Los Duques de Sussex eligen Canadá para su luna de miel

El príncipe Enrique y Meghan Markle viajarán hasta el país norteamericano para disfrutar de sus primeras vacaciones como marido y mujer.

Después de la boda del siglo, que rompió con todo lo establecido, Enrique y Meghan están deseando comenzar su luna de miel. Al parecer, los radiantes Duques de Sussex han aplazado su viaje romántico ya que Meghan quiere pasar tiempo con su madre, Doria Ragland, que viajó desde Los Ángeles para presenciar el 'Sí, quiero' de su hija con un Príncipe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque Casa Real no había confirmado nada, los rumores apuntaron a que la feliz pareja iba a comenzar su luna de miel en África, donde se enamoraron. Se habló de la posibilidad de que fuera Namibia el destino elegido. Otras informaciones señalaban a que el lugar sería la república de Irlanda, donde Meghan podría haber ejercido de guía ya que conoce bien el país tras ser embajadora de la cumbre de One Young World en 2014.

Sin embargo, finalmente los recién casados viajarán hasta Canadá para disfrutar de su luna de miel, concretamente en Outlook Cabin, ubicada en Jasper, Alberta. Allí se alojarán en un cabaña que se encuentra a los pies de las Montañas Rocosas y que cuenta con unas vistas privilegiadas.

La cabaña que tiene 600 metros cuadrados y 6 habitaciones, 4 de ellas con cama King size, y todos ellos con baño suite. El hospedaje forma parte de un complejo hotelero de lujo, Fairmont. Un lugar que no resultará extraño a ninguno de los dos. Por un lado, Meghan conoce bien Canadá ya que fue en Toronto donde vivió mientras participó en la serie 'Suits'; y por otro lado, para el príncipe Enrique tampoco es desconocido ya que tanto su abuela, la reina Isabel II, como su bisabuela elegían este enclave cuando viajaban hasta el país americano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tal y como se explica en la web del complejo, en el año 1939 Jorge VI y la reina madre se hospedaron allí cuando viajaron a Canadá para reafirmar la alianza transatlántica frente a los nazis. Tras ese viaje, fue su hija, la actual reina de los británicos, quien regresó al mismo lugar. Por este motivo, comenzaron a conocerlo como 'El retiro real'.

Nueva residencia

Los duques de Sussex viajarán hasta Australia para los Juegos Invictus 2018, una competición deportiva creada por el príncipe Enrique para militares que fueron heridos en el campo de batalla, y que les dejaron como secuela algún tipo de discapacidad.

Además, se sabe que Enrique y Meghan comenzarán su vida de casados en Nottingham Cottage, residencia actual del Príncipe en la capital británica, que forma parte del palacio de Kensington. Hasta allí se trasladarán con las mascotas de Meghan, Guy y Bogart.

Gtres

Se trata de una vivienda de 125 metros cuadrados repartidos en dos habitaciones, con comedor y un pequeño jardín. La misma casa donde vivieron por primera vez como recién casados los duques de Cambridge, el príncipe Guillermo y Kate Middleton.

Publicidad - Sigue leyendo debajo