‘Allí abajo’ desde aquí arriba: nos colamos en la grabación de la serie en San Sebastián

María León (Carmen), Jon Plazaola (Iñaki), Mariano Peña (Benito) y el resto de actores nos cuentan todas las tramas de la nueva temporada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La tercera temporada de Allí abajo, que se estrena el lunes 20 en Antena 3, comienza con Carmen e Iñaki, recién casados, viviendo en el norte, ya que el cocinero empezará a trabajar con Arzak, algo que le estresará bastante, así como su nueva compañera de fogones, Gotzone (Nerea Garmendia). Y Carmen, que lleva en el alma la clínica Hispalis y su Sevilla natal, tendrá que adaptarse a la vida, totalmente diferente a la que llevaba, en el País Vasco.

Y allí ha estado un equipo de Teleprograma.rv, viviendo muy de cerca el rodaje de esta serie que, según María Leon "promete muchos líos esta temporada. Hay una gran variedad de personajes. Algunos subirán y bajarán del norte al sur de manera habitual y acabarán juntos, pero no revueltos". Rodando frente a la maravillosa playa de La Concha y del monte Urgull, donde azota un recio viento que hace volar casi todo, María y Jon continúan con su peculiar historia de amor, siempre plagada de altibajos y entuertos, y en la que no faltarán los celos.

En esta ocasión, provocados por Horacio (Gorka Otxoa, el atractivo ginecólogo con el que Carmen acabará trabajando), que traerán de cabeza a Iñaki. "Estar en esta serie es un auténtico lujo. Me he rodedado de gente estupenda", asegura Jon, que esta temporada estará más feliz porque el norte, su tierra, "tendrá mayor protagonismo".

El buen ambiente que reina en el rodaje –"Sería imposible trabajar tantas horas si la gente se llevará mal", apunta María–, se refleja en las escenas y en la comicidad de la serie que, nuevamente, hará reír al espectador. En el puerto de San Sebastián, en pleno barrio de pescadores, la cuadrilla se prepara también para rodar una de sus quedadas, siempre alrededor de un buen vino y una copiosa comida.

Los actores se mezclan con los curiosos y con los extras, dando a las escenas un tono de cotidaniedad muy atractivo. Y, además, el buen tiempo acompaña, tanto, que muchos donostiarras aprovechan para hacer deporte y, de paso, asombrarse y disfrutar con la grabación en plena calle mientras sortean los cables, las luces y los micrófonos.

Esta temporada, que constará de 16 episodios, tres nuevos personajes llegan para líar aún más la convivencia entre la pareja. Nerea Garmendia, una atractiva y joven cocinera que rivalizará todo el tiempo con Jon, metiéndose, incluso, en su vida privada.

Para Nerea, que nació en San Sebastián, formar parte de esta serie es como un sueño. "No lo dudé ni un segundo cuando me lo propusieron. Y, además, tengo a mi familia al lado de donde rodamos. Imagínate lo feliz que me encuentro, aunque también grabamos en Sevilla, de momento mucho más tiempo, donde vive la familia de mi chico [Jesús Olmedo]".

Un estado similiar vive Gorka, que ya conocía a parte del equipo de la serie y que también ha nacido y vivido en Donosti. "No me ha costado ningún trabajo integrarme en Allí abajo, aunque ya está muy consolidada, porque prácticamente conocía a todo el equipo y hacía tiempo que me pedían que trabajara con ellos".

Y el último fichaje, también vasco, es Elena Irureta, que encarna a la férrea Rosa Mari, la madre de Peio, una de las primeras mujeres ertzainas de San Sebastián. "Yo ya seguía la serie y había trabajado en teatro con alguna de sus actrices. Cuando me llamó mi representante y me dijo que me habían ofrecido un papel, me encantó. Rosa Mari pondrá a todo el mundo en su sitio", explica Elena Irureta.

Uno de los asuntos más cómicos de la serie será la adaptación de Carmen al norte, donde siempre hace frío, llueve y apenas entiende a la gente. Su misión más importante será buscar trabajo, algo que le costará bastante, y acabará haciendo todo tipo de cosas, entre ellas, levantar piedras, muy típico del norte.

Sus amigas del sur le recomendarán, incluso, un cambio de look 'a lo vasco', "pero no lo conseguirán", explica María León, que para esta tercerca temporada sí saldrá más rubia en pantalla, pero con el flequillo intacto.

Pero Carmen no será la única que sufra la adaptación en el norte. Jozé, tras la desaparición de Don Benjumea, y tras leer su testamento, heredará una casa suya en norte, donde se irá a vivir, pero no tan bien como él esperaba.

Y la cuadrilla también sufrirá alguna crisis y un enamoramiento. Ya que Iñaki tendrá que reformar el Kaia, su taberna, y no podrán celebrar sus reuniones allí durante un tiempo; Peio se enamorará de Yasmín, la cuidadora de su madre y Koldo se seguirá enfrentando a su ex mujer Izaskun, en un divorcio cada vez más complicado.

"Esta temporada, las vecinas seguirán dando guerra, pero subirán poco al norte porque su vida estará más en Triana", declara María León, que sigue compartiendo los triunfos y chascarillos de Allí abajo con su madre, Carmina Barrios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV