Bertín Osborne: ‘‘Si me meto en política, Fabiola se divorcia al día siguiente”

El cantante presenta disco tras conquistar a los telespectadores de Telecinco con su programa 'Mi casa es la tuya', ahora regresa a sus orígenes con nuevo trabajo.

Bertín Osborne con Rosa Villacastín
Ana Ruiz

Para Bertín Osborne, sentarse a que le hagan una entrevista es lo más natural del mundo. Acostumbrado como está a lidiar con la prensa desde muy joven, ha conseguido lo más difícil: decir lo que le viene en gana. Lo ha hecho siempre y lo sigue haciendo ahora que peina canas. Quedamos para hablar de su nuevo disco, “Yo debí enamorarme de tu madre”; de su hijo Kike, que centra su vida; de Fabiola, la única que ha logrado domar al torbellino que lleva dentro; y de cualquier tema que surja a lo largo de la conversación, porque en todo se implica.

¿Por qué le gusta tanto provocar?

No me gusta, simplemente me están criticando por el título de este álbum, que he elegido porque es el de una canción que lleva escrita 50 años. Su autor es José Alfredo Jiménez, el mayor compositor de rancheras de la historia, que además tiene una historia sentimental muy bonita, razón por la que decidí incluirla en el disco.

Trata de una historia de amor, ¿no es así?

José Alfredo se casó con una chica treinta años más joven que él, tuvo tres hijos con ella y le dedicó esta canción que tiene una letra impresionante de bonita.

¿Va dirigido a las mujeres?

A cualquiera que le guste la música o a cualquiera que quiera hacer un buen regalo. Además, es un disco que me va a devolver a la rutina de lo que es hacer un trabajo importante, porque gracias a eso voy a volver a América, voy a visitar cuatro o cinco países, voy a emprender una gira importante por Estados Unidos, aunque lamentablemente no podré ir a Venezuela, que sería el primer país donde iría.

Hispanoamérica es un mercado importante para los españoles.

Ahora está más difícil porque las compañías de discos no se gastan un duro en promociones. Es la razón por la que muchos cantantes no hacen las giras que hacíamos nosotros y que duraban cuatro meses.

Ana Ruiz

¿Provocar le viene bien para vender más?

Si te digo la verdad, me la sopla lo que puedan decir las redes sociales de mí, porque yo no las utilizo ni tengo nada que ver en eso, no tengo tiempo que perder.

El teléfono es entonces una buena herramienta de trabajo...

Lo tengo apagado: no lo uso porque no tengo ningún interés en ser parte de ese circo por donde se mueve mucha gente aburrida y mucho imbécil. Muchos de los cuales se esconden bajo el anonimato porque no se atreven a dar la cara.

Para los artistas, depender de la tecnología ¿es bueno o malo?

Malísimo, porque antes vendías un millón de discos y ahora el mejor, el mejor, vende 40.000. Es menos del 10%, porque el público que ha crecido contigo es gente que compra el CD si tiene un sitio donde escucharlo. Todo se ha vuelto muy complicado, Rosa.

¿Cómo se puede revertir esa situación?

Con 40 años menos. Si un tío como yo es capaz de conectar con su público y hacer una gira importante es un milagro de la naturaleza. Es la razón por la que vuelvo a Miami.

Ahí vivió muchos años.

Catorce. Pasó de todo, llegué muy golpeado porque acababa de divorciarme de Sandra y estaba hundido; mejoré, hubo un momento profesional espectacular, pero decidí volver. A nivel profesional, donde más cantaba era en México y Venezuela, menos en Miami, donde era muy cómodo vivir.

Toreros como Morante de la Puebla han apoyado a Vox en Andalucía. ¿No le tienta hacer lo mismo?

A mí me lo han propuesto varias veces representantes políticos que tú conoces. Tres veces para ser exactos. Siempre he dicho que no, porque soy bastante atípico.

Ana Ruiz

¿Tan exigente es?

No, a mí me parecen bien los principios de muchos partidos políticos distintos, pero no hay ninguno que los englobe todos. Es la razón por la que he rechazado las tres veces que me lo han propuesto. He dicho que no porque soy políticamente incorrecto por naturaleza, ya que criticaría al partido en el que estuviera cada vez que hiciera falta, con lo que iba a durar cinco minutos.

¿Qué opina Fabiola de todo esto?

Que se divorciaría al día siguiente si entro en política. Y ante esa amenaza, pensé: vamos a dejarlo como está, que además estoy muy cómodo.

¿Para los artistas es un hándicap posicionarse políticamente?

Yo no me he posicionado nunca, a mí me han posicionado. Yo he votado a cuatro partidos distintos durante la democracia: A Adolfo Suárez, PP, Rosa Díez y a Albert Rivera. No he votado al PSOE porque, cuando pude hacerlo, tenía que elegir entre Aznar y Zapatero y lo tenía clarísimo.

Tampoco votó a Felipe González.

Porque cuando pude hacerlo ya no se presentaba a las elecciones. Yo no voto con la nariz tapada, yo voto lo que siento; y lo que siento es que voto a quien creo que lo puede hacer mejor o a quien más puede ayudar a España en ese momento, y no voy a hacerlo a quien quiere romper España.

¿Se refiere a Podemos?

Está claro que Podemos quiere romper España o ayudar a romperla, porque ellos son representantes del caos.

¿Sigue queriendo llevar a Felipe González a “En tu casa o en la mía”?

Incluso lo he hablado con Mar, su mujer, y no hay manera. Siempre dice que sí, pero lo va aplazando o me dice: “Si ya has entrevistado a Pedro Sánchez, que es el jefe, para qué voy a ir yo”.

Ana Ruiz

Se han cumplido 40 años de la Constitución. ¿Qué balance hace de este tiempo?

A quienes quieren reformarla del todo, yo les diría que los americanos llevan 200 años con la misma Constitución y no la han cambiado. Digo yo que si aquí en España hubo consenso y todos la votaron, incluso los catalanes, podríamos seguir con la misma. ¿Que hay que cambiar alguna cosa? Es posible, pero estando todos de acuerdo.

¿Cómo ha transcurrido su carrera?

He trabajado más con el PSOE que con el PP: a mí en Televisión Española me vetó el PP y ahora me ha quitado el veto el PSOE. No lo entiendo.

Ha cambiado el formato de su programa de Telecinco. ¿Por qué?

Ha sido un paréntesis, hemos probado y, como no funcionó, volvemos a los inicios.

¿Cuál es su secreto para sacarles tantas intimidades a sus invitados?

Al no ser periodista, no les meto el dedo en el ojo. Lo que yo pretendo es que vuelvan, y puedo garantizarte que todos están locos por volver porque se sienten cómodos.

¿Qué invitado le ha sorprendido más?

Rajoy: yo pensé que iba a ser un coñazo de programa y, para mi sorpresa, fue un espectáculo; sobre todo lo que no se vio en pantalla...

¿Qué no vimos los espectadores?

Que llegó con unos calcetines cortos y se le veían las calandracas y le dije: “Presi, así no puede salir”.

¿Qué le contestó?

Que le prestara unos míos. Y ahí nos tienes metidos en mi cuarto eligiendo calcetines: al día siguiente me los devolvió lavados y planchados. Cuando terminó el programa, ¡llevábamos seis horas de grabación!, le di un abrazo y le dije: “Presi, gracias por venir”. ¿Sabes lo que me contestó?

Ni idea.

”¡Me estás echando! Vamos a la cocina y nos tomamos un Albariño”. Terminamos a las 12 de la noche porque no había manera de que se fuera. Nos bebimos dos botellas de Albariño y una empanada que trajo y que estaba fenomenal. En la cocina, nos reunimos Fabiola, mi suegro, los niños y dos personas que venían con él.

¿Y?

Cuando su jefa de prensa le dijo que era hora de marcharse, le dijo: “Yo no tengo nada que hacer hasta mañana, no tengo ninguna prisa...” A las 12 de la noche mi hija Alejandra me dijo que llamara a su marido porque había perdido el Ave y se iba a cabrear con ella.

Estaría preocupado.

¿Sabes quién le llamó? Rajoy cogió el teléfono y llamó a Kino, mi yerno. Cuando este descolgó le dijo: “Kino, al habla el presidente del Gobierno, que estoy aquí con Bertín y Alejandra. No esperes a tu mujer que no irá a cenar”. Y Kino sin creerse quién era le contesta: “¡Y unos cojones!” ¡Imagínate la escena!

¿Rajoy es el gran desconocido?

Sin lugar a dudas, es un personaje de una categoría y una humanidad increíbles. Otra cosa es que las cosas no le salieran bien, pero la política es así. Como persona y orador, es un fenómeno.

¿Qué opinión le merece Pablo Casado?

Es un chaval encantador y le conozco bien, pero no tiene todavía el bagaje y la experiencia de Rajoy. Le va a costar mucho trabajo hacerse con las riendas de la política, pero inteligente es muy inteligente.

¿Y Albert Rivera?

Es un tío estupendo, yo le tengo mucho cariño, hablamos mucho, nos contamos cosas... Albert tiene las ideas muy claras, ha ido contra viento y marea, se ha fajado en estos años... Es un gran deportista, y los deportistas tienen algo: son muy competitivos, a mí me encanta.

Y Pedro Sánchez.

Se ha metido en un circo, apoyado por gente de todo pelaje, del que no sé cómo va a salir. Él ahora mismo debe de estar sin dormir, porque él, a quien yo conozco un poquito, es una persona de buena voluntad que quiere hacer las cosas bien. Yo creo que debería convocar elecciones y, si gana, que gane.

Ana Ruiz

¿Llegaremos a ver a una mujer con mando en plaza en Moncloa?

Ojalá, a mí me encantaría, lo he dicho muchas veces, sería una experiencia maravillosa, pero se tienen que presentar. Esperanza Aguirre y Rosa Díez pudieron serlo e Inés Arrimadas es un fenómeno.

Tiene tres hijas: ¿cómo se puede luchar contra la violencia de género?

Es terrible, lamentable, porque cada vez que oigo que han asesinado a mujer que tenía puestas no sé cuántas denuncias, me parece terrible.

¿A sus hijas las ha educado en la igualdad?

Absolutamente. Tú, que las conoces a las tres, lo sabes bien. Son autónomas, hacen su vida, son muy responsables, guapas, la verdad es que lo tienen todo. Yo me siento muy orgulloso porque son maravillosas.

¿Qué puntuación se daría como padre?

Alta, pero supongo que eso tendrías que hablarlo con ellas.

Lo he hablado y la admiración es mutua.

Me alegro porque yo lo he intentado, más en mi caso que, al no tener ellas a su madre, he tenido que hacer de padre y de madre. Yo lo que he tratado es de rodearme siempre de buena gente: si además es mi propia familia, con más razón.

¿Cómo se consigue esa unión?

Yo me caso con la familia porque el entorno es fundamental. Yo echo mucho de menos a los padres de Sandra, y a Sandra por supuesto, porque con ellos he pasado momentos inolvidables y les quería con locura.

Y con sus suegros, ¿cómo se lleva?

Fenomenal. Si no estuvieran ellos, no sabes qué problema tendríamos con Kike, porque están volcados con él, no existe nada en el mundo que no sea Kike para ellos.

¿Kike es un campeón?

Sin lugar a dudas, lo es. Mucho más que nosotros que tenemos que hacer muchas veces de tripas corazón, mientras él está descojonado, escayolado, hecho una mierda y con dolores, y entras a verle a la habitación a darle un beso y nos recibe con una sonrisa de ángel. No sé de dónde ha salido, porque es muy especial.

Y Carlos, ¿cómo lo lleva?

Es un figura, disfruto mucho con él.

Cuando los hijos son de la misma edad que los nietos, ¿se les disfruta más?

Bueno, yo tengo nietos mayores que Kike y que Carlos. No hago distingos en el cariño que les di a mis hijas cuando eran pequeñas del que les doy a ellos, en eso son iguales para mí. Quizá porque hago la misma vida que cuando tenía 30 años.

¿Se siente abuelo?

No, y me encanta que me llamen abuelo porque me parece que es una palabra maravillosa, y me llaman así, pero no me gusta.

¿Quién es Bertín Osborne?

Nació en Madrid el 7 de diciembre de 1954. Hijo único, su padre ostenta el título de Conde de Donadio de Casasola, que él herederá. Pasó parte de su infancia en Villanueva de los Infantes, Ciudad Real.
Estudió en los Jesuitas de Chamartín; en el internado San José de Campillos, Málaga; y en el Alfonso XII de San Lorenzo de El Escorial. A los 16, abandona los estudios y se va de casa para cantar en discotecas, más por afición que por necesidad.
En 1977 se casa con Sandra Domecq Williams, de la que se separó años después y con quien tuvo cuatro hijos: Cristian (fallecido), Alejandra, Eugenia y Claudia. El 10 de junio de 2006 contrajo matrimonio con Fabiola Martínez Benavides, con quien tiene dos hijos: Norberto Enrique y Carlos.
Firma su primer contrato musical en 1981 y en 1983 participa en el festival de San Remo con “Eterna enfermedad”. Tras una larga carrera como cantante y presentador en diferentes cadenas públicas y privadas, irrumpe en TVE con un programa de entrevistas, “En tu casa o en la mía”. Dos años después, ficha por Telecinco.
En navidades ha sacado su último CD: “Yo debí enamorarme de tu madre”.

La foto favorita de Bertín Osborne

Cedida

“Mi gran pasión desde que era muy pequeño son los caballos, en eso no he cambiado nada”.

Entrevista realizada en el Hotel Urso. Calle Mejía Lequerica, 8. 28004. Madrid. Teléfono 914 444 458.

Publicidad - Sigue leyendo debajo