Richard Gere y Alejandra Silva cumplen su deseo de tener un hijo juntos

Los enamorados, que disfrutan de una eterna luna de miel, ha decidido cumplir su sueño de tener un hijo en común. Después de haber visitado una clínica de fertilidad, Alejandra espera su primer hijo en común con el actor más zen de Hollywood.

Richard Gere y Alejandra Silva han decidido dar un paso más en su idílica relación. Y si el pasado mes de mayo decidieron pasar por el altar, ahora la pareja espera al que será su primer hijo en común. La noticia ya la adelantó Lydia Lozano en el programa 'Sálvame', que informó de que el nacimiento del bebé esta previsto para febrero. Ahora, fuentes cercanas a la pareja, han confirmado la feliz noticia al diario 'ABC'. De este modo, Richard Gere y Alejandra Silva amplían su familia a cinco. Recordemos que Gere es padre de Homer James Jigme, fruto de su relación con la actriz Carey Lowell, Alejandra, por su parte, tiene un hijo, Albert, de su matrimonio con Govind Friendland.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

No cabe duda de que Richard Gere y Alejandra Silva viven su mejor momento. Y es que en plena 'luna de miel' celebran la llegada de un hijo. El pequeño, del que se ha confirmado que es un varón, ha sido todo un sueño cumplido por parte de la pareja, ya que Alejandra acudió a una clínica de fertilidad ubicada en Nueva York para poder realizar su sueño de tener un hijo con el actor de 'Pretty Woman'.

El amor de la pareja es incuestionable, ya que ni siquiera la diferencia de edad parece interponerse entre ellos. Recordemos que Richard Gere cumplirá 69 años a finales de agosto, mientras que Silva sólo tiene 36 años de edad. Sin embargo, si algo han demostrado Richard y Alejandra es que el amor no tiene edad. Y la prueba de todo ello es su relación de más de cuatro años.

Gtres

Su romance comenzó cuando Gere conoció a la española mientras éste se hospedaba en un hotel de Italia, un resort de lujo que estaba gestionado por Alejandra. Desde entonces, la pareja no se ha separado ni un sólo momento, mostrándose muy acaramelados y felices en sus apariciones públicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo