Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Torito: "Mi hijo es súper guapo y se ríe mucho"

El reportero explicó que su hijo Nathan, de cuatro meses, es ahora el protagonista de su vida.

El reportero explicó que su hijo Nathan, de cuatro meses, es ahora el protagonista de su vida.

1 de 12
Entrevista a Torito

Entre biberón y biberón, Torito se escapó para subirse una vez más a las tablas y animar el ambiente como solo él sabe, esta vez en Cosmobeauty Barcelona. El periodista fue maestro de ceremonias de la marca Termix que celebraba sus 30 años y animó a los más atrevidos a subirse con él al escenario para raparse la cabeza a cambio de una máquina de afeitar. Antes, pero, habló con Diez Minutos sobre su experiencia como padre primerizo y sobre su futuro profesional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Sueño cumplido

Torito fue padre por medio de un proceso de gestación subrogada y su hijo Nathan nación en EEUU el día de Acción de Gracias, el mismo día que cumplía ni más ni menos que diez años con su pareja, algo que el reportero había mantenido en secreto hasta el nacimiento del pequeño.

Tras su paso fugaz en 'Hora Punta', regresó a 'Qué tiempo tan feliz' y ahora que el programa ha terminado, espera nuevas ofertas televisivas mientras cuida de su pequeño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
''Son rastas que huelen bien''

¿Qué te trae por Cosmobeauty?

Vamos a darlo todo. Parece mentita, Torito en la feria de CosmoBeauty en el stand de Termix, de productos de belleza y de peinado, porque yo no me peino. Bueno, la gente se piensa eso, pero sí me peino, yo me hago mis crestas, mis nudos y mis cosas.

¿Tus rastas son pijas?

Son rastas que huelen bien. Unas rastas cuidadas son mucho curro. Muchos años de tacón y pestaña. Yo aposté por este peinado hace quince años y si no las hubiese cuidado, hoy en día estaría calvo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
''Estoy esperando ofertas''

Hace poco nos contabas que te reiterabas y ya has vuelto, pero justo se termina 'Qué tiempo tan feliz'.

Sí, volví y ya no sé dónde estoy. El sábado se emitió el último programa de 'Qué tiempo tan feliz' y empieza una nueva etapa en mi vida profesional. Ahora estoy esperando ofertas, cuando tuve al niño, mi idea era no empezar a trabajar hasta los cuatro meses. Y cuatro meses los cumplió la última semana. O sea, que me salté un poco la norma. Así que, si me estoy algunos meses sin currar, me va a ir bien porque estos han sido de locura. De momento, sigo con mis reportajes en 'Primera Línea', sólo con ello puedo vivir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
''El niño va vestido del Primark''

¿Te volveremos a ver en la tele?

Sí, la tele me gusta mucho, es una forma de vida que siempre me ha gustado. Si me proponen algo chulo allí me veréis. Si no, no. Lo tengo muy claro. A veces me llaman y al poco me dicen que quieren empezar un proyecto nuevo pero que hay poco presupuesto y yo ya prefiero que no me llamen. Me cuesta mucho decir que no y ya llevo 15 años en esto.

Además, ahora tienes una familia.

Así es. Somos tres que alimentar y el niño va vestido del Primark. A ver si lo puedo vestir de Ralph Lauren.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
''Ahora el protagonista de la casa es Nathan''

¿Cómo han sido estos cuatro meses?

De locura. Desde que nació he pasado a un segundo plano, a un tercero o a un cuarto. Ahora el protagonista de la casa es Nathan. Realmente, tardas unos meses en acostumbrarse. Antes los padres tenían hijos a los 20 años que todavía no tenían su vida formada, ni su trabajo y ahora somos padres con casi 40 años y ya tenemos una estabilidad emocional, unos gustos, unas costumbres, unas aficiones, unos hobbies que se ven truncados. Todo eso te cambia de un día para otro. Ahora, lo más importante es el niño. Lo de ir al cine se acabó, o vas a ver una peli buena o para eso no pagas treinta euros a una canguro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
''Es súper guapísimo y súper bueno''

¿Cómo es Nathan?

Me ha salido súper guapísimo y súper bueno. Las madres que conozco están flipando porque mi hijo con cuatro meses duerme hasta las 6 de la mañana. Ellas me han comentado que sus hijos no y que eso es una maravilla. Desde que sé eso, todavía le quiero más.

¿Es alegre como tú?

Sí, se ríe mucho. No sé porque, pero ha cogido la afición de reírse cuando ve la pantalla del móvil. Él no sabe lo que es, pero bueno, él sabe que se tiene que reír. Igual será el próximo reportero de Las Campos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
''Fuera de los focos, soy muy tímido''

Ha salido a ti…

Bueno, tampoco es que esté en casa haciendo la croqueta todo el día. Fuera de los focos, soy muy tímido. Soy como dos mundos. Si no sería muy difícil de llevar durante tantos años. La gente no se lo cree, pero soy tímido, soy profesional, me preparo mucho las cosas, aunque parezcan improvisadas, hay una base preparada. Ahora Nathan me ha cambiado la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
''Hay mucha letra pequeña que no te explican cuándo vas a tener el niño''

¿Estás más descentrado?

Sí, ahora trabajos de reportero ya no los puedo hacer. Ya no me pueden llamar de un día para otro pidiéndome que me vaya a Jerez porque hay una convención de algo importante.

Pero todo esto ya te lo imaginabas.

Sí, pero hay mucha letra pequeña que no te explican cuándo vas a tener el niño. Todo el mundo te dice que es la mejor experiencia de tu vida y si es así, peor hay otra parte muy dura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
''Terminas agotado al final del día''

Como explica Samanta Villar…

Bueno, ella se ha venido arriba. Samanta dice muchas cosas que tiene razón pero que no son políticamente correctas, decirlas. A ella le ha pasado lo que ha pasado a muchas madres. Cuando tienes 20 años una noche sin dormir no es nada, pero no es lo mismo con 40. Yo antes me iba de fiesta y me pasaba una noche sin dormir y al día siguiente me iba a y ahora sería algo imposible. Cuando ves que el niño come cada dos horas y media, te dice tierra trágame. La gente dice esa gran frase que nos anima a todos, "los 40 de ahora son los treinta de antes" y todo el mundo está encantado, pero la verdad es que terminas agotado al final del día. Pero bueno, luego el niño te mira con esos ojos y te sonríe por la noche y te vuelves loco, se te olvida todo. Cuando le vimos la cara a Nathan después de todo el proceso de subrogación, se nos olvidó todo, el precio, las lágrimas y todo lo que habíamos pasado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
''No tenemos ayuda''

¿Qué tareas te gustan más? ¿Dar biberones?

No tenemos ayuda, nosotros lo hacemos todo y nos repartimos las tareas, todas por igual. No planteo si me gusta o no, hay que hacerlo. Cuidar un niño es cuidar un niño. Yo soy muy observador y en seguida veo lo que tiene. Si llora está claro que es por algo.

Cinco años casado y nadie lo sabía.

Porque yo soy muy discreto. Lo he contado todo por el niño, porque quiero hacer una vida normal y no esconderme de nada. Quería amar a mi marido y que Nathan viva en un núcleo familiar real, no quería que pensara que somos dos compañeros de piso. He sacado un libro que se llama 'Ácido' que cuenta mis 15 años de carrera y allí lo explico todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
La elección del nombre

¿Quieres ir a por la niña?

Vamos a esperar. Tanto me da si viniese niño o niña, sí me gustaría darle un hermanito a Nathan, lo que ocurre es que, si no se legaliza el proceso en España, tendré que volver a los reportajes porque nos ha costado muy caro.

¿Cómo elegisteis el nombre?

El niño tiene doble nacionalidad y buscamos un nombre acorde por si el día de mañana elige vivir en América o España. Queríamos un nombre que se hubiera escuchado poco, aunque en América hay muchos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo