Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

La Familia Real noruega celebra la confirmación del hijo mayor de Mette-Marit

Los Reyes Harald y Sonia, los príncipes herederos Haakon y Mette-Marit y sus dos hijos, los príncipes Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, asistieron a la confirmación de Marius Borg Høiby, hijo mayor de la princesa y fruto de una relación anterior.

Los Reyes Harald y Sonia, los príncipes herederos Haakon y Mette-Marit y sus dos hijos, los príncipes Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, asistieron a la confirmación de Marius Borg Høiby, hijo mayor de la princesa y fruto de una relación anterior.

1 de 15
La Familia Real al completo

La confirmación Marius Borg Høiby, el hijo mayor de la princesa Mette-Marit fruto de la relación de juventud anterior a su matrimonio con el príncipe heredero Haakon, reunió este domingo a toda la Familia Real .

Los reyes Harald y Sonia, los príncipes Haakon y Mette-Marit y sus hijos, los principitos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, llegaron poco antes de las 11.00 horas de este domingo 2 de septiembre a la iglesia de Asker, la parroquia a la que pertenecen por residir en Skaugum, la residencia privada de los príncipes Haakon y Mette-Marit a 20 kilómetros al suroeste de Oslo, para asistir al servicio religioso de la confirmación de  Marius.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
Marius salió de la iglesia con una rosa en las manos

Una vez celebrado el oficio religioso con otros jóvenes de su edad, Marius se reunió con todos los invitados a la salida de la iglesia, donde compartieron alegrías y charlaron animadamente.

Marius Borg Høiby cumplió 15 años el pasado 13 de Enero y aunque es hijo de la princesa heredera Mette-Marit, no tiene ningún título. Aunque el padre del niño es Morten Borg, una relación anterior de Mette-Marit, el niño aparece en la página web de la Casa Real en la sección 'Familia del Príncipe Heredero', lo que da a entender que ha sido adoptado por el príncipe Haakon aunque oficialmente no ha trascendido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
Las aguas han vuelto a su cauce

Marius llegó a la iglesia pasadas las 10:30 junto con el grupo de 14 confirmantes de su misma edad, que aunque todos sonreían estaban algo nerviosos, y entre los que se encontraba su 'novia' que también iba a ser confirmada ese día. Todos vestían las clásicas túnicas blancas que más bien parecen los hábitos de fraile.

La confirmación de Marius se produce en un momento en el que la normalidad preside la actualidad de la Familia Real noruega, después del revuelo que causó que Marius publicara en una red social unas fotos de la familia en plenas vacaciones, que aportaban su ubicación geográfica y ponían en peligro su seguridad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Mette Marit, una noruega tradicional

Mette-Marit vestía para la ocasión el 'bunad' de la provincia de Rogaland, el traje típico regional noruego que es usado para las fiestas y días especiales.  Normalmente se usa el traje del lugar de nacimiento, Mette Marit es de Kristiansand, pero la princesa iba acompañada a su madre, Marit Tjessem, abuela materna de Marius, que es de Rogaland y ella vestía el 'bunad' de su región.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
Los Reyes de Noruega estaban presentes

Lo que llamó mucho la atención es que al acto de confirmación de Marius Borg Høiby, una ceremonia importante en la religión luterano-protestante de los noruegos y que se puede comparar a la primera comunión de la iglesia católica, acudieran los reyes Harald y Sonia, que no tienen relación familiar con el niño.

Sin embargo, la presencia de los reyes había estado anunciada en su agenda oficial. A Marius le conocen desde que tenía 4 años y durante todo este tiempo el niño ha crecido llamando abuelo al rey Harald y abuela a la reina Sonia.  Marius los considera sus abuelos extra y los reyes le consideran un nieto más.
La reina Sonia vistió para esta ocasión el 'bunad' de Oslo, lugar donde nació.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
Haakon, muy atento hacia Marius

El príncipe heredero Haakon estuvo en todo momento muy atento a su hijastro Marius, al que profesa un gran cariño y con el que no hace ninguna distinción respecto a sus propios hijos en el entorno familiar. Marius es fruto de una relación anterior de Mette-Marit con Morten Borg, con el que vivía sin estar casada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Mette Marit cuidó de Sverre Magnus

En algún momento y tras acabar la ceremonia, el pequeño príncipe Sverre Magnus, de 6 años, se encontró perdido entre tanta gente. Pero rápidamente su madre Mette-Marit salió a su encuentro y le tranquilizó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
La princesa y su madre

Al finalizar el oficio religioso de la confirmación de Marius, la princesa Mette-Marit abandonó la iglesia acompañada por su madre Marit Tjessem, que también iba vestida con un traje tradicional, el "bunad de la región Rogaland donde nació, aunque añadía lo competaba con un chal sobre los hombros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
Un regalo para los confirmantes

Al mediodía, una hora después y cuando el oficio religioso había terminado, los confirmantes salieron del templo con una rosa cada uno que les había dado la pastora oficiante de la ceremonia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Ingrid Alexandra de la mano de su abuela la reina

La pequeña princesa Ingrid Alexandra, que un día será la reina de Noruega, abandonó la iglesia de la mano de su abuela, la reina Sonia, a la que le hizo algunas confesiones casi al oído y con la que mantuvo una charla muy animada y repleta de mutuas sonrisas. Detrás de ellas caminaba el rey Harald V, abuelo de la pequeña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
Haakon abrazó a Marius

El príncipe heredero Haakon abrazó de forma muy emotiva a Marius tras haber recibido su confirmación religiosa.

Haakon estaba visiblemente emocionado y orgulloso del joven aunque no sea su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Marius, en los brazos de su madre

Mette-Marit también esperaba en la puerta de la iglesia a su hijo, que iba vestido con una túnica blanca, para abrazarlo con cariño. La princesa heredera estaba radiante de felicidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
Una princesita de 8 años

Vestida con un vaporoso vestido largo blanco de varias capas, la princesa Ingrid Alexandra de 8 años y primogénita del matrimonio entre Mette Marit y Haakon de Noruega, es una niña dicharachera y alegre que asumió un gran protagonismo entre los invitados tras la confirmación de su hermanastro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
El principito travieso

El príncipe Sverre Magnus, de casi dos años menos que su hermana Ingrid Alexandra, se movió alegremente entre los invitados mientras su madre le buscaba. El pequeño lucía un traje azul oscuro y parecía todo un hombrecito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
Una curiosidad sobre Marius

Curioso el detalle que Marius Borg Høiby lleve el apellido de su padre, Borg, como nombre intermedio y use Høiby, el apellido de soltera de su madre, como el familiar, cuando debería ser al revés.

Hay que recordar que los miembros de la realeza nórdica no tienen apellidos.

Tampoco los tiene Mette-Marit, que lo mismo que el resto de las princesas plebeyas y también los príncipes, perdió el suyo, Høiby, en el momento que se casó con el príncipe Haakon.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo