Sarah Ferguson y Andrés de Inglaterra, una historia de amor que se convirtió en amistad

Eugenia de Inglaterra se casa el próximo 12 de octubre y sus padres, acapararán muchas miradas al ser una de las parejas divorciadas mejor avenidas de los royals europeos.

Sarah Ferguson y Andrés de Inglaterra fueron una de las parejas más populares desde que se conoció su noviazgo en 1985. El carácter extrovertido de Sarah y sus espontáneas reacciones y el pasado de mujeriego de Andrés ayudaron a que protagonizaran muchos titulares y que la prensa estuviera pendiente de cada movimiento que la pareja hacía. Se casaron en julio de 1986, pero el matrimonio se rompió años después y en 1992, la casa real británica anunciaba su divorcio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty Images

Sarah, de 'buena familia'

Sarah Margaret Ferguson, más conocida como Fergie, nació el 15 de octubre de 1959 en Londres (Reino Unido) en el seno de una familia de la nobleza. Sus padres eran Susan Wright y el mayor Ronald Ferguson, que fue instructor de polo del príncipe Carlos de Inglaterra. Tiene una hermana, Jane, dos años mayor que ella, por parte de padre y madre y tres más por parte de padre.

Conocidos desde niños

Aunque Andrés y Sarah se conocían desde niños y se movían en los mismos círculos, no coincidieron hasta que la princesa Diana, que ya estaba casada con el príncipe Carlos, hizo que volvieran a encontrarse en las carreras de Ascot. Lady Di conocía bien a los dos e intuía que podrían gustarse.

Getty Images
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y Diana no se equivocó. Tanto Sarah como Andrés eran aficionados a la vida nocturna y las fiestas, por lo que congeniaron enseguida y la química entre ellos era más que evidente. Diana vio como su vida solitaria en palacio podía mejorar si su relación se consolidaba.

Agencias

Andrés, el ojito derecho de su madre

Por su parte, el príncipe Andrés ha sido siempre el hijo favorito de la Reina Isabel y ha sido el más consentido de la familia. De hecho, es al que la Reina más ha "perdonado" sus pecados, ya que a Andrés siempre le ha perseguido su adicción a las fiestas, su fama de playboy y en más de una ocasión los medios le han acusado de derrochador, frívolo y ser menos inteligente que sus hermanos Carlos y Eduardo.

Agencias

Sarah y Andrés anunciaron su compromiso el 17 de marzo de 1986 y celebraron su boda el 23 de julio en la Abadía de Westminster. Minutos antes de la ceremonia, la reina Isabel II les concedió el título de Duques de York. El matrimonio tuvo dos hijas, la princesa Beatriz nacida el 8 de agosto de 1988, y la princesa Eugenia, nacida el 23 de marzo de 1990.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Agencias

Poca vida en común

Sin embargo la pareja no pudo resistir la escasa vida matrimonial que compartían, ya que debido a los muchos compromisos profesionales de Andrés, apenas pasaban 40 días al año juntos. Además, de ser miembro de la familia real, a la apretada agenda de Andrés, había que sumar su trabajo como piloto militar de las Royal Air Force. "Uno es primero príncipe, después soldado, y finalmente marido", dijo Andrés hace años en referencia al poco tiempo que pasaba con su familia.

Durante sus largas ausencias, a Sarah se la relacionó con otros hombres y los rumores de infidelidad estuvieron muy presentes en esa época. Finalmente, decidieron anunciar su separación el 19 de marzo de 1992.

Tras su separación, Fergie pasó a ser persona non grata para la Familia Real Británica, pero entre ellos fue el amor que se tuvieron dio paso a una gran amistad. Tan buena era su relación que siguieron viviendo bajo el mismo techo y actualmente viven juntos en la residencia oficial de Andrés, en Royal Lodge en Windsor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Unos ex muy bien avenidos

Fue unos meses antes de la boda de Harry de Inglaterra con Meghan Markle cuando Sarah obtuvo el "perdón" público de la reina Isabel, coincidiendo con ella en las carreras de Ascot donde pudimos verlas en una charla de lo más animada.

La buena relación de Sarah con la familia real se vio confirmada cuando fue una más en la boda del hijo de Lady Di, estando entre los invitados como un miembro más de la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo