La familia real holandesa posa como auténticas estrellas de cine

Guillermo y Máxima de los Países Bajos han posado con sus hijas –las princesas Amalia, Alexia y Ariane– para celebrar el quinto aniversario de su llegada al trono.

Guillermo y Máxima de los Países Bajos lo han vuelto a hacer. Han roto con cualquier tipo de tradición y han hecho un posado de lo más atrevido, junto a sus hijas –las princesas Amalia, Alexia y Ariane– para celebrar el quinto aniversario de su llegada al trono. Los Reyes han confiado, una vez más, en el prestigioso fotógrafo Erwin Olaf, para cuyo objetivo posan como auténticas estrellas de cine o como modelos al cierre de un desfile.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En la imagen, los reyes y sus tres hijas aparecen caminando por el salón del Palacio Real de Ámsterdam mientras miran fijamente a la cámara. Toda la escena está planeada. Todos van vestidos de negro y solo la camisa blanca de Guillermo de los Países Bajos y la blusa de Alexia –en el centro de la imagen– rompen la monocromía de estilismo de la familia. También llama la atención, que el rey de los Países Bajos no lleva corbata para dar una sensación más informal.

Frente a esta imagen, contrasta esta otra, más sobria, en la que el Rey (ya con traje y corbata) posa para el fotógrafo Erwin Olaf en otra de las estancias del Palacio Real de Ámsterdam.

En esta sesión de fotos, las princesas también han posado por separado. Amalia, la primogénita de los Reyes de los Países Bajos, posa a sus 14 años con un vestido morado de la firma LaDress.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su parte, la princesa Alexia, de 12 años, ha elegido un vestido de terciopelo negro de manga corta. Un look negro que contrasta con la blusa blanca –de Valentino– que lleva en el posado familiar.

Como su hermana mayor, la princesa Ariane, de 11 años, también ha optado por un vestido de la firma LaDress, en azul y con cuerpo y mangas de encaje.

Guillermo y Máxima de los Países Bajos también han sido fotografiados vestidos de gala. En la imagen, el Rey, que este 27 de abril celebrará su 51 cumpleaños, lleva el clásico frac, mientras que su mujer viste un modelo nude con detalles dorados de diseñador holandés Jan Taminiau que estrenó el 20 de septiembre de 2015, día de la apertura del parlamento en La Haya. Como complemento, Máxima de los Países Bajos llevaba la tiara de zafiros que lució el día de su coronación como reina, el 30 de abril de 2013.

Publicidad - Sigue leyendo debajo