Así ha sido la vida de Eduardo de Wessex, el hijo más desconocido de la reina Isabel II

El hijo pequeño de la soberana británica celebra este 10 de marzo su 54 cumpleaños. Repasamos los momentos más destacados de su vida.

image
1 de 13

El conde de Wessex es el benjamín de los hijos de la reina Isabel II y el príncipe Felipe. A pesar de su perfil bajo, Eduardo ha protagonizado varias polémicas que colocaron en el ojo del huracán a la Familia Real británica. Por este motivo, tanto él como su esposa, Sophie Rhys-Jones, aparcaron sus carreras profesionales para dedicarse a tiempo completo a sus obligaciones reales.

Menor de cuatro hermanos, esposo y padre de dos hijos, el príncipe Eduardo celebra este diez de marzo cincuenta y cuatro años. Repasamos los momentos más importantes de su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 13

Nacimiento. Eduardo Antonio Ricardo Luis Windsor nació el 10 de marzo de 1964 en el Palacio de Buckingham, convirtiéndose en el cuarto y último hijo de la reina Isabel II y el príncipe Felipe, duque de Edimburgo.

Meses más tarde, el 2 de mayo, fue bautizado en el Castillo de Windsor. Sus padrinos fueron el príncipe Ricardo, duque de Gloucester; el príncipe Luis de Hesse-Darmstadt; Antony Armstrong-Jones, conde de Snowdon; Catalina, duquesa de Kent y la princesa Sofía de Hannover.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 13

Sus primeros años. El menor de cuatro hermanos, el príncipe Eduardo estudió en la escuela Gibbs de Londres y en la escuela Heatherdown Preperatory, situada en Berkshire.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 13

Estricta educación. Años más tarde, igual que lo hicieron su padre y sus hermanos, asistió a la severa escuela Gordonstoun de Escocia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 13

Estudiante en Nueva Zelanda. Tras pasar por Gordonstoun, Eduardo se marchó un año a estudiar a Nueva Zelanda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 13

Universitario en Cambridge. Al volver de Nueva Zelanda, el Príncipe estudió en la prestigiosa universidad de Cambridge, siendo el cuarto miembro de la Familia Real británica en poseer un título universitario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 13

No finalizó su carrera militar. Una vez finalizados sus estudios universitarios, Eduardo se alistó a los Marina Real. Sin embargo, abandonó antes de graduarse. Es el único de los Windsor que no completó su carrera militar, rompiendo así una tradición centenaria.

Una decisión que le convirtió en el centro de todas las miradas y a su vez de las críticas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 13

Boda en contra de la tradición. El 19 de junio de 1999, después de seis años de noviazgo, Eduardo se casó con Sophie Rhys-Jones en la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor. Una decisión que iba en contra de la tradición de la Familia Real británica, que celebra los enlaces en la abadía de Westminster o la catedral de San Pablo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 13

Heredará el título de su padre. El día de su boda, su madre, la Reina, le otorgó los títulos de conde de Wessex y vizconde Severn. Sin embargo, es habitual que los hijos de los reyes reciban el título de duque, un estatus superior a conde. Ante la avalancha de rumores, la Casa Real envío un comunicado asegurando que el príncipe Eduardo heredará el título que ostenta su padre, Duque de Edimburgo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 13

Descendencia. Los condes de Wessex tienen dos hijos en común: Luisa, que nació el 8 noviembre de 2003 tras un parto muy complicado, y Jacobo, nacido el 17 de diciembre de 2007.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 13

Mala relación con su hermano mayor. Eduardo fundó en 1993 la productora Ardent TV, que le causó más de un dolor de cabeza a Isabel II. En 2001 salió a la luz que unos periodistas lograron colarse en la universidad de San Andrés, donde estudiaba el príncipe Guillermo. Esta intrusión no solo rompía el pacto de no intromisión entre la prensa y la Casa Real sino que se descubrió que Ardent TV estaba detrás de ello.

Por este motivo, la relación con el príncipe de Gales se vio deteriorada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 13

Obligaciones reales. Tras su estrepitoso fracaso profesional, Eduardo se concentró en sus obligaciones reales para evitar más escándalos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 13

Presidente de los Juegos de la Mancomunidad. El príncipes preside esta versión regional de los Juegos Olímpicos en los que solamente participan los países que integran la Mancomunidad y que se celebran cada cuatro años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo