Ana Obregón, desolada en el tanatorio tras la muerte de su padre

Familiares y amigos despiden al empresario inmobilario Antonio García en el tanatorio de La Paz.

ana obregón, desolada en el tanatorio tras la muerte de su padre
Gtres

    Ana Obregón se vuelve a enfrentar a una nueva pérdida. 28 meses después de despedir a su hijo Áless lequio y tan solo un año después de decir adiós a su madre, Ana María Obregón; la actriz ha perdido a su progenitor. Antonio García, uno de los empresarios inmobilarios más afamados. Tras varios días delicado de salud, fallecía la madrugada de este viernes 17 de septiembre a los 96 años de edad. La artista comunicaba la triste noticia a través de sus redes sociales con una emotiva carta de despedida a su progenitor.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Pocas horas después Ana Obregón, arropada por sus hermanos, se acercaba al tanatorio de la Paz, ubicado en la M-30 para despedirle. Visiblemente emocionada y vistiendo de absoluto luto la presentadora aterrizaba en este lugar que, por desgracia, ha tenido que visitar en los dos últimos años más de lo que le hubiese gustado nunca.

    La familia García Obregón ha tenido que enfrentarse a la pérdida de sus los pilares fundamentales, Tanto Ana como sus hermanos, Javier, Juan Antonio, Celia y Amalia se encuentran devastadas tras la pérdida del patriarca.

    Los primeros en llegar han sido Juancho, Javier y Amalia, que lo hacía acompañada de su hija. Poco después llegaba su hermana Celia y Anita, todos ellos cabizbajos y destrozados tras quedarse huérfanos de padre y madre.

    ana obregón, desolada en el tanatorio tras la muerte de su padre
    Juancho García Obregón y su hermana Celia García Obregón.
    Gtres
    ana obregón, desolada en el tanatorio tras la muerte de su padre
    Javier García Obregón.
    Gtres
    Celia García Obregón
    Gtres

    Antes de montarse en su coche, Ana Obregón se ha parado a dar las gracias, con la voz totalmente resquebrajada. Finalmente, no ha podido evitarlo y ha roto a llorar dentro del vehículo que la transportaba hasta su hogar para descansar después de haber permanecido al lado de su padre durante las últimas horas.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Ana Obregón