Carolina de Mónaco, verano azul en Saint-Tropez

Los Grimaldi celebraron en la Costa Azul francesa el 19 cumpleaños de la hija pequeña de la princesa de Mónaco, Alexandra de Hannover. En la celebración estuvo el novio de la joven, que ya se ha convertido en uno más de la familia.

Carolina de Mónaco
Agencias

El 20 de julio es una fecha muy especial para la familia Grimaldi, pues la benjamina del clan, la princesa Alexandra de Hannover, fruto del matrimonio de Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover, cumple años. Y para celebrar sus 19 añitos, la hermana de Alberto de Mónaco decidió reunir a toda su familia en las idílicas aguas de Saint-Tropez, uno de los lugares favoritos de la matriarca. Allí acudió buena parte del clan para estar con la cumpleañera, que vivió su día rodeada de todos los suyos. El que tampoco faltó a la cita fue su novio, Ben, con quien la joven princesa sale desde marzo de 2017 y que está integrado plenamente a la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Agencias

A sus 61 años, Carolina derrochó glamour y estilo en el embarcadero. La princesa escogió un vestido crouchet que le favorecía mucho para la jornada naútica familiar. Como buena abuela, estuvo todo el tiempo pendiente de su nieto Raphaël, de 4 años, hijo de Carlota y del cómico Gad Elmaleh, y de la pequeña Darya Rassam (hija de Dimitri Rassam, novio de Carlota).

Agencias

La pequeña muy pronto se convertirá en su 'nieta' cuando Carlota y Dimitri se casen. La pareja decidió posponer la boda por el embarazo de Carlota, que sale de cuentas a finales de verano del que será su segundo hijo, el primero en común con Dimitri.

Agencias

Una vez más, Carolina de Monáco demostró que es una perfecta anfitriona y estuvo supervisando todo al milímetro. Estuvo pendiente de los peques, de su hija Carlota y de su nuera Tatiana Santo Domingo, que también se unió a la cita familiar. Nuera y suegra se llevan de maravilla y es frecuente verlas juntas sin Andrea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Alexandra y su amor

Agencias

La hija de Carolina y Ernesto vive una bonita relación con Ben-Sylvester Strautman, hijo de dos banqueros millonarios. La primera vez que los vimos juntos fue en marzo de 2017. Ahora pasean de la mano en Saint-Tropez, donde el chico no quiso perderse el cumpleaños de su amada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo