María Teresa Campos se desprende de parte de sus enseres

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.

Todavía no ha logrado vender su casa, pero aun así María Tesa Campos ha empezado la mudanza para trasladarse al chalet que ha alquilado en Aravaca, Madrid, junto a su inseparable Edmundo Arrocet. Su nueva propiedad es mucho más pequeña, y la periodista ha tomado una decisión que le permitirá también conseguir liquidez: subastar los preciosos muebles que decoraban el que ha sido su hogar durante más de una década. Tal y como reflejan estas imágenes, en exclusiva, tanto Teresa como Edmundo supervisaron de primera mano la operación.

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.
Agencia

Dos camiones se instalaron en la puerta del chalet de María Teresa. Desde ahí transportaron los objetos a una galería de subastas en el centro de Madrid.

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.
Agencia

Entre los bienes de los que se ha desprendido la presentadora destaca un sillón en rojo y dorado que ha formado parte de los momentos más importantes de la vida de María Teresa y sus hijas. Fue donde se sentó la presentadora cuando ella y sus hijas presentaron la tercera temporada de 'Las Campos'.

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.
Agencia

Al igual que el sillón, los operarios sacaron de la casa un precioso escritorio, que también vimos durante la presentación de 'Las Campos'.

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.
Agencia

Y una coqueta mesita de recibidor.

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.
Agencia

La malagueña ha confiado en la casa de subastas Abalarte, que tiene su sede en el centro de la capital. Hasta allí llegaron un par de camiones con las pertenencias de las que se quiere desprender.

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.
Agencia

Según fuentes consultadas, esta casa de subastas funciona de la siguiente manera: primero María Teresa tuvo que enviar una foto de cada mueble para que la empresa decidiera si puede entrar en las subastas –que se realizan cada dos meses– y a qué precio. Una vez llegado a un acuerdo, el vendedor tiene que encargarse del traslado de los enseres. Si logra subastarse la mercancía, Abalarte se queda con un porcentaje que oscila entre un trece y un quince por ciento de lo conseguido.

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.
Agencia

María Teresa llegó al local especializado en subastas para ver que todos los muebles llegaban en perfecto estado.

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.
Agencia

La periodista emprende ahora una nueva andadura en un chalet de cuatro plantas que cuenta con seis habitaciones, seis baños, un jardín de 400 metros cuadrados y una piscina comunitaria. Dicen que María Teresa pagará 4.700 euros al mes de alquiler.

La periodista se muda con Edmundo a una casa más pequeña y ha decidido desprenderse de parte de los enseres que decoraban el chalet que todavía está deseando vender. Ella misma se acercó a la casa de subastas para entregar sus pertenencias.
Agencia
Publicidad - Sigue leyendo debajo