‘Vergüenza’: así se graba la nueva comedia de Movistar+

El Casino de Torrelodones, El Pardo o el Templo de Debod de Madrid son algunas de las localizaciones de esta serie dirigida por Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero y por la que han pasado más de 90 actores.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Capítulos de media hora de duración, grabados en escenarios naturales y con muchos personajes episódicos. Así es Vergüenza, la serie original de Movistar+ dirigida por Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero y que forma parte del ambicioso catálogo de la plataforma, con títulos como La peste, La zona o Dime quién soy.

Javier Gutiérrez y Malena Alterio interpretan a Jesús, fotógrafo de bodas, bautizos y comuniones, y Nuria, una pareja que, allá donde vaya, termina haciendo el ridículo delante de sus amigos y familiares. “Insistí en la carga dramática y profundidad del personaje para no quedarme en la superficie de la comedia. Por eso resulta incómoda y extraña”, explica el actor en una pausa de la grabación.

 

“Esta serie tiene ambición de gran relato. Los capítulos pueden verse por separado, pero también podemos imaginarlos juntos como una película larguísima. Hemos rodado como si fuera cine”, explica Juan Cavestany. “Ha sido una grabación compleja por el número de localizaciones. Queríamos huir de los platós y apostar por escenarios reales”. El Casino de Torrelodones, El Pardo o el Templo de Debod de Madrid han sido algunos de ellos.

Aunque se la ha comparado con Louie, The Office o Larry David, Javier reconoce que, para componer el personaje, prefirió partir de cero.

La serie, que sus creadores definen como “comedia incómoda y amarga”, se empezó a gestar hace ocho años. “En aquel momento, el mercado televisivo no estaba maduro para este tipo de proyectos. Ahora, con la llegada de Movistar+ a la producción de ficción, se pueden afrontar otros retos”, declara Enrique López Lavigne, productor ejecutivo.

Álvaro Fernández-Armero y Juan Cavestany aseguran que su relación creativa ha sido muy productiva: “Me siento muy seguro con Álvaro al lado”, dice Cavestany. Y su compañero añade: “Somos muy diferentes, pero hay algo que nos une mucho y desde ahí hemos cimentado todo esto. Queríamos que la serie fuera de los dos. Ha sido más fácil de lo que yo pensaba”.

 

Por la primera temporada han pasado más de 90 actores. “No tenemos el reparto coral habitual en este tipo de series. Los personajes fijos son muy pocos pero hemos hecho un trabajo de casting muy exhaustivo para seleccionar a todos los intérpretes que intervienen”, explica Juan.

Los directores concluyen que Movistar+ no les ha puesto ningún límite. “Estamos haciendo la serie que nos gustaría ver como espectadores. Tenemos los medios y la libertad para hacer lo que queremos hacer”, dice Fernández-Armero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV