Raquel Sánchez Silva pidió "amparo" ante las acusaciones de los fiscales italianos

La presentadora no pasa por su mejor momento. A la cancelación de su programa 'Lo siguiente', se suma la filtración del vídeo en el que declara por la muerte de su marido, el italiano Mario Biondo.

El 30 de mayo de 2013 la vida de Raquel Sánchez Silva cambió para siempre. El cuerpo de su marido, el cámara italiano Mario Biondo, aparecía sin vida en el domicilio familiar. Mientras algunas fuentes apuntaban a un suicidio, otras consideraban que había indicios suficientes de un homicidio. A partir de ese momento, el caso se puso en manos de la justicia.

La Policía española dio por archivada la causa al concluir que "Mario se suicidó", pero la familia del cámara se negó a aceptar que su hijo se hubiese suicidado y siempre han especulado con la posibilidad del asesinato. La Fiscalía de Palermo, cuidad natal de Mario y donde existe una causa por homicidio, habría recibido cinco informes periciales –cuatro italianos y uno español– que contradicen la tesis del suicidio y concluyen que Mario solo pudo morir asesinado.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo
Ana Ruiz

Ahora, casi seis años después, se han filtrado las dos declaraciones que Raquel Sánchez Silva hizo, en los juzgados de Plaza de Castilla, ante fiscales italianos tras la muerte de su marido. El programa italiano Le Ieni (Hienas), que intenta recabar información sobre las incongruencias entre las investigaciones realizadas en España y en Italia, ha mostrado las imágenes en las que la presentadora, visiblemente nerviosa, contesta a las preguntas de los fiscales, llegando a pedir "amparo" al juez. Las preguntas de los magistrados acaban relacionando a la presentadora con un traficante de drogas italiano, al que Mario habrá llamado la noche de su muerte.

Ella declara que nunca había visto a Mario consumir drogas durante su convivencia, algo totalmente contrario a lo que hizo ante la policía española, a la que afirmó que su marido "era consumidor habitual".

Raquel y Mario, el día de su boda el 22 de junio de 2012.
Raquel y Mario, el día de su boda el 22 de junio de 2012.
Agencia

En el vídeo se aprecia como el fiscal italiano revela por sorpresa a Raquel que Mario tenía una copia de seguridad de su móvil en su ordenador y en esa copia se puede comprobar como la presentadora tenía al traficante en su lista de contactos y había entre ellos mensajes y llamadas. Momento, en el que Sánchez Silva pedirle amparo al juez.

"Está hablando de mi móvil, señor juez. Necesito pedirle amparo ¿Por qué estamos hablando de mi móvil? Quiero que me lo explique", dice Raquel dirigiéndose al juez. ¿"Yo, que soy ciudadana española, tengo que aguantar que me amenacen con investigarme en Italia, señor juez? No me parece justo", continua la presentadora. Mientras el fiscal italiano insiste: "Nadie la está amenazando, solo pidiendo que responda a la pregunta: ¿ha intercambiado mensajes y llamadas con el traficante...? Responda, por favor". A lo que Raquel contesta: "Le estoy diciendo que no me acuerdo".

Pero este no es el único varapalo que ha recibido la presentadora en los últimos días. El pasado 28 de marzo, Raquel decía adiós a su programa 'Lo siguiente' (La 1), después de que la dirección de la cadena decidiese cancelarlo por baja audiencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo