Pilar Rubio confiesa su mayor miedo para el día de su boda

La presentadora, a poco más de dos meses del gran día, ofrece nuevos detalles sobre su paso por el altar con Sergio Ramos. Aparte de hablar del vestido y de la luna de miel, la colaboradora de 'El Hormiguero' confiesa que tiene miedo de lo que puedan llegar a hacer sus hijos.

Pilar Rubio confiesa su mayor miedo para el día de su boda
Gtres

Un sinfín de rostros conocidos acudieron a la presentación del nuevo tratamiento cosmético de Maribel Yébenes. Una de las famosas que no quisieron perderse esta cita fue Pilar Rubio, quien está inmersa en los preparativos de su esperada boda. El próximo 15 de junio, la colaboradora de ‘El Hormiguero’ y su pareja, el futbolista Sergio Ramos, pasarán por el altar en Sevilla, una fecha marcada en el calendario para la que se está poniendo a punto. Aparte de destacar la importancia del descanso y la alimentación a la hora de tener una piel sana y tersa, Rubio confesó que se está sometiendo a un tratamiento estético de cara al gran día. “Ahora mismo estamos con la parte del abdomen. Después de dar a luz tres veces, no está muy bien. Maribel me está realizando un tratamiento con láser en esa zona para que toda la piel quede tersa. Aunque bueno, el día de la boda no creo que se me vea mucho, ¡no voy a ir con un top!”, bromeó a su paso por el photocall.

Pilar Rubio confiesa su mayor miedo para el día de su boda
Gtres

Con los nervios a flor de piel, ya que tan solo quedan poco más de dos meses para el día de la boda, Pilar asegura que están muy contentos y con muchas ganas de que llegue. “La semana de antes me entrará de todo”, señaló. Pese a que no quiso adelantar nada acerca de cómo será su vestido, defendió que cada novia pueda vestirse como desee sin tener que seguir la tradición. “Una novia debe ir como le apetezca. No tenemos que tener muchos cánones establecidos porque si no sería muy aburrido que todas las novias fueran iguales”, dijo la presentadora.

Tanto es así, que ironizó con la posibilidad de llevar unas botas blancas de roquera, o más arriesgado aún, decantarse por un color que no sea el blanco. “¿Es que hay que ir de blanco? Del vestido no quiero hablar. No está bien hablar de eso antes de la boda”, recordó. Sobre el destino para su luna de miel, hay muchas partes del planeta que le gustaría descubrir. “Me gustaría y no conozco bien la costa este de Estados Unidos. Tampoco conozco África, pero hay que vacunarse. Tengo muchas opciones”, explicó. Eso sí, si algo tiene claro es que no quiere ir en plan descanso: “Para leerme un libro me quedo en mi casa y estoy más a gusto”.

Pilar Rubio confiesa su mayor miedo para el día de su boda
Gtres

Como era de esperar, sus tres hijos, Sergio, Marco y Alejandro, estarán muy presentes en la boda. Lo que no tiene tan claro es si podrá confiar en los dos mayores a la hora de llevarle el vestido, ya que teme que en el último momento la dejen tirada. “No sé si me llevarán el vestido porque son muy pequeños. A ver si se me van a escapar y se van a ir detrás de una pelota. Es demasiada responsabilidad para ellos”, reflexionó. Y es que, según sus palabras, tan solo su primogénito, Sergio, entiende lo que significa que sus padres se vayan a casar. Para terminar, echó mano de un eufemismo para desvelar que a los invitados se les requisarán los móviles: “Creo que es mejor hablar de depositar todos los móviles en algún lugar a buen recaudo para que podamos disfrutar como nos dé la gana”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo