Rocío Carrasco: "Cuando le dije que me iba a separar me dijo que me iba a cagar. Ha sido su única verdad"

Tras descubrir la supuesta infidelidad de Antonio David, la hija de 'la más grande', ha contado cómo reaccionó a la petición de divorcio.

rocío carrasco
T5

Tras contar las supuestas infidelidades de Antonio David en el episodio 2 de 'Rocío. Contar la verdad para seguir viva', una Rocío Carrasco completamente rota desvelaba un suceso extremo. El episodio 3 ha arrancado con el momento cronológico que sigue al ataque de pánico que le entró a Rocío tras descubrir que el padre de sus hijos estaba con otra: "Me entró un ataque de pánico y no como mujer porque me estaba poniendo los cuernos, me entró como madre, porque estaba embarazada de él", asegura entre lágrimas. "En ese instante decido que me separo", desvela. En 'Ese hombre', Rocío ha contado que a partir de aquel momento la actitud de Antonio David era de "desprecio y humillación absoluta. Crueldad, esa palabra lo engloba perfectamente todo".

Uno de los episodios más duros que recuerda fue cuando le dio una lipotimia en sus vacaciones: "Me quedé inconsciente y a este ser lo único que se le pasa por la cabeza es echarme una botella de agua congelada por encima". Ahí comenzaron unos dolores de barriga que se fueron incrementando, según cuenta, tras varios encontronazos con Antonio David. "Un día, después de llamarle sinvergüenza, me agarró del camisón y me sacó medio cuerpo por la ventana, le dije 'procura que cuando llegue abajo me haya matado', entonces fue consciente de lo que estaba haciendo y volvió a meterme dentro". Una versión que él niega, asegurando que hay rejas en esa ventana, una teoría que Rocío desmonta enseñando las pruebas de cuándo se colocaron esas rejas, más tarde del suceso.

This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

"Siempre me he encargado de que ni mi hija Rocío, que era muy pequeña, ni nadie de nuestro entorno supiera lo que estaba pasando", asegura. Solo habló con su prima, a quien le pidió que "si algún día me pasa algo, cuenta que esto ya me había pasado".

rocío carrasco
T5

Poco después vivió uno de los mayores sustos de su vida: "Pensé que iba a perder a mi hijo". Tras una visita al médico, me mandaron guardar reposo: "Yo a ese médico de urgencias no le podía contar que yo no estaba tranquila... Sabía que algo no iba a bien, sentía dolores en la parte de arriba de la panza, bajadas de tensión...". Y cuenta que estaba aterrorizada, "en caso de que fuera real de que yo iba a malparir a su hijo, habría sentido que era culpa mía y que él tenía razón".

Su infierno con la supuesta infidelidad de Antonio David no cesaba. Ella seguía descubriendo detalles de su deslealtad y tras descubrir la prueba definitiva, una factura telefónica en la que había numerosas llamadas a Sonsoles, "empecé a llorar y a llorar... Cuando volvió de trabajar enganché una vela gorda que había encima de la mesa y se la tiré. No le di, le di a la puerta, y con un ataque de pánico le pregunté por esas llamadas. Él seguía diciendo que yo estaba loca". Para comprobarlo, Rocío llamó directamente a ese teléfono y así era. "Le dije a Antonio David que hiciera las maletas y se fuera a la casa de ella, él se puso de rodillas 'Rocío por favor que yo te quiero, que esto es un escándalo'... Lo dejé estar".

rocío carrasco
T5

Entonces llegó el día del nacimiento de su hijo. "No se me pasaba por la cabeza que David naciera y su padre no estuviera al lado, hubiera hecho lo que hubiera hecho". Asegura que lo recuerda con mucha felicidad, pero también con tristeza: "Mi madre se puso a cantar y él la mandó a callar con un 'No des más la nota".

Cuando Antonio David anunció el nacimiento a la prensa, declaraba que "la niña es mía, el niño se parece más a la madre". Unas palabras que Rocío asegura "iban con doble intención... La niña es suya, sí, y el niño también", declara entre lágrimas. El pequeño tuvo que estar unos días ingresados, y según cuenta Rocío, Antonio David no se quedó en el hospital, si no que se fue "a donde siempre".

rocío carrasco
T5

Rocío se ha deshecho en lágrimas al hablar del vínculo que se creó entre sus hijos. Asegura que ella les inculcó estar unidos de manera indestructible, algo que en parte mantienen hoy, aunque "considero que hoy a Rocío le han hecho hacerse responsable de demasiadas cosas de las que no debería serlo". No ha podido evitar deshacerse en halagos para David: "Mi enano, la ternura personificada, no te podía ver triste, siempre cantando, era una maravilla".

"Mi madre decía que era un ser de luz, su bombón de nata. Era como un ángel... A mi me despertaba mucho sentimiento de querer protegerlo. Me llegué a sentir incluso culpable, me planteaba si a la primera vez que vi lo que vi me hubiera ido, si durante ese embarazo hubiera reaccionado de otra manera... Quizá habría sido diferente".

Rocío toma la decisión de separarse

"No iba a seguir alargando la relación, hasta ese momento lo hice por mis hijos", confiesa. "Estaba haciendo mis maletas para irme a Chipiona y cuando me vio me preguntó qué estaba haciendo. Le avisé de que presentaría la demanda de separación y entró en cólera, empezó a gritarme y a decirme 'te vas a cagar, no vas a saber de dónde te van a venir, que me iba a levantar de una y me iba a venir otra". Esa, asegura, "ha sido la única verdad que ha dicho en su vida".

rocío carrasco
T5

Asegura que su madre escuchó lo sucedido y se acercó rápidamente a preguntar qué estaba diciendo, a lo que él respondió: "Tú te callas Rocío Jurado, no conoces a Antonio David Flores". Cuando llegó a Chipiona, lo único que le dijo su madre fue "ten cuidado".

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada