Kiko Rivera, dispuesto a viajar a Honduras para visitar a Isabel Pantoja

El hijo de la tonadillera podría poner rumbo a Honduras para sorprender a su madre en su aventura en 'Supervivientes'.

Kiko Rivera está en plena guerrilla con su hermana, Chabelita, y parece no llegar a su fin. El cantante ha asegurado que "la relación con mi hermana es nula", aunque ambos se encuentran en el plató de Telecinco, cada uno lo hace por un motivo... Mientras el cantante lo hace para defender a su madre, Isa acude para ser la defensora de Aneth, alguien que, por cierto, Kiko ha confesado que "no me gusta". Pero si algo mantiene tranquilo y feliz a Kiko es haberse convertido en el mayor apoyo de su madre mientras ella está en Honduras. El cantante sigue cada día 'Supervivientes' y no se pierde una, y además de estar orgulloso de Isabel Pantoja, asegura que estaría "encantado" de ir a Honduras si se lo proponen. "Está haciendo un gran concurso y siempre la voy a apoyar", ha confesado.

¿Veremos a Kiko en Honduras, de nuevo? Seguro que esta vez, desde luego, lo lleva de otra forma y es que no es lo mismo ir solo de visita que estar para quedarse, pasar hambre, calor, tormentas... Además, seguro que su visita nos regala un momentazo al más puro estilo Pantoja, ¡con drama, lágrimas y mucho, mucho amor!

La salud le juega una mala pasada a Isabel Pantoja en Supervivientes 2019
Telecinco

Isabel Pantoja, de momento, ya está protagonizando grandes momentos en la isla. Desde el salto del helicóptero hasta verla comer barro en la prueba para conseguir utensilios de supervivencia... Aunque ahora no atraviesa su mejor momento. Después de protagonizar un fuerte encontronazo con Carlos Lozano y leerle la cartilla a Omar Montes por defender a su hija, la tonadillera ha empezado a tener problemas... “Hemos pasado una noche horrible. No hemos pegado casi ojo… Voy a necesitar mis días para adaptarme”, confesó Isabel, a la que parece que ya le está pasando factura el hambre y el cansancio. De hecho, llegó a bromear con que no le importaría salir expulsada. “Si la audiencia decide que me vaya para mi casa yo diría ‘venga, vámonos ya’. Aquí no se puede pescar, aquí no se puede comer, aquí no se puede beber. ¡Esto es una isla que no tiene nada!”, se lamentó delante de sus compañeras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo