Diez Minutos participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Diez Minutos recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Máximo Huerta: ‘‘Vivir en el odio es algo que los españoles llevamos en el ADN’

Tras lanzar su nueva novela, el escritor se sincera con Rosa Villacastín. Una entrevista donde habla no solo de su último libro sino de sus últimos proyectos e incluso de su antigua jefa, Ana Rosa Quintana.

    A sus 49 años, Máximo Huerta, Màxim para la mayoría, puede decir que ha sorteado con elegancia las dificultades que ha encontrado en su camino. Situaciones de las que ha salido fortalecido sin resentimiento hacia quienes le criticaron cuando tras ser nombrado Ministro de Cultura y Deportes tuvo que dimitir por un asunto que Hacienda había dado por concluido años atrás.

    Escritor de éxito, ha encontrado en la literatura el terreno abonado para dar rienda suelta a su imaginación, a una vida en la que las alegrías, las tristezas, los miedos, le han ido forjado como persona y contador de historias. La última,'Con el amor bastaba', una novela muy bien construida, en la que la búsqueda de la felicidad está presente en todas sus páginas.

    máximo huerta posa con su novela 'con el amor bastaba'
    Greg Sebastian


    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Màxim, ¿qué supone para los escritores la suspensión de la Feria del libro?

    Si algo nos ha enseñado esta pandemia es que cuando estamos solos, cuando todo se derrumba, cuando parece que no hay esperanza, la cultura nos salva. Los lectores han pasado dos meses más cerca que nunca de los libros. ¿Quién sabe cuántas vocaciones lectoras se habrán despertado en el confinamiento? Mientras haya librerías, habrá esperanza. Y atravesar la puerta de una de ellas es celebrar la lectura con o sin feria.

    ¿Y para usted, con un libro recién salido del horno?

    Lo peor es no poder tener contacto con esos lectores que cada año repiten, que esperan las colas… Lectores y lectoras a los que ya conoces por su nombre, que son como una familia unida por los lazos de las novelas que compartimos. Pero a esos mismos lectores les tengo que dar las gracias por su fidelidad… porque hasta en estos momentos han comprado “Con el amor bastaba”.

    Su novela está en el número 1 de ventas. ¿Esperaba un éxito tan rotundo?

    Uno no escribe pensando en el éxito. Escribe para llenar ese hueco de una historia que quisiera leer y que todavía nadie ha convertido en novela. Y en ese viaje, pone todo: sus sentimientos, recuerdos, confesiones, tiempo. Si ese esfuerzo de convertir el corazón en letra tiene éxito, y llega a los lectores, si se enamoran de la historia, no puede haber mejor recompensa…

    Sumergirse en un tema tan complejo como el despertar de un niño a la sexualidad, no ha debido ser fácil.

    Fíjate, que lo que es más difícil es volver a recorrer con el personaje los caminos más tortuosos de la infancia: los traumas, las inseguridades… Y en ese catálogo de fantasmas de la niñez, está el despertar de la propia identidad. Esa durísima batalla de enfrentarte con tus miedos, descubrir quién eres… un viaje que comienza cuando somos niños y que no acaba nunca. La novela que habla de la necesidad de ser feliz.

    máximo huerta y rosa villacastín
    Ana Ruiz / HEARST

    A Elio, el protagonista, le ayuda a superar sus miedos Emilio, un compañero de colegio. ¿Tan importante es la amistad a esa edad?

    Los amigos son la familia que elegimos, los que nos acompañan con unos lazos a veces tan firmes como los lazos de sangre. Los que nos entienden, los que nos quieren y a los que queremos. Me acuerdo de lo que dijo Thoreau: nadie podía decir que ha triunfado si no ha satisfecho a un amigo…

    ¿A usted quién le ayudó a superar sus miedos e inseguridades?

    Mis amigos, mi madre y los libros. El niño no es un proyecto del hombre que será, somos lo que queda de aquel niño.

    En 'La parte escondida del Iceberg', abordó aspectos íntimos de su vida. ¿Por qué vuelve a hacerlo?

    Uno no escribe desde una cápsula esterilizada donde pueda olvidarse de lo que ha vivido. Pero eso no quiere decir que sus personajes sean un reflejo de tu biografía. Son tus personas y dicen y hacen cosas que tienen que ver contigo. La magia de la escritura es que también dicen y hacen cosas que tienen que ver con los lectores. Y el libro precisamente está gustando mucho porque lectores y lectoras, se sienten como el protagonista. Es un libro que hace volar. Libre. Sin prejuicios. Sin mochilas.

    Ana Rosa me permitió hacer de todo

    La publicación ha coincidido con la suspensión de su programa 'A partir de hoy', de TVE. ¿Ha sido casualidad?

    -Pura casualidad y efecto colateral del coronavirus. El programa estaba yendo estupendamente, la audiencia nos respaldaba e íbamos demostrando que en esa franja se puede hacer un programa sin crispación, donde se puede dialogar y hablar de todo. Pero la crisis sanitaria se impuso, de todas formas, estoy satisfecho con lo que hemos hecho: encontrar un tono sosegado.

    ¿Le ha dolido?

    Íbamos a volver y todos teníamos esa ilusión. Pero uno no puede decir que esto duele cuando estás hablando de una enfermedad que se ha llevado por delante tantas vidas.

    Recuperó a Olga Viza, Gemma Nierga o Celia Villalobos, un lujo, siendo tan diferentes como son.

    Porque este programa tenía unos colaboradores que no se habían visto desde hace mucho en la televisión. Gente solvente, con una trayectoria y con cosas interesantes que decir.

    ¿Cómo las definiría?

    Celia es una fuerza de la naturaleza, que ha mostrado una cara que muy poca gente conocía. Ésa que hacía exclamar: “No estoy de acuerdo con ella, pero me encanta cómo lo dice”. A Olga siempre la he admirado, que tiene una reflexión acertada. Y Gemma es la voz que me ha acompañado durante años. Tiene el don de hacer la pregunta justa en el momento necesario. Y si a ellas sumas a Marta Fernández, a Carolina Cerezuela, a Sole Giménez… En fin, un lujo.


    máximo huerta posa con su novela 'con el amor bastaba'
    Greg Sebastian

    ¿Ha cambiado mucho la televisión desde que se fue del programa de AR?

    Imagínate. Ha cambiado la televisión y he cambiado yo. Y han cambiado los espectadores. Y seguirá cambiando… Sólo espero que en ese cambio los que hacen televisión se den cuenta de que el espectador también necesita mimo y valentía. Una televisión que no sea un continúo grito, una repetición de los mismos formatos.

    ¿Qué aprendió con Ana Rosa?

    Me permitió hacer de todo: desde cubrir en directo desde Roma un cónclave, hasta comentar la actualidad en plató. Reír, llorar, ponerte serio. Todo es imprevisible. Después de pasar por allí, estás preparado para todo.

    ¿Volvería a su lado de tertuliano?

    Como dice Joaquín Sabina, en Comala comprendí que al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver.

    ¿Qué tipo de programa le gustaría presentar ahora?

    Disfruté mucho viajando en 'Destinos de película', mezclaba dos pasiones: viajar y el cine. Era un gran programa. Y el tono de 'A partir de hoy' era estupendo. Cualquier programa cultural. Es mi campo.

    Ha dicho que la marca España no es sólo la Selección española ni Nadal, también lo es la cultura. ¿Por qué no se valora más?

    Porque no sabemos vendernos. En el deporte lo tenemos muy claro. Pero en el resto, no tanto. Mira lo bien que lo hacen los franceses… Nosotros tenemos el Museo del Prado, El Quijote, nuestros cocineros, nuestra moda, nuestras compañías de teatro. Y aun así, no nos lo creemos.

    máximo huerta
    Cedida

    Como Ministro de Cultura ¿tenía algún proyecto que no pudo llevar a la práctica?

    Tenía, pero se quedan dentro de la cartera.

    ¿Le duele que le recuerden como “El breve”?

    Me gusta que me recuerden, los calificativos hablan más del que los dice que del que los recibe. Además, ¡si fui yo quien hizo la broma en los Goya! Mejor que le recuerden a uno así que como el inepto, o el malo. Al menos, cuando dicen “El breve” lo dicen porque alguien dimitió de forma quirúrgica… Una cosa que no se suele ver mucho.

    ¿Qué fue lo peor, el dolor que causó a sus padres, las críticas de compañeros...?

    Bueno, el doble rasero… La hipocresía. Pero el tiempo lo pone todo en su sitio.

    La pandemia ha sacado lo peor de la clase política ¿es un mal pasajero o tendremos que aprender a convivir con el odio?

    ¿Aprender a vivir con el odio? Si eso es algo que los españoles llevamos en nuestro ADN. España sigue siendo aquella España dividida que te deja el corazón helado de Machado, la del duelo a garrotazos de Goya. Creíamos, o queríamos creer, que saldríamos mejores de la pandemia. Pero, ay, esto es España. Y no hay pandemia que pueda acabar con nuestros pecados capitales.

    ¿Dónde le sorprendió el Estado de Alarma?

    En Madrid, en mi casa. Abriendo la caja de los libros que no pudimos lanzar hasta dos meses después. Ese día llegó el mensajero con los primeros ejemplares.

    ¿Qué ha hecho en ese tiempo?

    He aprovechado para escribir una de esas novelas que están latentes y que tenía ganas de poner en papel. Una especie de continuación de 'Una tienda en París'… He pintado acuarelas, mi otra pasión… Como si hubiera vuelto a los pequeños placeres de la infancia

    ¿Qué ha aprendido de sus errores?

    Cometerlos con más elegancia.


    Los amigos son la familia que elegimos

    Hay momentos en que los hijos se convierten en padres de sus propios padres.

    Siempre he estado muy unido a mi madre. Y, claro, me preocupa porque crecer es sólo para valientes. Y eso de no poder caminar como antes o no ver como antes, es una tortura. Y cuido de ella. Pero ella sigue cuidando de mí, preocupándose… si hasta habla con mis amigos, para ver cómo estoy.

    ¿Por qué las sociedades modernas ignoran a los mayores?

    Lo hemos visto ahora más que nunca. Es abrumador pensar cuántos mayores han muerto en residencias. Pero lo es más reflexionar sobre en qué condiciones. Esa sí es una de las lecciones que debemos sacar de todo esto: cómo nos hacemos cargo de los nuestros y las condiciones de esos centros que tanto dinero dan a algunas empresas y tan poco se preocupan por los mayores.

    Peina canas, va camino de los 50. ¿Qué le preocupa que no le preocupaba hace años?

    Peinar canas no me preocupa. Quizá esa es una de las ventajas de cumplir años, que te vas relajando y empiezas a darle importancia a las cosas esenciales: ser feliz.

    máximo huerta posa en medio de un campo de lavanda
    Cedida

    Vive solo, no tiene hijos, si pudiera volver atrás, ¿qué borraría de su vida?

    Unas cuantas crêpes de chocolate que comí sin hambre, ja, ja, ja. Los errores están para cometerlos y para no caer otra vez en ellos. No para borrarlos.

    ¿Ha vuelto a ver al Presidente del gobierno?

    Todos los días, como el resto de los españoles.

    ¿Quién es Máximo Huerta?

    Nació el 26 de enero de 1971 en Utiel, Valencia.

    Estudios: Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad CEU San Pablo de Valencia. Tiene un Master en Diseño Gráfico e Ilustración por el Instituto Europeo de Diseño de Madrid.

    Trayectoria: Inició su actividad profesional en “Radio 5”, de RNE de Utiel, y en los periódicos “Valencia 7 días” y “Las Provincias”. En 1997 da el salto a Canal 9 y presenta “Informatiu Metropolitá” e “Informatiu de última hora”. En 2000 empieza en Tele 5 y se convierte en uno de los rostros más conocidos de los Informativos de esa cadena. En 2005 se incorpora al “Programa de Ana Rosa”, donde está diez años. Desde 2006 a 2010 colabora en Punto Radio con Ana García Lozano.

    En 2018 Pedro Sánchez le nombra Ministro de Cultura, cargo que abandona una semana después, siendo sustituido por José Guirao. Su último trabajo en TVE, “A partir de Hoy”, acaba de ser retirado de la parrilla. Ha escrito 7 novelas, 3 libros de relatos, uno de cuentos y otro de viajes. En 2014 recibió el Premio Primavera de novela. Su último libro, “Con el amor bastaba”, ya está a la venta.

    La foto favorita de Máximo Huerta

    máximo huerta posa con su madre
    Cedida

    “Esta foto me encanta porque es de mi último cumpleaños. Estuve cenando con mis amigos y se apuntó mi madre, los vinos hicieron el resto”.

    Máximo Huerta: breves respuestas a grandes preguntas

    ¿Dónde le gustaría perderse?

    Si me pierdo, no sabré dónde estoy. Aunque suelo dejar migas de pan, por si acaso.

    ¿Coqueto?

    La tranquilidad es la nueva felicidad. La ausencia de dolor, de problemas, de preocupaciones.

    ¿Sigue alguna dieta?

    Disfruto de lo que me hace feliz, es la mejor dieta.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada