'Brigada Costa del Sol': Las 6 razones para no abandonar la serie

Analizamos las claves de la serie de Telecinco en la que Hugo Silva, Jesús Castro, Miki Esparbé y Álvaro Cervantes emulan al primer grupo policial que combatió el narcotráfico en los años 70.

Las razones para no perderse Brigada Costa del Sol

Los actores nos revelan cómo han preparado sus personajes, ingeniosos y canallas, y cómo evoluciona el thriller, marcado por lealtades y traiciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1
Brigada Costa del Sol

Ficción experimental. Cuatro años ha costado que viera la luz esta producción que trasciende la moda de las series de narcotráfico. Todo empezó cuando la productora Warner Bros mostró un documental sobre la primera unidad antidroga al guionista Pablo Barrera. Convinieron que ahí había una historia y se escribieron los 13 capítulos. Costó encontrar las localizaciones acordes a los años 70 y cuadrar el calendario de sus protagonistas.

Es una ficción que experimenta; acerca al espectador de hoy el clásico policiaco; tiene el aire de Scorsese en Uno de los nuestros, con el uso de la voz en off”, dice Hugo Silva, que encarna a Bruno, al visceral jefe de la Brigada creada en Torremolinos en 1977. “Estaban en desventaja frente a los narcos. No tenían medios. Tiraban de intuición y de ingenio. Y vivían al límite”.

2
Pepón Nieto en Brigada Costa del Sol

La preparación. Para preparar el papel, “vimos el documental Los que caminan solos y hablamos con policías que tuvieron contacto con ellos [se cerró en 1982]”. “Nos dijeron que eran mitad agentes, mitad delincuentes; era la única manera de combatir el delito”, añade Miki Esparbé –el listo del grupo en la ficción–, que ahonda en la impunidad con la que abordaban sus misiones.

Pero primaba la lealtad. “Se necesitaban los unos a los otros para trabajar mejor, y no podían fallar al compañero”, dice Hugo. “Se hicieron grandes amigos, que hoy, 40 años después, siguen viéndose en cumpleaños o por el nacimiento de un nuevo nieto”, explica el productor Fernando Bassi.

3
Brigada Costa del Sol

No es un bopic. Se inspira en el grupo pero no es un biopic. “Los personajes no tienen ni los nombres ni las características de aquellos policías. Sí tienen guiños –Bruno hereda el mote de Gonzalo Prieto, El anarco, por su forma independiente de trabajar– y viven anécdotas reales, sacadas de Vivencias de un policía. Tráfico de drogas en la Costa del Sol. 1976-1992, el libro de uno de ellos, José Cabrera”, explica Pablo Barrera, creador y guionista.

4
Sara Sálamo en Brigada costa del sol

Líos amorosos. También son ficción las tramas de traiciones –en el grupo, entre los narcos, las familias– y el doble triángulo amoroso: de Bruno, su esposa y La Buhíta; y el de esta última con el jefe del clan y su compañero, Leo (Álvaro Cervantes). “Es el señorito, con una máscara de disfrutón, pero que lleva una procesión por dentro”, dice el actor, que sorprende en su cambio de registro de Carlos V a un bailón, loco por la suecas que venían como turistas a la Costa del Sol.

5
Brigada Costa del Sol

La polémica con los acentos.Para dotarle de realismo, apostamos por el acento andaluz. Nos ayudó un coach –dice Barrera–. Con Hugo fue fácil, es mitad gaditano; Álvaro se lo empollaba día a día; Jesús y muchos secundarios y episódicos son de allí”. Hugo añade: “Soy hijo y nieto de andaluces; me educaron con ese acento, esa cultura y esa filosofía, y asumí el personaje como un homenaje a mi familia y a mis raíces”.

Hugo se ha echado la serie a la chepa .Se ha transformado física e interpretativamente para ser Bruno. No se parece a ninguno de los policías que ha hecho. Buscó referentes propios, un familiar suyo parecido a ese tipo que destroza la vida a la gente”, asegura Barrera.

6
las razones para ver Brigada Costa del Sol

Los escenarios y el futuro de Netflix. El 40 por ciento se ha rodado en la costa malagueña. “Las localizaciones, su cálida fotografía y la guasa del sur, que roza la comedia, son sus sellos de identidad”, añade Esparbé.

La incógnita de quién dispara a Bruno en el Mirador del Lobo, se mantiene toda la temporada, que cubre seis meses de la Brigada. A los grandes villanos, los hermanos Peña, se sumarán otros narcos, y los personajes femeninos de La Buhíta y Marielena (Cayetana Cabezas), ganarán peso por sí mismas”, avanza Barrera.

Una vez Brigada... concluya en Telecinco, el 22 de julio, Netflix lo emitirá en 190 países.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV