Lourdes Maldonado: "Los premios son la gasolina de la ilusión"

Naturalidad y versatilidad son dos de los muchos fuertes de esta mujer menuda que se crece ante las cámaras. Y ama su profesión casi tanto como a su marido y a sus hijos.

Lleva años 'colándose' en nuestros hogares. Se dio a conocer como uno de los rostros de las noticias de Antena 3, pero pidió una excedencia y desde septiembre de 2017 dirige y presenta el informativo de mediodía en la cadena autonómica Telemadrid. Y aunque se llama Lourdes, lo suyo no es un milagro. Lo suyo es producto del esfuerzo y muchas horas de trabajo. Porque le encanta lo que hace y vivir al filo de la noticia le da la vida, aunque no siempre es agradable contar historias con finales trágicos. En esos momentos, la veteranía ayuda pero es complicado.

Lourdes Maldonado con traje de Alba Conde 
Gema Checa

La actualidad manda. ¿Cómo has vivido el 'caso Julen'?

Es la noticia más triste que nos ha tocado contar en los últimos tiempos. ¡Cómo duele Julen! Ya es un poco de todos. Una fatalidad. Pero hasta de un drama como éste sobresale algo tan admirable y tan grande como el corazón valiente y generoso de mineros, guardias civiles y voluntarios que han dado lo mejor que tienen para rescatar al pequeño.

Las noticias son lo tuyo. ¿Qué es lo que te interesa, preocupa más…?

Soy sensible a los temas sociales, me atraen las noticias relacionadas con la Ciencia, el Consumo, por supuesto la Educación o la Sanidad… Y, como mujer y como madre, me preocupa todo lo que tiene que ver con la igualdad de género y con los derechos de los niños. Desde que estoy en este canal, me he podido acercar más a la calle, a los barrios, a las noticias humanas que hay detrás de los grandes titulares. Cuando desde el Periodismo consigues resolver una reivindicación vecinal, que nos ocurre a menudo, te da un subidón profesional… Te das cuenta de que servimos para mucho, y la vocación de este canal es la de servicio público.

¿Pesa la responsabilidad?

Claro que pesa, pero es un orgullo que hayan confiado en mí para el informativo del mediodía. Yo dirijo y presento, pero tengo un equipazo detrás… Todos me ayudan, y aprendo cada día.

¿Contenta del salto de una cadena nacional a una autonómica?

Antena 3 siempre ha sido mi casa, mi familia, allí lo aprendí todo. Ahora mi compromiso es con Telemadrid, y estoy muy contenta, convencida y también sorprendida. Está siendo una aventura increíble, dura e intensa.

¿Cómo desconectas?

Los periodistas nunca desconectamos del todo, pero trato de oxigenarme. En casa procuro dejar el móvil lejos, otra cosa es que lo logre. Y tengo muchas aficiones: hago deporte; he vuelto a tocar la guitarra, me relaja; también la repostería; y leo bastante, aunque las series contraprograman a los libros.

Eres madre y con una vida laboral muy ajetreada. ¿Puedes conciliar?

Mi horario me lo permite, me levanto a las 06.00 y a las 16.00 ya estoy en casa, pero soy una privilegiada porque tal y como están montadas las jornadas laborales es una misión imposible. Todo está medido al milímetro y en cuanto hay un imprevisto familiar o laboral la logística salta por los aires.

Lourdes Maldonado con traje  de Silvian Heach
Gema Checa

Tu marido (José Guerrero) también es periodista. ¿Los niños han heredado vuestro amor por el Periodismo?

Él se dedica a la prensa escrita, nos ayudamos mucho en nuestros respectivos trabajos. En cuanto a mis hijos, Icíar y Daniel, de trece y diez años, no parece que quieran continuar la saga… Están muy al día, aunque intento que no vean las noticias porque siempre se cuelan sucesos desagradables.

¿Cómo nace tu vocación periodística?

Soy la única periodista de mi familia, en la de mi marido sí hay una larga tradición. Me enamoré de la profesión a través de la radio. Hice mis primeras prácticas en Antena 3 Radio Granada y en Onda Cero Pamplona Me encanta el medio, pero la tele se cruzó en mi camino y ya no la cambio por nada.

De no haber sido periodista…

Sería maestra. Me hubiese gustado ser profesora de infantil, enseñar a los niños a leer. ¿No es bonito? ¿Cómo olvidar al profesor que te enseñó?

¿Se hacen amigos?

Claro, y de los buenos. La lista es larga, conocidos y menos conocidos: Susanna Griso, el gran Matías Prats, Roberto Arce, mi paisano Jon Sistiaga, mi jefe y amigo desde los tiempos de Antena 3, Jon Ariztimuño. Nunca he dejado de hacer amigos en esta profesión.

¿Te importan los galardones? Porque tienes unos cuantos...

No me importan, me agrada recibirlos por supuesto, y más cuando vienen de compañeros. El Premio Iris, el de la ATR, la Antena de Oro… Solo puedo decir "gracias". Los premios son la gasolina de la ilusión.

¿Cuál es tu mejor premio?

Ser yo misma, quererme tal cual soy y tener una familia que me quiere; no hay ningún premio que supere a ese.

Lourdes Maldonado de Zara y Guess
Gema Checa

También atesoras anécdotas.

Son muchos años delante de las cámaras. Contracciones en directo cuando estaba embarazada; salir con la etiqueta de una blusa nueva colgando; errores de los de "tierra trágame" que están en YouTube a los cinco minutos y ataques de risa, soy de risa fácil (ja, ja, ja).

Puestos a hacer balance. ¿Cómo llevas los 45 años?

Tengo la suerte de que a día de hoy me encanta tener la edad que tengo. Claro que, a veces ver crecer a tus hijos tan rápido te hace cumplir años de golpe. Pero estoy muy feliz de tener la vida que tengo, el trabajo que tengo y la familia que tengo.

Naces en Irún, estudias en Navarra (y Burdeos, Francia) y das tus primeros pasos profesionales en el País Vasco. ¿Qué queda de esa Lourdes Maldonado?

Nunca olvido de dónde vengo. Me tira mi tierra, mi ciudad, Irún, mis amigos… me encanta volver y recorrer los rincones y los sabores de mi niñez. Soy vasca de nacimiento y granadina de adopción. Mis padres y mis hijos nacieron en la Ciudad de la Alhambra. Mi corazón está "partío" entre lo mejor del Norte y del Sur.

Y, por último, ¿tus retos para 2019?

Aprender lenguaje de signos; mejorar mi inglés:, tocar de una forma más virtuosa con la guitarra 'Recuerdos de la Alhambra' del maestro Tárrega; leerme otra vez 'El Quijote'; subir al Mulhacén (el verano pasado llegue al Veleta); disfrutar del año Lorca en Madrid; hacer la escapada pendiente a Berlín con mis amigas; y viajar bien lejos en verano con mi familia.

Una curiosidad. ¿Por qué quieres aprender el lenguaje de signos?

Siempre he querido aprenderlo, es otra forma de comunicar y de llegar a todos. De este año no pasa, además, los Reyes Magos me han traído un diccionario (de signos). Y soy muy fan de Rozalén, me encanta el detalle diferenciador de que en sus conciertos vaya siempre acompañada de una intérprete de signos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo