Guillermo de Inglaterra saca su lado más desconocido en el fútbol

Sin su esposa, el duque de Cambridge ha acudido al decisivo partido entre el Aston Villa, el equipo de sus amores, y el Derby County que acabó con la victoria del primero y su ascenso a la Premier League ante la alegría desbordante del príncipe.

Príncipe Guillermo y John Carrew
Gtres

Guillermo de Inglaterra tiene una apretada agenda, marcada por los compromisos de la familia real británica pero, de vez en cuando, tiene tiempo para evadirse de sus obligaciones. El pasado 27 de mayo, el duque de Cambridge, apasionado del fútbol, quiso acudir al partido decisivo entre el Aston Villa y el Derby County en el que, el primero, del que es seguidor, se jugaba el ascenso a la Premier League. En el palvo VIP del estadio de Wembley, el duque de Cambridge ha disfrutado como si fuera un niño pequeño.

Príncipe Guillermo y John Carrew
Gtres

Guillermo de Inglaterra ha podido disfrutar riendo, gritando y celebrando los goles del decisivo partido entre el Aston y el Derby County que ha tenido lugar en el mítico Estadio de Wembley. Un encuentro al que ha acudido sin su esposa, Kate Middleton, con quien recientemente ha celebrado su aniversario de bodas. Algo que resulta poco habitual a juzgar por las últimas citas que han mantenido en la agenda real. El duque ha estado en el palco VIP del recinto junto al ex futbolista noruego John Carew, ex del Aston Villa con quienes disputó 113 partidos entre el 2007 y 2011. Ambos disfrutaron como niños celebrando en el palco y viendo cómo el equipo de ambos ganaba el encuentro por 2-1 y lograba el ascenso a la Premier League.

Guillermo de Inglaterra, eufórico tras el triunfo del Aston Villa
Gtres

Ataviado con unos pantalones azul oscuro, camisa morada, jersey de pico negro y gorra negra, el Duque de Cambridge saltaba junto al ex futbolista, mucho más elegante, con unos pantalones vaqueros, camisa gris y un chaquetón de tres cuartos en el mismo color. Los dos se abrazaron con los goles de su equipo ya que lo que disfrutaron fue del fútbol que tanto el Aston Villa como el Derby County ofrecieron al estadio. La final cayó del lado del Aston que marcó dos tantos frente al gol de los de Derbyshire que anotaron a apenas 9 minutos del final del encuentro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo