Enrique Ponce ya ha sido dado de alta tras su urgente intervención

El diestro fue trasladado a Madrid tras ser cogido en las Fallas de Valencia para ser operado por el doctor Ángel Villamor.

Enrique Ponce será operado de urgencia tras su grave cogida
Gtres

Después de una semana ingresado, Enrique Ponce ha sido dado de alta en el Hospital Nisa el Pardo de Aravaca (Madrid), donde tuvo que ser intervenido de urgencia por la cogida que sufrió en Valencia, según ha informado la agencia EFE. Enrique Ponce era operado de urgencia de su maltrecha rodilla el pasado 18 de marzo. Sucedía en la plaza de toros de Valencia, donde el torero participaba en la feria de Fallas cuando, mientras toreaba el quinto animal de la tarde, sufrió una cornada de gravedad en el glúteo. "El diestro fue operado de una cornada en la región proximal del muslo izquierdo infraglútea que interesa piel tejido celular subcutáneo, fascia superficial, seccionando el glúteo mayor, con una trayectoria ascendente de 12 centímetros y otra descendente de 5 que alcanza el isquion" rezaba el parte médico.

Además sufrió "una rotura del ligamento lateral interno de la rodilla izquierda, rotura del ligamento cruzado (que ya tenía) y hermartros a tensión". Precisamente, la lesión de rodilla era la más preocupante y por la que el torero era trasladado de urgencia a Madrid tras pasar la noche, muy dolorido, en Casa de la Salud de Valencia. Finalmente, el diestro fue operado el 20 de marzo por el doctor Ángel Villamor y, según publicaba Hola, "todo ha salido muy bien y el diestro está más tranquilo".

Enrique Ponce, operado de urgencia de la rodilla
Gtres

Seguro que sus familiares también están más tranquilos. Y es que como dijo Victoriano Valencia, apoderado y suegro de Enrique Ponce, era una lesión muy grave. "Tiene la rodilla destrozada. Anoche vieron que también tiene una fractura ósea. No sabría decirte si en la cabeza de la tibia. Nos vamos para Madrid en ambulancia para que lo opere el doctor Ángel Villamor cuanto antes", contó el padre de Paloma Cuevas al diario 'El Mundo'. La lesión de rodilla, consecuencia de la fuerte caída, es más grave de lo que parecía en un primer momento.

Enrique Ponce y su mujer, Paloma Cuevas con una de sus hijas
Gtres

El diestro abandonaba el hospital acompañado de su mujer, Paloma Cuevas, y su suegro, Victoriano Valencia, ayudado de dos muletas. El propio Victoriano se mostraba muy preocupado por el marido de su hija y padre de sus nietas, no era muy optimista en cuanto a la recuperación del diestro porque, por la gravedad de la lesión, es probable que haya dicho a adiós a la temporada taurina. "Creo que tiene para cinco o seis meses. Veremos. Hoy con tratamientos avanzados de medicina deportiva e inyecciones de células madre se puede avanzar mucho. Pero no sé... " explicó.

Ahora continuará con la recuperación en su domicilio de Madrid, y se espera que el proceso de recuperación se alargue a unos cinco o seis meses, con la posibilidad de reaparecer en el ruedo antes de que acabe la temporada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo