Carlos Felipe de Suecia habla de las burlas que sufrió por su dislexia

El hijo de Carlos Gustavo de Suecia ha participado en la Cumbre Mundial sobre la Dislexia, denunciando públicamente lo cruel que puede llegar a ser la gente con las personas que sufren este trastorno del aprendizaje.

Carlos Felipe de Suecia habla de las burlas que sufrió por su dislexia
Gtres

La familia real sueca no tiene reparos en hablar de sus problemas con la dislexia. Los tres príncipes de la monarquía europea, Victoria, Magdalena y Carlos Felipe, han heredado de su padre, el rey Carlos Gustavo de Suecia, este trastorno que afecta a más de un 10% de la población y que dificulta, en mayor o menos medida, la lectura y la escritura de las personas que lo padecen. Una realidad que, más allá de los inconvenientes que puedan llegar a generar en el día a día, suele ser el origen de burlas e incomprensión por parte de las personas que no son disléxicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ante esta cruda realidad, los príncipes suecos trabajan activamente en distintas asociaciones que tratan este trastorno, abogando siempre por hacer públicas sus experiencias personales para ayudar a aquellas personas que se encuentren en su misma situación. Por ello, Carlos Felipe ha asistido a la Cumbre Mundial sobre la Dislexia, celebrada este mes en Londres, explicando lo traumático que fue para él las mofas que surgieron después de que, en 2013, confundiera el nombre de uno de los ganadores durante una entrega de premios.

Gtres

“La gente fue muy dura conmigo, fue una sensación terrible”, aseguró a The Sunday Times el miembro de la familia real, quien vio como su equivocación se convertía en carne de cañón para los memes de Internet. Por su parte, su esposa Sofía Hellqvist apuntó que esas críticas muchas veces echan por tierra el potencial que tiene su marido a la hora de hablar en público.

Nada me produce más tristeza que nos consideren estúpidos a aquellos que sufrimos dislexia porque no lo somos. Sé cómo te sientes cuando alguien cree que no sirves para nada. Los insultos y las burlas te hacen todavía más inseguro, y esto agrava el trastorno y se convierte en una espiral”, reconoció Carlos Felipe hace algún tiempo.

Hace unos meses, su hermana Victoria de Suecia apareció en un documental y confesó la preocupación que siente porque sus dos hijos padezcan este trastorno. "Leemos muchos libros. Leer, cantar y rimar es importante para los niños y para su desarrollo", explicó. En su día, la princesa Victoria reveló que lo pasó muy mal cuando era pequeña porque sus compañeros de clase se reían de ella por sus problemas a la hora de leer. Otros miembros de las monarquías europeas que padecen dislexia son Beatrice de York, Louis de Luxemburgo, Astrid de Noruega, María Olympia de Grecia o nuestro rey emérito Juan Carlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo