Victoria de Suecia y su marido, Daniel, coinciden en su look en su último acto público

La heredera al trono sueco y su esposo acudieron a visitar la Junta Nacional de Salud y Bienestar de Estocolmo y, por casualidad o no, eligieron un traje parecido y en el mismo tono para el recorrido.

Victoria de Suecia y su marido, Daniel, se mimetizan
Gtres

Victoria de Suecia y su marido, Daniel, no abandonan sus obligaciones y están tan enamorados que hasta 'mimetizan' sus looks. La heredera al trono sueco tiene una agenda repleta de actos oficiales y, sin ir más lejos, ayer acudió, con su marido, a la organización RFSL para conocer, más a fondo, el trabajo de esta ONG que lucha por los derechos del colectivo LGTB. Ya por la noche, la hija del rey Carlos Gustavo acudió a la misa homenaje en honor de las víctimas del avión derribado en Irán la pasada semana que tuvo lugar en la catedral de Estocolmo. La princesa, junto al primer ministro sueco, encendió una vela en recuerdo de las víctimas.

A la mañana siguiente, Victoria y Daniel, padres de dos hijos, Estela y Oscar, continuaron con sus obligaciones y acudieron a una reunión de trabajo en la Junta Nacional de Salud y Bienestar en Estocolmo. La princesa y su marido acudieron a su cita de trabajo con dos looks ideales para combatir el frío con los que, acompañados por la directora general, Olivia Wigzell, recorrieron sus instalaciones.

Victoria de Suecia y su marido, Daniel, vestidos igual
Gtres

Cuando Daniel se desprendió del abrigo que llevaba, pudimos ver que, a propósito o por casualidad, había elegido el mismo color que su esposa para su traje. Ambos lucían un traje sastre, con pantalón, en azul marino aunque el de Victoria era de terciopelo y, el de su marido, de paño.

Victoria de Suecia y su marido, Daniel, vestidos igual
Gtres

Su 'mimetizado' look tenía pocas diferencias. Mientras que Victoria escogía una blusa blanca con lazada, grandes pendientes con piedras azules y botines; Daniel combinó su traje con un jersey de cuello vuelto en color negro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo