Lidia Torrent: "Me veo vestida de novia"

La hija de Elsa Anka sueña con casarse... ¡algún día! ¿Será Matías Roure, el barman de 'First Date' el afortunado que la llevará al altar? El tiempo lo dirá, de momento la pareja disfruta de su amor y se deja ver de lo más acaramelada por el Torneo Conde de Godó, donde Lidia nos contó alguno de sus planes más inmediatos.

Lidia Torrent y Matías Roure
Jordi Bardajil

Lidia Torrent (23) asistió al Trofeo Conde de Godó de Barcelona acompañada de su pareja y compañero de 'First Dates', Matías Roure (35). Unos días después de celebrar el Día de Sant Jordi y asistir al desfile de Pronovias, nos contó cómo va su relación y sus proyectos de futuro tanto a nivel personal como profesional. Lidia se siente preparada para hacer frente a un proyecto de televisión en el que tenga más protagonismo y se encuentra muy satisfecha de que Matías se lleve de maravilla con su hermano Miquel (17), su punto débil, con quien ha afianzado una bonita amistad hasta el punto de quedar para cenar o practicar deporte cuando ella no está.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Has venido a ver a Rafa Nadal?

Sí, también he visto a Feliciano, que jugó un gran partido contra un serbio y ganó él. Y hoy que es el último día que vengo me voy por todo lo alto viendo a Rafa Nadal.

Tu madre es muy seguidora del tenis, vemos que te ha trasmitido la afición.

Sí, de hecho, he jugado al tenis durante 6 años y soy una gran amante de todos los deportes. El gimnasio lo tengo más atravesado, pero he jugado a futbol, a básquet, a tenis.

Has venido con Matías, ¿él también es deportista como tú?

Sí, de hecho, más que yo. Yo no sé estar corriendo sola en una cinta, soy más de deportes de competición. De hecho, soy bastante competitiva, pero tengo buen perder.

¿Esta competitividad te ha venido bien en tu carrera profesional?

No, a nivel profesional cero. Solo en el deporte o si juego al uno. Con mis compañeros de trabajo nada.

Imagínate que te has enamorado de uno de ellos…

Sí, aunque eso ya depende algo de la selección natural.

Matías Roure con su novia, Lidia, y su suegra, Elsa Anka.
Guillermo Jiménez

Hace dos días fue Sant Jordi, ¿hubo intercambio rosa-libro?

Sí, me regalaron dos rosas. Una de Matías y otra de mi hermano, fue la primera que me regalaba mi hermano y es quien me roba el corazón más que ninguno. Y de Matías es el segundo año que recibo rosa. Estábamos en Madrid por estas fechas, pero, aun así, conocía la tradición por mí, y me la regaló.

¿Sabe Matías que tu hermano Miquel es tu punto débil?

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sí, es mi punto débil, la persona que más puede conmigo. Ellos dos se llevan súper bien, se van a entrenar juntos. Incluso si yo tengo algún plan o algo, ellos dos comen juntos, cena juntos… Ellos van por libre.

¿Qué libro le regalaste?

Mira, yo le he regalado muchos libros durante el año y como los tiene pendientes, no le regalé ninguno para Sant Jordi.

Tienes carácter.

Es que, si tiene libros a medias, para qué le voy a regalar más.

¿Eres más lectora que él?

Sí, a mí me gusta mucho leer. Eso no es ni bueno ni malo, pero me gusta mucho.

Lidia Torrent, con sus compañeros de ’First Date’.
Cedida por Cuatro

¿Te ves en otro programa con más cancha?

Estoy con ganas y predispuesta. Estoy abierta a ello. Tengo las ganas y los miedos normales, que tendría todo el mundo, pero si surgiera algo, me lanzo.

Te hemos visto en el desfile de Pronovias, ¿te has fijado en algún modelo para ti?

No, el desfile me pareció impresionante tanto la decoración como los vestidos. Me sentí una princesa con el que me prestaron, pero todavía es pronto para casarme.

Pero a veces al ver los desfiles con los vestidos tan bonitos, entran las ganas.

A ver, yo me veo de blanco y siempre he querido casarme, no sé si por la iglesia o lo civil, peor vestirme de blanco y reunir a mis amigos y familia en una celebración del amor, me apetece muchísimo.

¿Eres de transparencias y vestidos tatuajes o más clásica?

No sé, me gustan los arriesgados, aunque quizá para una boda soy un pelín más clásica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo