María Teresa Campos confiesa cómo es el verdadero Edmundo Arrocet

La presentadora nos ha dejado boquiabiertos con las peculiaridades más desconocidas de su chico, Edmundo Arrocet, durante su visita a 'Mi casa es la vuestra'.

image
Telecinco.es

María Teresa Campos ha visitado la famosa casa de Bertín Osborne, aunque esta vez no se iba a someter a las preguntas del anfitrión como es habitual en el programa, sino que invirtieron los papeles y fue la presentadora quien entrevistó a Bertín, dejándonos momentos de lo más emotivos. Pero también hubo tiempo de hablar de la vida de María Teresa, que confesó algunas anécdotas de lo más divertidas con su chico, Edmundo Arrocet: "Con él se ríe uno mucho… Yo algunas veces lo mataría… Como nadie es perfecto, él me aguanta a mí mis cosas, y yo las suyas", declaraba. ¿Cuáles son las peculiaridades de Bigote? Pues ella las ha contado (casi) todas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Edmundo come sin horarios, yo estoy educada por una madre en que se desayunaba a la hora de desayunar, se tomaba un aperitivo, se comía a la hora de comer y se cenaba a la de cenar… Yo para comer miro el reloj… Realmente hay que comer cuando el cuerpo te lo pide", confesaba Teresa. Pero esta no es la única curiosidad que nos ha dejado sorprendidos: "Tiene horario de artista, que está acostumbrado a acostarse tarde y levantarse tarde… Nos ponemos a ver una película, y desde que estuve mala, me quedo frita, a lo mejor me despierto a las seis y cuarto… No me gusta abrir las persianas hasta que hay luz, porque me deprime abrirlas y ver que no hay luz. Lo que hago es hacer unos ejercicios que me enseñó a hacer el hijo de Edmundo, de respiración, es una cosa hindú. Llevas la respiración a la tripa. Hago tres tandas, todas las mañanas", cuenta.

Pero aún hay más: ¡A Edmundo le gusta dormir con el colchón en el suelo! "En el suelo con una manta. Dice que por la espalda. Él tiene aparatos: me ha puesto uno en el sillón, el otro día trajo uno para mover las piernas porque dice que no ando, y digo esto es de viejas… Dice quien mueve las piernas mueve el corazón. Domina muchas cosas, pero en los temas de salud y comida le digo que no se puede ser así…", cuenta la presentadora. Y es que Edmundo ha sido vegetariano durante 25 años, pero ahora "come carne porque en la casa se le pone". Ahora parece que ha tenido que adaptarse a las costumbres culinarias de las Campos, aunque la matriarca ha asegurado que ha dado con su favorita: "Le ha dado con que la carne más buena es el conejo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo