Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Los productos de temporada, tu mejor aliado

Saludables y más económicas, apuesta por las frutas y verduras que nos regala la naturaleza en esta época: naranjas, fresas, judías verdes, coliflor... Te damos las claves para seleccionar los mejores productos y sacarles el máximo partido.

Saludables y más económicas, apuesta por las frutas y verduras que nos regala la naturaleza en esta época: naranjas, fresas, judías verdes, coliflor... Te damos las claves para seleccionar los mejores productos y sacarles el máximo partido.

1 de 14
Salud y ahorro

Los productos de temporada son la solución perfecta para seguir una dieta sana y saludable sin desequilibrar nuestro presupuesto, porque son más económicos.

Verduras como las judías verdes, la coliflor o los guisantes y frutas como la naranja, el plátano o las fresas son este marzo la opción perfecta para llenar la cesta de la compra de forma saludable. Aprende a sacarles el máximo partido.

Las mejores recetas y trucos de tus alimentos favoritos.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Judías verdes

Ricas en fibra, vitaminas y agua, resultan perfectas para dietas deportivas y de control de peso gracias a su escaso aporte calórico (30 cal cada 100 g).

Para seleccionarlas, escoge los ejemplares de un verde vivo, de aspecto terso y brillante, que al romperse crujan y que las semillas no estén muy marcadas.

Para conservarlas de forma óptima, guárdalas en el frigorífico dentro de una bolsa de plástico con agujeros. Otra forma de conservarlas es congelarlas después de escaldarlas. 
 
Cómo disfrutarlas: Rehogadas con jamón serrano o bacon, con tomate natural o puré de patata, en ensalada… e incluso con ventresca están deliciosas. Resultan perfectas como acompañamiento de ave, carne roja y pescado. No en vano son una de las legumbres más vendidas de Europa.

Si quieres degustarlas de una forma original y diferente, toma nota de esta deliciosa receta: Ensalada de judías verdes con ventresca.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Guisantes

Ricos en vitamina C y minerales, como hierro, calcio, fósforo y fibras, poseen propiedades beneficiosas para la circulación sanguínea y el tránsito intestinal. Además, protegen el sistema nervioso y mejoran el estado de ánimo.

Cómo seleccionarlos: Aunque es habitual el consumo de guisantes congelados, si los compramos frescos hemos de vigilar que las puntas de las vainas sean rectas y firmes y de un color verde brillante.

Cómo disfrutarlos: Salteados con jamón o bacon y ajo, en crema… los guisantes son un primer plato perfecto para comidas y cenas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Espárragos trigueros

Ricos en agua y bajos en grasa, aportan muchas vitaminas (A, C y E), proteínas y fibra. Tienen un alto contenido en potasio, fósforo y magnesio y destaca una importante presencia de folatos, antioxidantes directamente relacionados con la producción de glóbulos blancos y rojos.

Cómo seleccionarlos: Para saber si son frescos, debemos fijarnos en las puntas (han de estar cerradas y compactas), y el tallo, que no debe presentar golpes ni manchas. Los espárragos pueden consumirse en un plazo de tres a cinco días en el frigorífico. Si necesitamos que aguanten más, ganaremos un par de días si los cubrimos con un paño húmedo.

Cómo disfrutarlos: Perfectos para maridar con todo tipo de pescados, aves y carnes rojas. Resultan deliciosos fritos, gratinados, a la plancha o incluso en sopa o tortilla. También pueden disfrutarse en una ensalada templada. En ese caso, se recomienda utilizar solo las puntas (mucho más tiernas).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
Alcachofas

Rica en hierro, fósforo, vitaminas A, E, B1 y B2, ácido fólico… aunque en su mayor parte está compuesta por agua. Entre sus propiedades, se las considera un buen alimento contra la diabetes, la osteoporosis, la circulación, el estreñimiento, la ansiedad y cáncer de mama y colon.

Cómo seleccionarlas: Los expertos recomiendan apretar ligeramente la alcachofa para comprobar si está crujiente como prueba de su frescura. Por el contrario, debemos desechar aquellas cuyas hojas se abran con facilidad o estén blandas.

Cómo disfrutarlas: Crudas, al vapor, gratinadas, en escabeche, a la plancha, en ensalada… La alcachofa admite casi todo tipo de recetas. Sólo hemos de recordar echarle unas gotas de limón a la hora de prepararlas para evitar que se ennegrezcan. Para consumirlas crudas, se recomienda comer el corazón acompañado de un aceite de oliva virgen extra y ajo. Si nos decantamos por la plancha, no cortaremos las puntas, para que no se sequen.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Coliflor

Sus principales propiedades nutricionales radican en su aporte de vitamina C y minerales como potasio o sodio. De bajo contenido en grasas y alto poder diurético, es habitual en las dietas de adelgazamiento.

Cómo seleccionarla: Para saber si una coliflor está fresca, podemos fijarnos en que las hojas de color verde no estén secas. La parte blanca debe estar firme, limpia y compacta, por esa razón debemos desechar las que tengas mancha o estén blandas. No conviene lavarla antes de cocinarla.

Cómo disfrutarla: El fuerte olor que despide al ser cocinada es el peaje que hemos de pagar si queremos disfrutar de esta verdura aunque tiene solución: basta con añadir al agua de cocción una patata para paliar un poco su inconfundible aroma. Se recomienda no tapar la olla para que el aroma no "contamine" el plato.

¿Cómo prepararla? Al vapor, frita, en croquetas, gratinada, en puré o tortilla o incluso como acompañante de pescados o aves, la coliflor es una apuesta segura.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Zanahorias

Destaca su alto contenido en betacarotenos, potasio, hierro y vitamina C. Sus beneficios para la salud son múltiples: equilibra el sistema digestivo, previene los procesos degenerativos de la piel y de la vista.

Cómo seleccionarlas: Elige aquellas que tengan un tono anaranjado vivo y hojas verdes. El tronco debe estar firme y no presentar ningún tipo de deformidades. En el frigorífico pueden aguantar hasta más de diez días.

Cómo disfrutarlas: Aunque son perfectas para consumir en crudo (y aprovechar todos sus nutrientes), la zanahoria es un ingrediente fundamental en purés, ensaladillas, pasteles salados e incluso dulces, como el famoso y delicioso carrot cake inglés.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
Remolacha

Es rica en vitaminas, potasio, hierro y azúcar y muy recomendable para combatir los desarreglos de la sangre y el hígado.

Cómo seleccionarlas: Hay que elegir remolachas lisas, firmes y con aspecto carnoso y evitar las que tienen manchas o escamas. Resisten hasta quince días en el frigorífico, pero no se recomienda congelarlas.

Cómo disfrutarlas: Son deliciosas tanto crudas como cocidas pero si se sirven crudas, lo recomendable es rallarlas (para que no resulten tan duras) y aderezarlas con aceite de oliva virgen extra y ajo. Son perfectas para poner una nota de color y sabor en ensaladas, sopas y gazpachos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Calabaza

Con alto contenido en vitaminas A, B y C, así como en minerales, tiene propiedades diuréticas y depurativos. También es rica en fibra, por lo que es aconsejable en las dietas de adelgazamiento. Además, se ha demostrado que disminuye la ansiedad por el dulce en personas adictas al azúcar. Indicada en casos de acidez de estómago.

Cómo seleccionarla: La piel debe ser madura y firme. En esta época del año, el tamaño no es muy importante pero, de cara al verano, es mejor elegir calabazas más pequeñas. Pueden durar varios meses en perfecto estado.

Cómo disfrutarla: Es perfecta para cocerla, gratinarla o rehogarla y, además, alegra cualquier puré de verduras con su sabor dulce. Por esa razón, suele ser una apuesta segura en los platos infantiles. También existen calabazas especiales, más dulces, ideales para repostería.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
Naranja

Rica en agua, ácido fólico y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, la naranja tiene una importante acción antioxidante. Destaca su alta concentración en vitamina C y su capacidad para prevenir procesos víricos, como los conocidos y temidos catarros.  

Cómo seleccionarlas: En general todos los cítricos suelen pesar bastante cuando son jugosos. A mayor peso, mayor cantidad de jugo. Huye de los ejemplares demasiado livianos para su tamaño. Deben ser consistentes, firmes y de piel lisa.

Cómo disfrutarlas: La naranja es una de las frutas más utilizadas en la alimentación. Además de ser refrescantes al natural, se pueden tomar en granizado, como infusión, en licor o mermelada o como ingrediente para repostería. Si decidimos tomarla en zumo, hay que recordar que los zumos de frutas deben disfrutarse inmediatamente después de prepararse, para disfrutar de toda las vitaminas y minerales.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Fresas

Fuente natural de antioxidantes y vitamina C. 100 gramos –lo que equivale a seis fresones medianos– contienen el 60% de la vitamina C que nuestro cuerpo necesita a diario y sólo aportan 35 calorías.

Además, tienen un alto contenido en ácido fólico, potasio, vitamina E y fibra y bajo en sodio. Por su escasa concentración de lúcidos, son ideales para regímenes.

Cómo seleccionarlas: La clave es asegurarse de que sean frutas brillantes y de apariencia fresca que conserven los tallos intactos (son alimentos delicados y perecederos).

Cómo disfrutarlas: A la hora de prepararlas, hay dos reglas de oro: 1. No es conveniente manipularlas en exceso y 2. Hay que lavarlas en el último instante y no dejarlas en remojo. Por su sabor dulce y perfumado resultan deliciosas al natural, pero es difícil no caer en la tentación de acompañarlas de nata o azúcar, chocolate, champán, zumo de naranja, vino… A gusto del consumidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Plátano

Muy rico en potasio. Contiene agua, hidratos de carbono y fibra. Es beneficioso en casos de anemia o hipertensión.

Cómo seleccionarlos: Los mejores plátanos son aquellos que están intactos, de color amarillo uniforme y no presentan golpes. Si la cáscara está aún verde, basta con dejar pasar unos días a temperatura ambiente para que maduren hasta su punto óptimo de consumo.

Cómo disfrutarlo: Además de ser una fruta excelente para tomar como postre o merienda, el plátano da mucho juego para preparar recetas para niños: en bizcocho, bañado en chocolate o con helado (banana split).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Manzana

Su alto contenido en pectina, una fibra soluble, ayuda al cuerpo a combatir el colesterol y protegerse contra la polución ambiental. Además, la manzana regula el ritmo intestinal y es eficaz en el tratamiento tanto de la diarrea como del estreñimiento. Tiene un gran poder depurativo y ayuda a mantener un nivel adecuado de azúcar en sangre.

Cómo seleccionarlas: La piel no debe tener golpes ni zonas blandas. Hemos de elegir aquellas manzanas con aspecto lustroso y bien coloreadas y evitar las que estén arrugadas. Un truco para saber si están frescas es presionar la fruta suavemente y comprobar que no cede a la presión.

Cómo disfrutarlas: Además de disfrutarlas al natural, son perfectas para hornearlas (solas o en tarta), caramelizarlas o utilizarlas para endulzar ensaladas o preparar sidra.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Piña

Su alto contenido en agua la convierte en diurética y poco energética (50 cal por 100 g). Es un poderoso desintoxican eficaz que actúa contra el estreñimiento y la retención de líquidos. Además de ayudar a regular el tránsito intestinal, es muy popular por sus propiedade deportivas y antiinflamatorias. También favorece la circulación sanguínea.

Cómo seleccionarlas: Es importante que su aspecto sea uniforme, no tenga zonas blandas y las hojas sean de un verde vivo. El truco para saber si una piña está fresca es comprobar que las hojas interiores se desprenden con facilidad. Es mejor no conservarla en la nevera y se recomienda cubrirla con un paño para evitar la absorción de humedad.

Cómo disfrutarla: La forma más común de consumirla es al natural o en conserva. También se puede macerar en zumo o con licores (de manzana o melocotón, por ejemplo), con nata o en macedonia.

Además de ser un ingrediente perfecto para todo tipo de postres, la piña marida a la perfección con platos salados: ensaladas, cócteles de marisco, brochetas o pizzas.

Conoce las propiedades de otros alimentos y sus recetas

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo