Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Pato, un bocado exquisito

Magret, confit, foie grass, micuit, parfait... En cualquiera de sus versiones, el pato es un ave de deliciosa y jugosa carne de sabor intenso que suele hacer las delicias de todo tipo de paladares. ¿A qué esperas para incorporarlo en tu menú semanal? Te contamos cómo.

Magret, confit, foie grass, micuit, parfait... En cualquiera de sus versiones, el pato es un ave de deliciosa y jugosa carne de sabor intenso que suele hacer las delicias de todo tipo de paladares. ¿A qué esperas para incorporarlo en tu menú semanal? Te contamos cómo.

1 de 7
De la nouvelle cousine a tu cocina

Protagonista indiscutible de la nouvelle cousine en sus inicios, el pato se ha hecho un hueco en restaurantes y hogares por mérito propio. La calidad de su carne y su sabor excepcional le han convertido en una carne perfecta para disfrutar en cualquier ocasión.

¿Has probado todas y cada una de sus variedades? Magret (el pato deshuesado) en su propio jugo, confitado, foie fresco, micuit, bloc de foie grass... Descubre todas las posibilidades que te ofrece esta suculenta ave.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
En su propio jugo

La carne de pato admite desde las recetas más sencillas hasta las más sofisticadas. De hecho, la receta tradicional recomienda cocinar el pato con su propia grasa en una sartén hasta que forme una capa crujiente.

Además, también queda muy sabroso y tierno cocinado al horno, como en el plato de la imagen: magret de pato al horno acompañado de chalotas, espárragos y salsa de albaricoque. 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Magret de pato con reducción de Pedro Ximénez

La carne de pato también admite recetas más elaboradas. Te proponemos una muy sencilla de preparar:

Ingredientes: •2 piezas de magret de pato de 400 g c/u. •sal Maldón •pimienta blanca molida •300 ml de Pedro Ximénez •60 g de azúcar •50 ml de agua •2 patatas grandes •aceite de oliva virgen extra

Elaboración: Para la guarnición, pelamos y cortamos las patatas en juliana y las freímos en una sartén con abundante aceite de oliva muy caliente. Retiramos cuando estén crujientes y reservamos.

Para la reducción de Pedro Ximénez, añadimos el Jerez a un cazo donde hemos puesto el agua y el azúcar previamente a hervir. Dejamos reducir hasta la mitad y dejamos enfríar. Reservamos hasta que la salsa ligue bien y coja consistencia.

Dividimos el magret en porciones, limpiamos el exceso de grasa y espolvoreamos con pimienta blanca. Marcamos la carne en una sartén al fuego y sazonamos. Servir recién hecho.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Confit de pato

¿Sabías que el confitado o confit es una técnica de conservación de alimentos con siglos de antigüedad? Cuando no había frigoríficos ni congeladores, este proceso permitía  almacenar la carne durante largo tiempo y sin perder un ápice de su sabor, textura y jugosidad.

La técnica es sencilla: se cocina la carne previamente salada en su propia grasa a temperatura suave, de forma que la sal y la grasa actúan como conservantes.

¿El resultado? Una carne jugosa y tierna que se desprende fácilmente del hueso y se deshace en la boca.  

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Muslos de pato en confit

Los muslos de pato en confit resultan tan tiernos que su carne se desprende fácilmente del hueso y se deshace en la boca. ¿Lo mejor? Se trata de una opción sana y fácil de elaborar cuando no sobra el tiempo en la cocina pero no queremos renunciar a comer bien.

Para preparar este delicioso plato, basta con volcar el contenido del envase y calentarlo en la cazuela o en el horno al baño María. Haz la prueba.

Muslos de pato en confit El Corte Inglés (600 g).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Foie de pato

Este producto se ha ganado a pulso su fama de delicatessen a nivel internacional. ¿Conoces todas sus versiones?

Por una parte, está el foie fresco, es decir, el hígado entero y crudo, que se puede preparar a la plancha. Por otra, destaca el micuit, una semiconserva cocida que se suele cortar con un chuchillo templado en agua caliente y servir con mermelada y pan tostado.

Luego están el bloc de foie grass y el parfait. ¿La diferencia? El parfait es mucho más suave que el bloc, ya que lleva menos proporción de hígado que este último.

Además de su exquisito sabor, todos tienen en común lo bien que maridan con el vino dulce, como el Jerez, y con todo tipo de compotas y mermeladas, especialmente las que incluyen frutas rojas o tomate. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Variedades para todos los paladares

Los más sibaritas encontrarán en el supermercado de El Corte Inglés un amplio abanico de foie de pato: foie fresco y variedades de bloc de foie grass con o sin trozos, así como el micuit o el parfait.

Bloc de foie grass de pato, con o sin trozos, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo