Kate Middleton acierta con su look en su primer acto en solitario del año

Si Meghan Markle estrenaba su agenda en solitario de 2019 con un conjunto de lo más llamativo, en morado y rojo, su cuñada, la duquesa de Cambridge, lo ha hecho con uno de lo más sencillo pero acertado para el acto que tenía que cubrir: la visita a un jardín urbano.

Kate Middleton y Meghan Markle están 'enfrentadas', pero no por los rumores que afirman que no son lo que se dice las mejores amigas, sino por sus estilismos. Si la mujer de Harry de Inglaterra sorprendía en su primera aparición pública de 2019, en solitario, con un llamativo vestido morado y abrigo rojo, la de Guillermo de Inglaterra lo ha hecho con un look lo más informal, pero apropiado para el evento al que acudía. La duquesa de Cambridge ha visitado el King Henry’s Walk Garden, al norte de Londres, donde ha charlado con los voluntarios del jardín de los beneficios de esta zona verde urbana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty Images

Para la ocasión, Kate ha estrenado una chaqueta en tweed verde la firma Dubarry of Ireland, que ha combinado con un jersey de lana rojo de Really Wild, pantalones del mismo tono de Zara y la joya de su look: unas botas de la firma See By Chloé de gamuza con una suela gruesa y un tacón ligeramente ancho, que ahora en rebajas se pueden comprar por 269 €.

Getty Images

Kate se ha mostrado de lo más atenta con los más pequeños con los que ha estado haciendo y pintando casitas para pájaros. Y también pizzas. "George y Charlotte tendrían mucha envidia si me vieran aquí haciendo pizzas con vosotros", ha comentado la mujer de Guillermo de Inglaterra a los niños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En el mismo acto, se ha desvelado que Kate colaborará en el diseño del Chelsea Flower Show de este año junto a Davies White, un reconocido arquitecto paisajista, y The Royal Horticultural Society. Una reconocido festival de flores que tiene lugar cada mayo.

Getty Images

Este acto ha tenido lugar días después de que la duquesa de Cambridge cumpliese 37 años. Kate lo celebró con una fiesta privada para sus amigos más cercanos en su casa de campo en Norfolk, a la que no habría invitado a los duques de Sussex, lo que aumenta aún más los rumores que la relación entre ella y su cuñada no es nada buena. Quienes sí estuvieron fueron amigas de Kate,como Laura Meade y su marido James, quien es padrino de la princesa Charlotte; y Emilia Jardine-Paterson, madrina del príncipe George, entre otras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo