). Pero se agradece que haya personajes femeninos con desarrollo”.

La nueva entrega de la serie se centrará en combinar la recreación histórica con las tramas de acción. Así, en el capítulo de efectos digitales, esta segunda temporada persigue alcanzar una integración entre exteriores e interiores con el fin de conseguir un mayor realismo en la recreación de Madrid, Linares y Sierra Morena de la época. También ha habido cambios en el equipo creativo y técnico. Esta nueva temporada, producida por Emilio A. Pina y Amparo Miralles, está dirigida por Daniel Calparsoro e Iñaki Peñafiel, con Agustín Martínez como coordinador de guiones. El escritor sustituirá a Javier Olivares, creador y guionista de la primera temporada. Si el personaje da un giro en los nuevos capítulos, la producción también ha afrontado múltiples cambios. Con la ausencia de Javier Olivares, creador de la serie, que ha preferido “dedicarse a otros proyectos”, según apunta el subdirector de ficción de TVE, Nicolás Romero, se ha renovado el equipo detrás de las cámaras. Además, la producción ha dejado atrás el uso del croma y los efectos visuales de la primera entrega para trasladarse a localizaciones naturales. “Se agradece. El plató es más cómodo para un actor, sabes dónde están las cámaras, lo controlas más, pero creo que aunque sea más complicado y más duro para todos grabar en espacios naturales, el resultado me gusta mucho”, afirma Francino.

La segunda entrega de la serie, en la que se invertirán ocho millones de euros, ha comenzado a grabarse a finales de mayo y durará hasta mediados de septiembre. “Este año no tenemos vacaciones”, dicen al unísono Francino, Paco Tous y Paula Prendes. En la versión en papel escrita por Jerónimo Tristante, el detective viaja a Londres e incluso se cruza con el detective más famoso de todos los tiempos, el infalible Sherlock Holmes. Algo que no es de extrañar, y más si tenemos en cuenta que Víctor Ros es un homenaje al personaje inglés y a la literatura de folletín. “Pero no creo que pase en la ficción, aunque me encantaría ir a grabar a Londres”, asegura Carles Francino.

“Yo interpreto al sargento Giralda, de Linares. A mi cuartel llega un señoritingo de Madrid que habla de huellas dactilares. Al final, acabaré colaborando con él”, nos adelanta Paco. “Esta trama me ha hecho un poco regresar a mi infancia porque ha sido como jugar, con todos los disparos, las persecuciones…”.

Durante los más de tres meses de grabación, el equipo de producción recrea un Linares floreciente de finales de siglo, así como sus arrabales, la nueva aristocracia modernista con la miseria y las minas de plomo, los palacios y los agrestres paisajes de Despeñaperros y Sierra Morena. Pero no se han desplazado físicamente a esos lugares. La serie clona la Andalucía del XIX en las inmediaciones de Guadalajara (El Fuerte de San Francisco), adaptando diversas edificaciones y ubicando tres de las localizaciones habituales de la serie: el cuartel de la Guardia Civil, la posada de la señora Rosario, “donde Ros tiene su pequeño despacho al margén de la Guardia Civil” y el Café cantante de El Oso, “un espacio donde se mezclan personajes de diferente condición muy útil en la ficción y donde se desarrollará parte de la trama; el ambiente será muy variopinto con jornaleros y aristócratas”, explica el productor Emilio Pina.

Y allí nos hemos trasladado para hablar con el equipo: “Cuando pensamos en sacar de Madrid a Ros, la primera opción, siendo 1898, fue algún puerto de mar. Pensamos en Cádiz. Pero como no podíamos asumir un desplazamiento largo por costes y no queríamos abusar del digital, escogimos algo localizable en Madrid y alrededores”, explica. “El lugar del rodaje es un espacio con muchas posibilidades. Lo conocimos con El tiempo entre costuras y luego grabamos también Apaches”, ha comentado Pina sobre esta ubicación en la capital alcarreña, que les permite trabajar a un paso de Madrid y en un espacio amplio que, gracias a la mano del director de Arte, Koldo Vallés, se ha convertido en un auténtico Linares de 1889. Además, cada capítulo se desarrollará en otros escenarios cercanos, como por ejemplo en el monasterio de San Bartolomé, en la localidad de Lupiana.

Entre los nuevos personajes de los nuevos capítulos está Madame De Suberwick, interpretada por Carolina Bang. Es una mujer de clase alta, francesa, valiente y enamorada de Andalucía. Reportera y aventurera, viaja siempre sola y ligera de equipaje; tan solo con un arrojo especial y un profundo secreto.

Javier Godino encarna a De la Rubia, un peligroso criminal sin escrúpulos que consigue escapar una y otra vez de Víctor Ros: “Al final de la primera temporada, Víctor me envía a Cuba, pero De La Rubia aún tiene cosas pendientes con él. Es difícil ser criminal en la España del siglo XIX. En los nuevos capítulos puede que le ayude a resolver un caso… o no”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV