Magdalena de Suecia cumple 36 años

La hija pequeña de los Reyes suecos, Carlos XVI Gustavo y Silvia, sopla velas este 10 de junio.

image
Gtres
1 de 22
image
123

La benjamina de la casa. La hija pequeña de los reyes de Suecia, Carlos Gustavo y Silvia, nacía el 10 de junio de 1982 en el castillo de Drottningholm, en las afueras de Estocolmo.

Fue bautizada con los nombres de Madeleine Thérèse Amelie Josephine en la Slottskyrkan (Capilla del Castillo) el 31 de agosto 1982 y recibió los títulos de princesa de Suecia y duquesa de Hälsingland y Gästrikland.

En la actualidad es la cuarta en la línea sucesión a la Corona debido al nacimiento de su sobrina Estelle, hija de su hermana mayor, la princesa Victoria, y su marido, el príncipe Daniel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 22
image
123

La pequeña de tres hermanos. Magdalena ha compartido infancia con sus dos hermanos, Victoria y Carlos Felipe, con los que siempre se ha llevado muy bien. Siendo la pequeña de la familia ha contado con los mimos de todos que han cuidado de ella.

Con el paso de los años la relación siguió siendo igual de buena, a pesar que empezaran a pasar más tiempo separados. El hecho de que Magdalena se fuera a vivir a Nueva York no fue un impedimento para que dejaran de verse y siguieran manteniendo una estrecha relación fraternal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 22
image
123

Una joven muy estudiosa. La princesa empezó el preescolar en 1985 en Västerled y después en la escuela de Smedslätts en Bromma. A partir del otoño de 1989, continuó en la escuela de Carlsson de Estocolmo y terminó el bachillerato en el Instituto Enskilda de la capital sueca.

Sus estudios han sido muy diversos: perfeccionó su inglés en Londres durante el 2001. Hizo un curso de derecho en el 2002. Completó un programa educativo de arquitectura, diseño y arte moderno y, durante el 2003, estudió en la universidad asignaturas como historia y conocimiento del arte, etnología, historia y derecho jurídico.

También hizo una tesis sobre la reina Victoria y la historia del castillo de Solliden. Finalizó con el título de Can.Fil (Licenciada en filosofía) por la universidad de Estocolmo.

Durante el otoño del 2006, Magdalena amplió sus estudios con un máster de organización y dirección en la universidad de Estocolmo. También en la misma facultad hizo, en el 2009, un curso sobre el tratamiento de niños y jóvenes en situaciones difíciles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 22
image
123

De niña a princesa. Siempre tras los pasos de su hermana Victoria, que será la próxima reina de Suecia, Magdalena fue poco a poco convirtiéndose en toda una princesa. A sus 18 años ya destacaba entre la realeza europea por su belleza y elegancia.

Rubia y con ojos azules, es todo un referente de princesa, pero también por su sencillez y solidaridad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 22
image
123

Solidaria con los más pequeños. Magdalena siempre se ha mostrado muy cercana a los más desfavorecidos, y más si son niños, por los que siente adoración y siempre está dispuesta a ayudar. Cada vez que ha podido les ha tendido su mano.

En Nueva York trabajó para la Fundación Childhood en Nueva York, que creó su madre la reina Silvia, que lucha para impedir que los niños acaben en situaciones de riesgo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 22
image
123

Su primer novio: Mattias Trotzig. Durante la primavera del 2001 la princesa conoció en una fiesta de cumpleaños en Hasselbacken al por entonces joven de 23 años Mattias Trotzig, un consultor de relaciones públicas, que pasaría a ser el primer novio de Magdalena que fuera conocido públicamente.

Mattias estuvo en la fiesta de graduación de bachillerato de Magdalena, pero no hay fotos de los dos juntos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 22
image
123

Un romance de verano: Pierre Ladow. Pero el hecho de estar con Mattias no impidió a Magdalena conocer a gente nueva. Tras la fiesta de graduación, fue de vacaciones con sus padres a la Riviera francesa, donde conoció al noble sueco Pierre Ladow, con el que mantuvo un romance veraniego.

Nadie hubiera sabido de este romance de verano si no fuera porque se les fotografió besándose. De la noche a la mañana Pierre Ladow pasó a ser el hombre envidiado por todos porque había conquistado a la princesa más bella y deseada del mundo. Pero Magdalena volvió a Suecia por orden de su padre y la historia se acabó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 22
image
123

Su relación más polémica: Erik Granath. En el otoño del 2001 y tras dejar a Pierre y terminar con Mattias, Magdalena conoce, por mediación de su hermano, el príncipe Carlos Felipe, al que sería su novio más polémico, Erik Granath.

La princesa convence a su padre para ir a estudiar inglés a Londres, y Erik se va también allí. Hay quien dice que prepararon el plan para estar juntos a su aire en la capital británica. Pero Erik no era precisamente el príncipe azul deseado...

El chico tenía mala reputación, era violento y había sido condenado varias veces por delitos menores como consumo de drogas, conducir ebrio o peleas callejeras. Aún así y sabiendo lo que pasaba, los reyes Carlos Gustavo y Silvia admitieron a Erik junto a ellos porque Magdalena dijo que se había enamorado de él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 22
image
123

La foto que enfadó al Rey. Cuando se hizo pública esta foto de Erik agarrando con una mano el pecho de la princesa Magdalena mientras ambos paseaban por Londres, el rey Carlos Gustavo pidió a su hija que terminara la relación. Ella se negó y convenció a su padre de darle una oportunidad.

Siguieron juntos, pero unos meses después, Erik era detenido por la Policía sueca por intentar vandalizar una carpa de venta de cerveza en Visby. El Rey fue tajante y la relación se rompió en noviembre del 2002.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 22
image
123

Su amor más largo: Jonas Bergström. La princesa Magdalena no perdió el tiempo y tras la obligada ruptura con Erik Granath, un mes después, a finales del 2002, conoció al estudiante de derecho Jonas Bergström, con el que mantuvo una larga relación de más de 7 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 22
image
123

Rompió su compromiso por una infidelidad. A pesar de los muchos rumores de infidelidad de Jonas, en agosto del 2009 la pareja decide anunciar el compromiso de boda, pero a partir diciembre del mismo año ya no se les ve juntos en público.

Unos meses después, en abril del 2010, la jugadora noruega de balonmano Tora Uppstrøm Berg cuenta con pelos y señales en la revista noruega 'Se og Hør' que ella y Jonas se acostaron juntos durante las vacaciones de Semana Santa del 2009.

Fue la gota que colmó el vaso. El escándalo fue mayúsculo y el rey obligó a romper el compromiso a su humillada hija, que ya sabía lo de Tora y Jonas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 22
image
123

El hombre de su vida: Christopher O'Neill. Magdalena decidió poner tierra por medio tras terminar su historia de amor con Jonas y encontró el amor poco después de instalarse en Nueva York con su perro Zorro.

Fue precisamente en la Ciudad de los Rascacielos, un par de meses después, donde conoció a Chris O'Neill. No pasó mucho tiempo antes de que se fueran a vivir juntos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 22
image
123

Romántica boda. Magdalena y Christopher contraían matrimonio en la Capilla del Castillo Real de Estocolmo el 8 de junio de 2013.

Y lo hacían en una ceremonia muy emotiva endulzada con una canción de amor de la cantante de Roxette, Marie Fredriksson, en la que ambos se prometieron una feliz vida en común y valorar las pequeñas cosas para consolidar una gran unión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 22
image
123

En la Capilla real. La boda tuvo lugar en la capilla del Castillo Real, que no ha sufrido casi cambios desde su inauguración en 1754 y que es la iglesia de la parroquia de la corte sueca.

En esta capilla se han celebrado hasta ahora cinco bodas reales, la última en 1974 entre la princesa Cristina, tía de Magdalena, y Tord Magnusson.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 22
image
123

Un vestido de ensueño. El traje de novia de Magdalena fue diseñado por Valentino en seda de organza con bandas de encaje de Chantilly en color marfil.

En la parte superior del cuerpo y en las pequeñas mangas, el encaje tomaba protagonismo mientras que el escote barco se pronunciaba un poco más en la espalda. La cintura estaba acentuada por pequeñas pinzas verticales que se abrían y caían sobre la falda, que estaba rematada con un volante.

El velo, de cuatro metros de largo, era de seda de organza terminado en tul, con un cordón de encaje de Chantilly en flores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 22
image
123

La primogénita. El matrimonio dio la bienvenida a su primera hija, la princesa Leonor, el 20 de febrero de 2014.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 22
image
123

Segundo hijo. Leonor se convirtió en hermana mayor cuando nació el príncipe Nicolás Pablo Gustavo, que llegó al mundo el 15 de junio de 2015.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 22
image
123

La pequeña de la casa. Adrienne Josephine Alice nació el 9 de marzo de 2018, llenando de alegría a sus orgullosos papás.

"Estamos muy contentos con el nuevo miembro de la familia. Leonore y Nicolás esperaban su llegada. Esperan conocer a su nueva hermanita" explicaba el marido de Magdalena a través de la Casa Real. La pequeña es la novena en la línea de sucesión a la Corona sueca y la séptima nieta de los Reyes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 22
image
123

Una familia feliz. Con esta tierna imagen, Magdalena quiso compartir la felicidad que les inundó a todos con la llegada de su pequeña.

Aunque actualmente viven en Londres, son numerosas las ocasiones que viajan hasta Suecia para visitar a su familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 22
image
123

Una mujer de ciudad. Tras romper su compromiso matrimonial con Bergström, Magdalena cambió de aires y se marchó al otro lado del Atlántico. La princesa se instaló en Nueva York, demostrando ser una mujer muy cosmopolita.

Fue precisamente en Estados Unidos donde conoció a su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 22
image
Gtres

Suecia, siempre presente. A pesar de vivir lejos de su familia, Magdalena siempre ha tenido muy presente su tierra, con la que se siente muy identificada, y sobre todo a los suyos. Tanto es así que en más de una ocasión se viste con el traje tradicional de su país.

Magdalena vuelve muy a menudo a Suecia, ya que no ha querido descuidar en ningún momento algunas de sus obligaciones como Princesa y ha estado al lado de sus padres y sus hermanos en los momentos más importantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 22
image
123

Cambio de 'look'. La Princesa destacó desde muy joven por su melena rubia natural, cuando se fue a Nueva York cambió por un color castaño caoba. La benjamina de los reyes de Suecia apostó primero por un castaño y más tarde convertirlo en un moreno claro.

Sin embargo, en cuanto al peinado, siempre ha sido muy sencillo, dejando caer sus ondulaciones por encima de los hombros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo