Martina Klein nos habla de su papel como madre

La modelo se encuentra en uno de los momentos más dulces de su vida con la llegada de su hija Erika, fruta de su relación con Álex Corretja.

Martina Klein afirma que poner pañales es como montar en bici porque nunca se olvida. Durante la presentación de la colección de bañadores de Isabel Mora de la que es imagen, la modelo, nos habla con mucha naturalidad y orgullo de cómo es su vida en familia. Nos habla de sus cuatro hijos, los adolescentes Pablo, Aroa y Carla y la pequeña Erika de dos años. Sin perder la sonrisa explica que le da mucho pudor que su hijo Pablo de 14 años presuma de mami, aunque ella no cree que su hijo presuma de ella, además que a ella no le gusta nada que lo haga. Y del mismo modo dice cómo, su pequeña Erika, cuenta que mamá va a trabajar a Madrid."En casa tenemos tres potenciales pavos, las hormonas bajan y suben, pero están presentes. Luego tenemos a otros correteando".

La modelo afirma que ya no va a ampliar más la familia con Álex Correjta con Erika declara "hemos cumplido nuestro sueño que era de alguna manera cerrar este círculo, de los tuyos, el mío (en referencia a los hijos de sus anteriores relaciones), la nuestra". "Ahora disfrutar y hacer el esfuerzo de criarles, criarles bien para que sean buenas personas en el futuro". Aunque reconoce que volver a ser madre tras doce años ha sido una experiencia tan bonita como cuando lo fue por primera vez.

"En general la intensidad con la que viví el embarazo y el parto de Pablo lo volví a vivir con Erika, aunque con la pequeña se me quitaron los nervios y la histeria que tenemos las madres primerizas". "La pequeña es divina, tiene mucho carácter para lo bueno y para lo malo", dice la modelo sobre Erika, la hija que ha tenido en común junto al tenista Álex Correjta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo