Ágatha Ruiz de la Prada habla de los momentos más duros de su infancia

La diseñadora ha dado una de sus entrevistas más sinceras hablando de la parte más dura de su niñez.

Agatha Ruiz de la Prada
Gtres

Ágatha Ruiz de la Prada nunca ha sido muy abierta sobre su vida personal. La diseñadora ha tenido un hermetismo que poco a poco ha ido venciendo ante los medios de comunicación, de forma que cada vez concede entrevistas más personales. La última ha sido la que ha manteniendo con Toñi Moreno en su programa 'Aquellos maravillosos años' donde, además de analizar la infancia de su hijo mayor, nacido en el 1987, ha querido rememorara cómo fue la suya.

Hija de una familia de bien, Ágatha ha hablado de la parte más dura de su infancia: la falta de apoyo por parte de sus padres. “Mi abuela era muy fan mía. Estaba orgullosa y vendía incluso mis diseños a Don Juan, el padre del Rey. Pero a mis padres les daba igual. Yo habré hecho más de mil desfiles y mi padre solo vino a uno”, explicaba en el plató de forma serena mostrando que no guarda ningún rencor a sus padres por este trato. “Eran muy negativos en aquella época”, justificaba.

Agatha Ruiz de la prada y Toñi Moreno
Ágatha Ruiz de la Prada a su entrada en plató
Gtres

La diseñadora explicaba que su madre pensaba que admirar o animar a sus hijos era malo para su desarrollo y que les haría ser unos niños malcriados. “Una amiga de mi madre decía a sus hijos ‘¿quién es el niño más guapo del mundo?’, ‘¿quién es el mejor del planeta?’, yo se lo digo a Jimmy todo el rato y a mis hijos se lo he dicho mucho. Pero eso mi madre lo consideraba mal”, explicaba. A pesar de esto, confiesa que se sintió muy querida en su infancia al ser la mayor de la familia y muy libre, haciendo realmente lo que ha querido. “Siempre he hecho lo que me ha dado la gana, no sé hacer otra cosa”, confesaba, “siempre he sido muy rebelde pero siempre he trabajado. En La Movida era la que antes se acostaba porque era la que antes se levantaba”.

Haber vivido esta situación ha hecho que Ágatha hiciera todo lo contrario con sus hijos. “Mi generación ha sido un poco dura. Tú lo tienes que hacer mejor”, aseguraba Ágatha aconsejando a Toñi Moreno que ya luce un avanzado estado de embarazo. En este sentido la diseñadora apuntaba a que ha querido que sus hijos supieran hacer muchas cosas. “Hemos puesto demasiadas expectativas en los hijos y eso les hace mucha presión. Creo que era mejor lo mío”, explicaba la diseñadora quien ha dado algunos detalles.

Un ex marido innombrable

En cuanto a la relación con sus hijos, Toñi Moreno sacó a relucir el nombre de Pedro J. Ramírez, o al menos la figura de su "primer marido" ya que la diseñadora aseguró que no quería volver a decir ese nombre. “Te costó mucho salir de esa relación. Mucho más de lo que yo pensaba. Desde fuera se veía que tú eras la graciosa, la de la pasta, te habías quedado con tus hijos... solo le habías perdido a él”, aseguraba la andaluza intentando averiguar qué fue lo que más le dolió de la ruptura con el periodista.

“Es muy duro y solo lo saben las señoras que han pasado por esto. Fueron más de 30 años de relación”, recordaba Ágatha quien reconoce que está muy enamorada de Luismi, teniendo solo ojos para él. Y es que la anécdota de la tarde la protagonizó precisamente el novio de la diseñadora y su dentista. Como reto, Toñi pidió a Agatha que le enseñara sus últimos Whatsapps y uno de ellos fue de su doctor: “Mi dentista que... no lo puedo decir porque estoy muy enamorada de... de Luismi pero mi dentista es el más guapo de España”, decía para acto seguido mostrar la foto a Toñi: “Pues sí.. ¿y te gusta más Luismi? Tienes un problema”, señaló la presentadora entre risas, que ya le había dicho que cree que se ha precipitado mucho en su relación: “Con la agenda que tienes viajas mucho, ¡así no vas a romper con Luismi! Si no os veis”, bromeaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo