La Casa Real danesa, unida por la reina Margarita

La reina Margarita ha celebrado, esta mañana, su 78 cumpleaños rodeada de sus seres queridos, pero ante una gran ausencia.

Esta mañana se ha repetido la clásica imagen en la que la reina, Margarita de Dinamarca, saluda a los daneses que se congregan bajo su balcón en el castillo de Amalienborg para felicitarla. Pero esta vez ha habido una gran ausencia...

Faltaba, a su lado, su marido, el príncipe Henrik. El monarca consorte falleció el pasado febrero por una infección pulmonar, por lo que la imagen de la reina en soledad ha sido más triste que en años anteriores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero a su lado se ha reunido la familia, a falta del príncipe heredero Federico, que está fuera del país por motivos personales. No han querido faltar su hijo pequeño, el príncipe Joaquín, sus nueras y sus ocho nietos. Han querido arropar a la reina y hacer que luzca esa sonrisa eterna con la que ha aparecido frente a los daneses que hasta allí se han desplazado.

Para la ocasión, la reina lucía un abrigo negro y una bonita blusa azul, a juego con sus pendientes y un collar de cuentas. Por la noche, Margarita de Dinamarca dará una cena privada en el castillo de Fredensborg a la que asistirán sus familiares y amigos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo