Así ha sido el 'Sí, quiero' de Marta Ortega y Carlos Torretta

La pareja ha sellado su amor este viernes en la más estricta intimidad en La Coruña y ha querido compartir algunas instantáneas de este gran día.

Marta Ortega y Carlos Torretta ya son marido y mujer. La pareja ha contraído matrimonio este viernes el 16 de noviembre de 2018 en una ceremonia de carácter estrictamente familiar celebrada en la tierra natal de la novia, A Coruña, después de más de dos años de intenso noviazgo. En el mismo enclave que los jóvenes celebraron su pedida de mano, han querido sellar su amor. Marta y Carlos se han casado en una celebración privada e íntima en pleno casco histórico en un edificio propiedad del padre de la novia, a la que han asistido solo los familiares directos (entre 40 y 50 personas). Aunque luego festejaran su enlace con más de 400 invitados en el Náutico, este momento querían que fuese lo más íntimo posible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La pareja se han dado el 'Sí, quiero' en régimen de separación de bienes y ante el notario coruñés Francisco Manuel Ordóñez Armán, que trabaja con los Amancio desde hace años. Y juntos han querido compartir esta instantánea para agradecer a todos las muestras de cariño que han recibido en su gran día.

Peter Lindbergh

Tras la ceremonia civil, se ha celebrado un almuerzo para el que se ha escogido al chef gallego Pepe Solla, que ha preparado un menú caracterizado por la línea de trabajo que le ha granjeado su reconocimiento internacional.

Para la ocasión Marta Ortega se ha decantado un look diseñado exclusivamente para ella por Pierpaolo Piccioli para la firma Valentino Haute Couture. Para sus pies se ha escogido unos salones escotados de piel en el mismo tono que el vestido. Como joyas, Marta ha lucido tan sólo su anillo de pedida y unos sencillos brillantes rosas como pendientes. En su muñeca, un hilo azul cumplía con la tradición de llevar algún detalle en este color.

El director creativo de Valentino, se ha referido a su trabajo con estas palabras: “Acompañar a una mujer en uno de los momentos más importantes de su vida siempre es un regalo para mí. A través de este diseño he querido transmitir un imaginario con un inusual sentido de romanticismo, lleno de ligereza, frescura e intención para ilustrar su fuerte personalidad. Un sofisticado rosa claro casi blanco fue el color elegido para el vestido. Quería que fuera ligero como un aura que irradia las emociones de la novia, no solo un vestido, sino algo más vinculado a la magia del momento, al igual que el velo y las pequeñas flores sobre el peinado de la novia. La camisa de gasa plisada y la falda hablan un lenguaje más contemporáneo y, al mismo tiempo, romántico".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por su parte, el novio ha lucido un traje clásico en color azul medianoche, confeccionado a medida por una sastrería de Savile Row con el que estaba realmente guapísimo y elegante.

Otro de los puntos fuertes del look de la heredera del imperio Inditex ha sido su ramo de novia. Marta Ortega se ha decantado para la ocasión por un ramo obra del florista francés Thierry Boutemy que está inspirado en los colores de la naturaleza gallega.

Discreto y rico al mismo tiempo, es más un ejercicio vegetal que floral, y ha sido creado específicamente para el look diseñado por Pierpaolo Piccioli para Marta. Según el propio Boutemy, el concepto del ramo “es una referencia a Marta, a su sensibilidad natural y su conexión con la naturaleza”.

Los novios han mandado un mensaje de agradecimiento a todo el mundo: "Marta y Carlos, felices por su boda, agradecen las muestras de cariño recibidas".


Publicidad - Sigue leyendo debajo