La sandía, el superalimento preferido del verano

Es una de las frutas de los meses estivales por excelencia porque además de ser refrescante, aporta mucho líquido a nuestro cuerpo y tiene pocas calorías y mucha fibra.

niña pequeña disfrutando de una sandía en el campo
Westend61

    Con la llegada del verano, el consumo de sandía se dispara. Es una de las frutas de verano por excelencia porque además de ser refrescante, aporta mucho líquido a nuestro cuerpo y mucha fibra, elementos que necesitamos a lo largo de los tres meses de más calor en el año, por lo que está siempre presente en nuestras recetas de verano. Junto con el melón, es la fruta más demandada cuando aprieta el calor y esto no es solo por su sabor sino también por los beneficios de la sandía.

    Originaria de África, hoy se consume en todo el mundo y es una de las frutas favoritas cuando aprieta el calor porque, además de los beneficios que nos aporta, es dulce y refrescante, no en vano tiene un 95% de agua. Las mejores son las sandías ecológicas con semillas y, si quieres acertar a la hora de elegir una con el mejor sabor, éstas suelen ser las que tienen más peso y suenan huecas al golpearlas.

    La sandía es tan deliciosa que puedes tomarla sola o como ingrediente principal de algunas recetas. Su versatilidad en la cocina hace que podamos incluirla en recetas tan refrescantes como el gazpacho de sandía, en un rico granizado o en polo combinado con el melón, la otra fruta por excelencia de los meses de calor.

    sandía partida por la mitad y rodajas en un plato
    Tsvi Braverman / EyeEmGetty Images

    ¿Qué beneficios tiene la sandía y para qué sirve?

    Uno de los grandes beneficios de la sandía es que tiene un gran número de nutrientes y vitaminas muy beneficiosas para nuestra salud, como el licopeno, una sustancia que además de darle su característico color rojo es un antioxidante muy potente que reduce el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y las arterias, según un estudio realizado en 2017 en la Universidad Estatal de Florida. En él se descubrió que mejoraba la función arterial y reducía la presión sanguínea porque eso también es muy beneficioso para las personas con hipertensión.

    Además, ayuda a controlar nuestro peso, según un estudio de 2019 de la State University de San Diego, y es que tiene efectos saciantes que duran hasta más de 90 minutos después de comerla, por lo que es perfecta para un tentempié saludable. Esto se suma a la efectividad de su fibra, que aunque tiene poca, va justo a estimular el crecimiento y la actividad de la microbiota presente en el intestino grueso, la cual se la relaciona con la función inmunológica sana y el buen estado de ánimo.

    Pero si hay un beneficio de la sandía que enamora a los deportistas es su propiedad antiinflamatoria y analgésica. Por eso es ideal tomarla licuada después de hacer tu rutina de ejercicios para estar perfecta este verano. Evitarás agujetas y te refrescarás.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo