Los detalles del bautizo de Curro, el hijo de Fran Rivera y Lourdes Montes

El torero y su mujer ya han empezado a planear el bautizo de su pequeño, y estos son algunos de los detalles que han desvelado al respecto.

Fran Rivera y Lourdes Montes salen del hospital tras el nacimiento de su hijo Francisco 'Curro'
Gtres

Ya hace casi dos meses que el pequeño de la casa Rivera Montes llegó a la familia. Fran Rivera y Lourdes daban la bienvenida a Francisco, un sueño cumplido para el torero, que siempre había querido tener un varón al que pudiera llamar como él. Aunque lo cierto es que el pequeño es más conocido como Curro que como Francisco, al menos de momento... Sea como sea, la familia está pletórica de felicidad desde que llegara a sus vidas. Pero ya toca dar un paso más. Según ha confirmado el diestro a Europa Press, están deseando bautizar a su hijo: "Estamos en ello. Nosotros somos creyentes y hay que bautizarlo ya", ha declarado. Además, probablemente la celebración tenga lugar en Triana, en la Real Iglesia de Santa Ana, donde bautizaron también a su hija Carmen en octubre de 2015.

Francisco Rivera Ordóñez, Lourdes Montes, Curro Rivera, Carmen rivera, Cayetana Rivera, paternidad

Fran Rivera no deja de presumir de hijos allá donde va. El pasado 14 de febrero, Día de los Enamorados, el diestro apadrinó, junto a Ana Obregón, la presentación de los nuevo productos gourmet de la firma Torrequebrada en Madrid. Allí, el colaborador de 'Espejo público' explicó cómo estaba su hijo Curro, de mes y medio (aunque no es Curro para todos: "Yo le llamo Fran, me cuesta llamarle Curro. Carmen siempre dice 'mi hermano se llama Fran'"): "Él está muy bien, muy bien. Se duerme poco, a trompicones pero estamos felices. Es un tío muy gracioso, el tío más feliz del mundo, está todo el día en brazos de las mujeres de la casa.

Aunque Francisco está encantado con sus tres hijos, desveló que se lo pasa mucho mejor con Carmen, y es que de ella puede disfrutar más que con el bebé, ya que "estoy loco con mi niña", confiesa, "el pequeño no sirve pa' nà, la madre disfruta cambiándolo, peinándolo...

Publicidad - Sigue leyendo debajo