Julián Contreras, en 'Lazos de sangre': ''No tengo contacto con mis hermanos''

El hijo pequeño de Carmina Ordóñez recuerda uno de los peores episodios de su infancia al mismo tiempo que asegura no mantener ningún tipo de contacto con sus hermanos, Francisco y Cayetano Rivera, los cuales están cada vez más unidos a su otro hermano, Kiko Rivera.

Julián Contreras habla en 'Lazos de sangre' de la relación que mantiene con sus hermanos.
TVE

Tras repasar las sagas de los Alba y de los Flores, el programa de TVE ‘Lazos de sangre’ ha puesto el foco en otra de las familias más mediáticas y relevantes de nuestro país: los Rivera Ordóñez. El especial biográfico ha contado con los testimonios de algunos allegados al mítico torero Paquriri y la que fuera su esposa, Carmina Ordóñez. Entre ellos, encontramos el del hijo pequeño de ‘la divina’, Julián Contreras Jr., quien habló, tanto en el documental como en el debate posterior de ‘Amigas y conocidas’, de la relación que mantuvo con su madre, así como la que ahora mantiene con sus hermanos, los toreros Francisco y Cayetano Rivera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
TVE

Carmen Rigalt, presente en la mesa del programa presentado por Inés Ballester, sacó a colación un episodio truculento que Julián relata en uno de sus libros publicados. "Hay un episodio extraño que cuenta él en un libro que escribió y es que siendo pequeño en Marrakech amaneció con quemaduras en un brazo", señaló.

Con lágrimas en los ojos, el joven quiso matizar sus palabras y romper una lanza a favor del buen trato recibido por su madre. "Leído o escuchado parece que es un acto casi de maltrato, pero no. Yo tenía muy pocos años y estaba en medio de fiestas de adultos hasta altísimas horas de la madrugada, casi entrada la mañana y evidentemente pues no son ambientes para un niño. Pero no partía de una actitud descuidada o de una negligencia, parte de un exceso de amor y de cariño, casi de posesión", justificó conmovido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
TVE

Tras sus matrimonios fallidos con Francisco Rivera y Julián Contreras, Carmina Ordóñez volvió a pasar por el altar en 1997 del brazo del bailarín Ernesto Neyra, un matrimonio al que Julián no da ninguna importancia. “A mí no me consta que mi madre se casase tres veces. Mi madre se casó dos veces, tuvo dos hombres en su vida y luego todo lo demás para mí está sumido en una nebulosa completamente opaca. No veo nada ahí. Y yo viví cosas muy escabrosas, yo fui testigo presencial y por eso lamento mucho lo que ella vivió. Aquellos que piensan que mi madre vio en eso una oportunidad para llamar la atención, que sepan que ella nunca necesitó hacer eso", señaló el joven.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
TVE

Pese a que sus hermanos Cayetano y Francisco se negaron a participar en el documental, teniendo sus responsables que tirar de imágenes de archivo para incluir de alguna manera sus testimonios, Contreras Jr. sí que habló sobre la tensa relación que mantiene con ellos de un tiempo a esta parte. "No tenemos contacto", explicó el empresario, quien quiso quitarle hierro al asunto matizando que "una ausencia de relación no significa una mala relación".

De hecho, asegura que de encontrarse por la calle no tendrían ningún problema en saludarse y hablar, pero eso no quita para que ahora no tengan una relación estrecha. "Mi familia tiene una gran tendencia a los desencuentros", matizó irónico a lo largo del programa. Sobre la buena sintonía que actualmente sus hermanos mantienen con Kiko Rivera, aseguró no suponer ningún problema para él. "No me da ninguna envidia. Lo que sí me molesta es que se haga ver en ello un acto de desprecio hacia mí", explicó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
TVE
Publicidad - Sigue leyendo debajo