Sergio Ramos es homenajeado antes de su boda por la selección española

El capitán de la selección española de fútbol recibió un reconocimiento a su carrera por lograr un mérito que nadie antes había logrado.

Pilar Rubio besa a Sergio Ramos en el homenaje de la Selección Española de fútbol
Gtres

El futbolista Sergio Ramos no puede estar en mejor momento personal y profesional. A punto de casarse con su pareja, la televisiva Pilar Rubio, en un enlace que promete ser uno de los eventos del año, ahora ha recibido un merecido homenaje como capitán de la selección española de fútbol.

España jugaba contra Suecia en su 'casa', el Santiago Bernabéu, uno de los partidos clasificatorios para la próxima Eurocopa y antes del comenzar el encuentro, Sergio se encontró con una bonita sorpresa.

Con la victoria en el partido anterior de la selección contra Islas Feroes, Sergio batió un récord que hasta ese momento ostentaba Iker Casillas. Y es que con esa victoria, Ramos se convertía en el jugador con más triunfos ha logrado con su selección en todo el mundo, en total 122.

Y así, sin esperárselo, Sergio vio como su novia, en compañía de sus tres hijos y su propia madre, le hacían entrega de una placa conmemorativa de ese logro.

Sergio Ramos con sus hijos como capitán de la selección española
Agencias


Mientras Sergio recibía su placa en las pantallas del estadio se podía ver un vídeo de su exitosa carrera en la selección mientras sonaba la canción 'Don't stop me now' del grupo británico Queen. Y es que entre los méritos logrados con el equipo nacional están un Mundial y dos Eurocopas.

Minutos más tarde, Sergio fue uno de los jugadores que marcaron en el partido y tras su gol, no dudó en dedicárselo a Pilar Rubio.

Además, en el partido tuvo otro bonito detalle al dejar que su compañero Morata, que ha vivido el susto de su vida al haber sufrido un robo en su casa cuando sus hijos se encontraban al cuidado de la niñera, tirara el penalti que le correspondía tirar a él. Este detalle fue explicado por el propio Sergio tras el partido declarando: "Al final el delantero vive del gol y Morata es un killer. Tras haber ejecutado el primero, qué mejor manera que dejar a un compañero para que recupere su mejor estado anímico y meta goles. Cuando te dejas todo, el trabajo y el orgullo es colectivo. Importa el resultado, no quién marque".

Publicidad - Sigue leyendo debajo