Elisabeth Reyes y su marido, escapada playera de enamorados

La modelo presumió de cuerpo en Ibiza junto a su marido, el futbolista del Cádiz, Sergio Sánchez. La pareja disfrutó del sol y dio un paseo en la orilla.

Relajados y felices, Elisabeth Reyes (34 años) y Sergio Sánchez (33) eligieron una playa de Ibiza para refrescarse de las altas temperaturas. Un año más, la isla Pitiusa, que por estas fechas está plagada de 'celebrities', se ha convertido en el destino elegido por la pareja para disfrutar de unas minivacaciones 'solo para dos'. Desde que se casaron, en junio de 2014, Elisabeth y Sergio siempre se escapan por estas fechas a la isla para celebrar su aniversario de bodas. Durante su estancia en Ibiza, en esta ocasión sin Adriana, la pareja aprovechó para ir a la playa, darse algún que otro bañito en las tranquilas aguas del Mediterráneo.

La malagueña luce un espléndido bronceado.
Gtres

Para la jornada playera, la modelo y Miss España 2006 optó por un biquini rosa que le sentaba de maravilla. Elisabeth, que hace dos años dio a luz a su hija Adriana, mantiene intacta su espléndida figura que lució orgullosa por la playa.

Y cuando el calor se hizo insoportable, la modelo se dio un refrescante baño en el mar. Primero sola, como si fuera una sirena, eso sí, sin separarse de sus gafas de sol. Y luego compartió otro con su maridito, que también presumió de cuerpo serrano.

Elisabeth y Sergio paseo playa
Gtres

Juntos se les vio pasear a la orilla del mar, que es el mejor método para broncearte sin achicharrarte tumbado en la toalla, y después sentarse tranquilamente en la orilla compartiendo confidencias.

Sergio Sánchez
Sergio se protegió del sol con unas gafas de espejo.
Gtres

Quizá dentro de poco la malagueña y el futbolista del Cadiz, que en breve se incorporará para hacer la pretemporada con su equipo, piensen en aumentar la familia, ya que el verano pasado Elisabeth nos confesó que pensaban tener más hijos y que no quería que se llevaran mucho tiempo: "Sergio quiere tener cuatro y está loco por tener otro niño ya". Tal vez en breve nos den la buena nueva, de momento, se lo han pasado pipa en sus 'vacaciones para dos' y, lo más importante, han recargado pilas para afrontar sus respectivos compromisos laborales. ¡Qué bonito es el amor!

Publicidad - Sigue leyendo debajo