Diez Minutos participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Diez Minutos recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Juan José Ballesta acusado, por error, de robar un bolso

La Guardia Civil dio el alto al actor al confundirlo con un ladrón. "Pensé que nos pegaban un tiro", ha contado en sus redes sociales.

juan josé ballesta confundido con un ladrón
Gtres

    Juan José Ballesta ha vivido una situación digna del mejor guion de una película acción. Pero no, no ha sido ficción, sino una escena real. El actor ha compartido en sus redes sociales la incómoda experiencia por la que ha pasado y en compañía de su hijo. Ambos han contado, con todo detalle, qué les ha pasado tras ser confundidos por la Guardia Civil por un ladrón.

    "Os vais a quedar locos. Salimos de casa y vienen 4 coches de Guardia Civil, nos empiezan a dar la luces, nos paran, se echan las manos a las pistolas y nos dicen que quite las llaves del coche y las deje en el salpicadero, que venimos Yuncos y que hemos robado un bolso a una mujer en el supermercado", explica Juanjo en sus Stories. Lo cierto es que momentos antes el actor había subido otro post en el que cuenta que su hijo ha entrado en el supermercado para hacer algunas compras y él estaba fuera vigilando.

    El actor continúa narrando la increíble situación: "Le doy la llaves y les digo que registren lo que quieran. Nos han registrado el coche entero, les hemos dado el teléfono y hemos quedado en que me llamaban para aclararlo". El ganador de un Goya por 'El Bola', aún en shock, no se creía que el guardia civil le insistiera: "Me dice ¿Usted no ha bajado sin mascarilla a comprar un paquete de mascarillas y ha robado un bolso?". A lo que él contestó: "No he robado nada".

    juan josé ballesta, confundido con un ladrón
    Stories

    El intérprete ha confesado, a través de varios vídeos, que hubo un momento en el que se le escapó la risa por la situación tan surrealista que estaba viviendo, pero veía a su hijo asustado: "Yo ya me estaba riendo, pero nos hemos quedado un poco asustados cuando se han echado mano a la pistola. He dicho: 'Cuidado, que nos pegan un tiro sin comerlo ni beberlo'".

    Y cuenta la conclusión de esta experiencia: "Nos han tenido 20 minutos y al final, es que han dado mi matrícula. Yo he parado donde minusválidos, donde está la cristalera para ver a mi hijo desde fuera. Le he dicho que iba donde fuera para que me hicieran un careo, pero me ha dicho que no, que de momento esté pendiente del móvil".

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada