Mario Casas, tras caerse de 'El Continental': “Volveré a la televisión en mayo”

No ha podido compaginar la serie de Televisión Española con otros proyectos, pero asegura que regresará a la pequeña pantalla en primavera. Además, tiene pendientes de estreno 'Bajo la piel del lobo' y 'El fotógrafo de Mauthausen'.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mario Casas continúa imparable. Estrena el 9 de marzo Bajo la piel del lobo, acaba de rodar El fotógrafo de Mauthausen y, aunque ha tenido que descolgarse de la serie El Continental, ya tiene nuevo proyecto de televisión para mayo. Hablamos con él sobre todos sus proyectos.

¿Qué ha pasado con El Continental?
Pues me propusieron participar en esta serie que se desarrolla en una sala de fiestas de los años 20, dirigida por gángsters, pero no he podido aceptar por falta de tiempo.

¿Tienes ganas de volver a hacer televisión?
Sí. De hecho regresará seguramente en primavera, en mayo más concretamente. Todavía no está cerrado el contrato y no puedo decir nada, pero tengo una oferta para una ficción de ocho capítulos con final cerrado.

Por el momento te veremos en Bajo la piel del lobo, con Irene Escolar.
Eso es. La película se estrena el 9 de marzo y ha sido un reto porque mi personaje apenas habla. Además, tuve que engordar 12 kilos y jugar mucho con la mirada y la gestualidad. Es un personaje que no sabe tratar a los seres humanos. Perdió a su familia cuando era pequeño y, desde entonces, vive solo en la montaña.

Es, casi casi, un animal…
Hablé mucho con Samu Fuentes, el director, sobre la similitud del hombre con los animales en el término de relaciones sexuales. Los animales, cuando van a tenerlas, no piensan, solo buscan satisfacerse o procrear. Mi personaje no fuerza a las mujeres a tener sexo con él, pero no se plantea si están preparadas o si les apetece.

¿Cómo ha sido trabajar con Irene Escolar?
Aparte de ser una gran actriz, hemos disfrutado mucho juntos durante el rodaje. Hicimos la película muy nuestra. Su personaje es muy complejo porque acaba envenenando a su pareja para sobrevivir.

Has tenido que engordar mucho para la película…
Claro, un hombre rudo de montaña no podía tener un cuerpo atlético. Así que me puse a comer y beber por mi cuenta. Además, el rodaje coincidió con que había dejado de fumar.

Y luego tuviste que adelgazar de una manera extrema para El fotógrafo de Mauthausen.
Así es. Perdí 12 kilos porque tenía que ser, si no famélico, sí muy delgado.

¿Te perjudicó a la salud tanto cambio?
Creo que sí. Cuando estaba gordo me sentía poco ágil, todo lo contrario a lo que soy yo. Y por bajar peso, además del hambre que pasé, mantengo una ansiedad permanente de tomar dulce. Durante cuatro meses estuve obsesionado por los donetes y los filipinos. Y ahora, cuando hago mucho deporte, el cuerpo me pide chocolate, hasta el punto de levantarme de la cama y acercarme a una gasolinera para comprarlo. Por lo demás, me siento sano.

¿Cómo estás viendo a tu hermano Óscar en Cuéntame cómo pasó? ¿Te pide algún consejo?
No me pide consejo, pero me pregunta cosas y si puedo ayudarle, le ayudo, claro está. Noto su admiración y yo le veo como una maravilla, una persona muy pura, con un carácter estupendo y muchísimo talento. Tiene un carisma especial. Ahora no me pierdo un capítulo de Cuéntame (risas).

Entre tus proyectos están las películas The Last Party y El rey de todo el mundo, dirigida por Carlos Saura.
La primera es un musical que se rodará en España y México y que será un homenaje a la música y los bailes del país americano, aunque con versiones nuevas y modernas. Pero ambos proyectos no tienen fecha. Ha habido propuestas pero no hay nada cerrado porque imagino están pendientes de financiación.

Se te echó de menos en los Goya…
No me gustan las fiestas. Si hubiera tenido una película nominada, seguramente hubiera ido, pero si no tengo nada, no me siento cómodo. Soy más de estar en el campo que de ir a fiestas y estrenos… No lo paso bien en esos sitios.

¿Qué haces en tu tiempo libre?
Mucho ejercicio. Desde hace un mes tengo un entrenador personal para boxeo y me he enganchado porque es un deporte muy completo para la coordinación, para el cuerpo en lo físico y en lo mental. También salgo a correr durante una o dos horas con mi perrita Cora, una bóxer blanca; la tengo desde hace mes y medio. Intento comer bien, quedo con mis amigos, veo muchas series a la carta y mucho cine.

¿Te acercas a menudo al centro de Madrid?
No. No me gusta el bullicio del centro. Pero no porque sea más o menos conocido. No me ha gustado nunca. Cuando mi familia vivía en Barcelona, también vivíamos en las afueras, en Colbató y me han educado así. Yo prefiero vivir en una urbanización en el campo que en pleno centro de la ciudad. Ir a cenar o tomar algo un día, bien, pero nada más. Me estresa el centro.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV