Isabel II deja de conducir, pero solo a medias

A sus 93 años, la Reina ha decidido dejar el volante en la vía pública, aunque seguirá conduciendo por los caminos privados de Windsor, Balmoral o Sandringham.

A sus 93 años, la reina Isabel II dejará de conducir su mítico Land Rover, por consejo de sus asesores. Su marido, ya lo hizo hace unos meses, tras un aparatoso accidente del coche del que salió ileso.
Gtres

Isabel II ha tomado una de las decisiones más duras de su vida personal: dejar de conducir. A la Reina siempre le ha gustado ponerse manos al volante para sus desplazamientos privados, pero ahora, a sus 93 años y aconsejada por sus asesores, la madre de Carlos de Inglaterra renuncia a conducir por carreteras públicas. La monarca ha aceptado el consejo, pero se resiste a decir adiós a su Land Rover, por eso seguirá practicando su afición por las carreteras y caminos privados de sus propiedades como Windsor, Balmoral o Sandringham.

Y es que para sus paseos por el campo, Isabel II tiene un vehículo favorito: el Land Rover Defender. Un vínculo por esta marca que viene desde hace décadas, como puede verse en esta imagen de 1954, en la que Isabel II y el duque de Edimburgo pasan revista a las tropas de la policía a bordo de un Land Rover.

Isabel II y su marido, en 1954
Getty Images

O para actos más recientes, como este de 2017, en el que Isabel II asistió al 70º aniversario de las tropas del rey royal horse artillería en Hyde Park.

A sus 93 años, la reina Isabel II dejará de conducir su mítico Land Rover, por consejo de sus asesores. Su marido, ya lo hizo hace unos meses, tras un aparatoso accidente del coche del que salió ileso.
Gtres

La Reina ha trasladado su 'amor' por esta marca de coches a las generaciones más jóvenes de su familia, como su nieto Guillermo de Inglaterra, al que hemos visto en numerosas ocasiones conduciendo un Range Rover.

Guillermo de Inglaterra conduciendo su Land Rover
Getty Images

Según The Times, la Reina es la única persona en Reino Unido que puede ponerse al volante sin permiso de conducir, algo que hace desde bien joven, cuando se alistó en el ejército en la Segunda Guerra Mundial para tareas de ayuda. De ahí que le haya costado tanto dejar de conducir.

A sus 93 años, la reina Isabel II dejará de conducir su mítico Land Rover, por consejo de sus asesores. Su marido, ya lo hizo hace unos meses, tras un aparatoso accidente del coche del que salió ileso.
Gtres

Parece que Isabel II ha tomado esta dura decisión después del aparatoso accidente que sufrió su marido a principios de 2019. A sus 97 años, Felipe de Edimburgo conducía su propio coche y cuando estaba incorporándose de un camino, cerca de su casa de Sandringham, a una carretera el vehículo que conducía volcó, afectando a otro turismo que pasaba por allí en ese momento. Mientras que el duque, que conducía un Land Rover, salió ileso y fue atendido en su propia casa, los ocupantes del otros vehículo, en el que viajaban dos mujeres y un bebé de 9 meses, fueron llevados al hospital. El pequeño salió ileso, mientras que la conductora tenía una fractura en el brazo y su acompañante una lesión en la rodilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo