Gustavo González vende su casa de la playa

El colaborador de televisión ha decidido poner a la venta el apartamento que tiene en Canet de Berenguer, Valencia, para poder disolver la sociedad de gananciales con su ex mujer. Aprovechando su estancia en la localidad valenciana, el paparazzi desconectó haciendo deporte.

El paparazzi ha decidido dar un paso más en su separación matrimonial, y con el fin de poder disolver la sociedad de gananciales, ha puesto a la venta el apartamento que tiene en la localidad valenciana de Canet de Berenguer.

Por ello ha pasado unos días allí y ha aprovechado para desconectar de todo el ruido mediático en el que está inmerso desde que hizo pública su relación sentimental con María Lapiedra, ahora concursando en Supervivientes”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La venta de este apartamento también tiene otro motivo, y es el de no tener que volver a Canet, donde ya no cuenta con los amigos que tenía desde hace años tras verse envuelto en la agria polémica en la que se le relacionó sentimentalmente con la mujer de un amigo suyo de Canet de Berenguer. Historia que, aunque repetidamente desmentida por Gustavo, no ha impedido que sus amigos de dicha localidad se hayan distanciado de él.

En dos inmobiliarias

Con objeto de vender cuanto antes el inmueble, el fotógrafo visitó dos inmobiliarias para poner la vivienda en sus carteras de ventas.

El apartamento, situado a 300 metros de la playa, ha sido durante mucho tiempo el refugio de Gustavo, su ex mujer y sus cuatro hijos. De ahí que se trate de una casa bastante amplia. En total, cuenta con más de 100 metros cuadrados.

El apartamento, que está a la venta por 150.000 euros cuenta con 3 habitaciones, dos baños, cocina, salón de 30 metros, y una amplia terraza de 20 m. Además, la urbanización tiene piscina y garaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Deslealtades, traiciones y desconfianzas

Deshacerse de esta vivienda le permitirá a Gustavo cerrar uno de los frentes más agrios en los que se ha visto envuelto: la acusión de haber tenido una supuesta aventura amorosa con la mujer de un amigo de Canet.

A esta supuesta relación, se le han ido sumando otras que el periodista habría tenido mientras mantenía una relación intermitente con María Lapiedra. A pesar de sus desmentidos, los continuos comentarios de sus compañeros de trabajo sobre las verdaderas intenciones de la ex actriz porno hacia Gustavo, han hecho que la relación de la pareja haya hecho aguas en algunas ocasiones.

Sin embargo, parece que su amor es más fuerte. De hecho, poco antes de que Lapiedra partiera hacia Honduras para concursar en “Supervivientes”, vimos a la pareja con las dos hijas de María pasando una feliz jornada en Madrid como una auténtica familia.

Si bien, el aterrizaje de María en la isla ya ha ocasionado el primer disgusto para Gustavo: el hecho de que María hablase de su ex mujer en Honduras no le ha hecho la menor gracia al colaborador. Aunque seguirá defendiéndola hasta quedarse sin argumentos, tal y como ha declarado. Y es que, son muchos los que han dudado de que María Lapiedra vaya a serle fiel durante el concurso, algo que a Gustavo le puede provocar alguna desconfianza.

En definitiva, el reality supone una nueva prueba de fuego para la pareja, ya que el último mensaje de la catalana a Gustavo antes de partir hacia Honduras fue que esperaba que él le fuese fiel en Madrid durante su estancia en el reality.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La casa de Gustavo

Te mostramos en exclusiva las fotos del interior del apartamento que Gustavo pone a la venta por un valor de 150.000 euros.

La vivienda está situada en una urbanización, a 300 metros de la playa.

En la urbanización hay una piscina de niños y otra de adultos.

La casa cuenta con una amplia terraza de 20 metros cuadrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La casa cuenta con tres dormitorios. Sobre estas líneas podemos ver la habitación principal.

Los dormitorios de los hijos de Gustavo tienen literas, para aprovechar al máximo el espacio.

Cada uno tiene su estilo propio, en el color de la ropa de cama marca la diferencia.

El apartamento cuenta con dos grandes baños completos.

Cada baño tiene un alicatado diferente pero los dos son exteriores.

Con un total de 30 metros cuadrados, el salón tiene zona de comedor.

La cocina está completamente amueblada, con mesa para desayunar y puerta de acceso a la terraza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo