Gunilla Von Bismark y Luis Ortiz: ''Como padres lo hemos hecho de matrícula de honor"

Aunque se divorciaron en 1989, siguen juntos y están muy orgullosos del cariño que se tienen y de su especial familia.

Rosa Villacastín con Gunilla y Luis Ortiz

Aunque se divorciaron en 1989, siguen juntos y están muy orgullosos del cariño que se tienen y de su especial familia.

1 de 17
Una relación estupenda

Ver juntos a Gunilla y a Luis es como darle a la moviola de la memoria para volver a la Marbella más internacional y glamurosa. Se divorciaron en 1989, once años después de contraer matrimonio en el Castillo de Friedrichsruh, en Alemania Occidental. Y ahí siguen, juntos, compartiendo casas (viven a caballo entre Suiza y Marbella), confidencias, proyectos de futuro con su hijo Francisco, su mujer Elisabet y sus dos nietos. Una familia muy especial unida por el cariño que se tienen.

Quedamos en el Hotel Marbella Club, un lugar emblemático desde donde hacer un repaso de lo que ha sido su vida, su presente y lo que el futuro les pueda tener reservado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 17
Marbella y la gente joven

¿Qué le atrae de Marbella tantos años después de su primera visita?

Gunilla: En primer lugar la veo mucho mejor que hace dos años, que es la última vez que estuvimos juntas. Veo más alegría y más gente joven. Hay algo que ha cambiado el ritmo de la ciudad y son los conciertos, la Gala que preside Antonio Banderas, pero sobre todo, este verano he notado que se organizan muchas más fiestas privadas, y esas tres cosas han animado el ambiente.

¿Partidaria de apostar por un turismo de alto nivel adquisitivo?

G: Eso es algo que Marbella no ha perdido porque aquí viene de vacaciones mucha gente del Norte de Europa, con un alto nivel, algo que no ocurre en países como Turquía o Italia, por ejemplo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 17
Marbella, Saint Tropez, Londres, Munich...

¿Siente añoranza de tiempos pasados?

G: No, aunque Marbella ya no es lo que era, pero me gusta lo que veo, porque los jóvenes están posicionándose en todos los campos y les corresponde tomar el testigo.

¿Qué echa de menos de aquellos años 70 y 80?

G: A las personas que ya no están, a Jaime de Mora y Aragón, al Príncipe Alfonso Hohenlohe, a Antonio Arribas, a Kashogui... Por lo demás me sigue gustando tanto como me gustaba. El secreto es moverse, cambiar, pasar aquí una temporada, otra en Suiza, no permanecer siempre en el mismo lugar. Nosotros, cuando termine el verano nos vamos a Saint Tropez, y el invierno lo pasamos en Suiza, que es un país divino, no tan divertido como España pero con mucha calidad de vida. También solemos ir a Munich donde vive mi hijo, a Londres o a París.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 17
Su idílica relación

¿A ustedes les da tiempo a aburrirse?

G: Sí, lo que ocurre es que a mí la soledad no me aburre. Y si estoy con Luis mucho menos.

L: A mí me divierte lo bueno de la vida, lo agradable, el deporte, la música, encontrarme bien de salud, el amor que siento por Gunilla, y cómo me protege después de tantos años.

¿Y qué le aburre?

L: Me indigna ver cómo pisotean la bandera de España. Algo que no entiendo porque nosotros que vamos mucho a Estados Unidos, allí se respeta, en Francia igual, y aquí si la defiendes te tachan de cualquier cosa.

¿Es cierto que juega con sus nietos?

L: Imagínatelo, mis nietos cuando vienen a casa los domingos, a las 9 de la mañana ya están con la mochila preparada aunque hayamos quedado a las 14 para comer. Y ahí nos tienes, esperándoles con toda la ilusión del mundo para jugar con ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 17
"Temo que se repitan los atentados de París o de Barcelona"

¿Qué le han aportado?

L: Los nietos son una continuación de la vida. Yo no puedo hablar de mis abuelos porque no les conocí, y porque en aquellos años de la posguerra las relaciones no eran como son ahora. Nosotros tenemos la suerte de no haber vivido aquellos terribles años, sólo el servicio militar que era una broma comparado con lo que pasaron nuestros padres.

¿Ve su futuro con optimismo?

G: No, lo veo mal, lo veo con miedo, mi futuro no porque me faltan dos para cumplir 70, y lo he pasado muy bien, pero precisamente porque sabemos lo que va a venir, es por lo que tengo miedo por mis nietos y por todos los jóvenes, porque temo que se repitan los atentados de París o de Barcelona, esa sensación de peligro continuo que nosotros no sentimos, ellos sí, y eso, me preocupa mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 17
"La mejor herencia es la formación y la educación"

¿No será que les protegen demasiado?

G: En mi caso, no. Francisco ya sabe lo que quiere y Elisabet, su mujer, también. Ellos tienen claro que cuando el mayor cumpla 15 años irá interno a un colegio inglés.

¿Por qué interno?

G: Porque mi hijo fue a un colegio alemán, donde aprendió muy bien alemán, después a la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, donde conoció e hizo muchos amigos, algunos muy importantes, que después se han ayudado entre ellos, todo eso le ha dado una formación muy buena.

¿No ha tenido sentimiento de culpa por no estar a su lado?

G: No, yo le he dedicado tiempo, y aunque he sido mucho más estricta que Luis, creo que he hecho lo que tenía que hacer. Me agrada ver que mi hijo se levanta cuando llega una señora a casa. Nunca ha bebido ni ha fumado ni ha tomado drogas, y eso para una madre es importante. La mejor herencia es la formación y la educación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 17
Buenos padres

Luis, ¿está satisfecho como padre?

L: Sí, como padre lo he hecho de matrícula de honor. Cuando le veo ahora es como si me viera a mí a su edad. Me he preocupado mucho de él, sin forzarle a nada. Por ejemplo, nunca ha necesitado mentirnos.

¿No les recrimina la vida un tanto frívola que han llevado?

G: Para nada, porque en esa época estaba estudiando en Suiza, lo que nos obligaba a viajar mucho a Luis y a mí, aunque las vacaciones siempre las pasaba con nosotros. Ha sido muy buen estudiante, es economista y estoy segura de que va a llegar muy lejos profesionalmente, porque la educación que le hemos dado ha sido muy positiva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 17
"Soy partidario de la disciplina que teníamos nosotros"

¿Qué ha heredado de los Bismarck?

G: Quizá mi manera de pensar, porque es muy serio, muy disciplinado, muy tradicional, muy familiar, siempre está en comunicación con todos sus primos, sus tíos y tías ya que somos una familia muy grande tanto por parte de Luis como mía. Tiene buena mezcla de español y alemán.

Luis, usted tiene once hermanos, ¿cómo es su relación con ellos?

L: De hermanos, igual que con mis sobrinos, con quienes Francisco se lleva muy bien y hace negocios a través de las redes.

Con su experiencia, ¿qué consejos les daría a los jóvenes?

L: Ellos se han encontrado con todo hecho, sin trabajárselo. Muchos están muy preparados, pero se encuentran con un paro juvenil tremendo y una manera de vivir un poco anárquica. Yo soy partidario de la disciplina que teníamos nosotros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 17
La época del franquismo

¿Usted ha sido disciplinado?

L: Enormemente. Nací en pleno franquismo, no lo olvides. En aquella época si no te metías en política lo demás era fácil. Torremolinos era un oasis de libertad, y Madrid igual. Recuerdo que cuando vine a veranear a Marbella no había cerrojos en las puertas, nadie robaba... Una vez se puso en biquini Menchu y mi padre la denunció, y llamó a la Guardia Civil.

¿Lo dice en serio?

L: Mi padre era el jefe de censura de TVE, cine y teatro. En casa era muy estricto, teníamos que ir a misa, no se podía hablar mientras comíamos, ni de dinero porque era de mala educación, era muy clásico, como era España, un país muy bonito.

¿Cómo la acogieron en esa familia, Gunilla?

G: Con mucho cariño, con los padres y los hermanos de Luis siempre me he llevado muy bien. Cuando la gente se quiere, no hay diferencias, y nosotros nos queremos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 17
Su retiro

¿Dónde les gustaría retirarse?

G: A mí me encanta Suiza porque allí tengo mis animales, tiempo para leer, pero también en Alemania o en Marbella.

¿Qué les une además del amor?

L: Te vas a reír pero a veces cuando estamos desayunando nos damos cuenta que vamos vestidos del mismo color. Y eso es porque los colores son muy importantes.

¿En qué sentido?

L: Hay colores que te animan, te dan alegría, esperanza, y otros todo lo contrario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 17
"Nos gusta bailar y somos del Real Madrid"

¿Dos que duermen en el mismo colchón acaban pensando igual?

G: Nosotros somos totalmente diferentes, quizá por eso nos llevamos tan bien. En común tenemos que nos gusta bailar y somos del Real Madrid.

¿Dónde se sitúa políticamente?

G: No soy socialista, si me preguntas por Podemos, te diré que no me gustan, soy liberal y defensora de los animales.

¿Cree en el cambio climático?

G: No hay más que ver las cosas que están ocurriendo. Deberíamos cuidar más la naturaleza si no queremos desaparecer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 17
" Yo con Gunilla lo que ella quiera"

¿Qué le enamoró de Gunilla?

L: Fue precisamente aquí, en el Marbella Club, donde la vi por primera vez, fue un flechazo, pero fue ella la que me pescó, porque en ese tiempo Gunilla era un guayabo, impresionantemente guapa, y todos querían casarse con ella, pero se fijó en mí.

¿Cayó rendido a sus pies?

L: Caí, caí, yo con Gunilla lo que ella quiera. Soy muy espléndido a la hora de complacerla, todo lo que le gusta intento dárselo, cualquier capricho que tenga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 17
"Marbella tiene un clima excepcional"

¿Recuerda la última vez que le ha dicho que la quiere?

L: Hace tres minutos.

G: Yo ayer, porque normalmente se lo digo todos los días por la mañana.

¿Qué le enamoró de Luis?

G: Su manera de ser, su honestidad, la pinta que tiene, su encanto, es único. Ha cambiado lógicamente, ya no quiere salir tanto porque lleva una vida más organizada.

¿Le preocupa envejecer?

L: En esta etapa de mi vida, voy a cumplir 73 años, me preocupa la salud. Tengo la suerte de vivir en Marbella, donde el clima es excepcional, juego al golf, respiro aire puro, pero me preocupa la salud porque es lo que te incapacita. Yo he tenido la suerte de que me han curado un cáncer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 17
"Sólo me arrepiento de no hablar bien inglés y alemán"

¿De qué se arrepiente?

L: De nada porque yo siempre he sido muy claro, nunca he engañado a nadie, no he sido corrupto ni delincuente. Sólo me arrepiento de no hablar bien inglés y alemán, esa es mi asignatura pendiente.

Que le quiten lo bailao, ¿no?

L: Yo tengo más de 5.000 horas grabadas y Gunilla más de 30.000 fotos, ahí está toda nuestra vida... El universo Marbella, por el que han pasado los más grandes, y que se conoce en todo el mundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 17
¿Quiénes son ellos?

Orígenes: Gunilla nació el 23 de noviembre de 1949 en Alemania Occidental. Y Luis en 1944 en Madrid. Se conocieron en Marbella a mediados de los 70. Se casaron el 6 de octubre de 1978 en el Castillo de Friedrichsruh, en Aumühle.

Familia: Gunilla es biznieta del canciller Otto Von Bismarck. Luis es hijo de un funcionario del Ministerio de Información y Turismo. Tiene once hermanos. Ella pertenece a la jet-set internacional y él se dio a conocer con "Los choris", un grupo de amigos entre los que se encuentran Yeyo Yagostera, Jorge Morán, Luis y el desaparecido Antonio Arribas, con los que dio la vuelta al mundo en varias ocasiones. En la actualidad, Gunilla y Luis viven parte del año en Suiza y parte en Marbella, donde tienen una bonita mansión, y muchos amigos.

Descendencia: Fruto de su matrimonio nació en Málaga su hijo Francisco, que fue apadrinado por la Reina Silvia de Suecia, dada la amistad de Gunilla con el Rey Carlos Gustavo. Francisco está casado con la abogada oscense Elisabet Dutú Muzás, y tiene dos hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 17
En pocas palabras

¿Qué no falta en su armario?

Luis: Yo nunca me pongo de amarillo porque soy supersticioso.

¿Podría repetirse el fenómeno "Los choris"?

Gunilla: Como grupo claro que sí porque fueron unos personajes, no una marca.

¿Su ídolo musical?

Luis: Elvis Presley, el ídolo de Gunilla cuando nos conocimos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 17
Nuestra foto favorita

"Esta foto nos gusta porque estamos Luis y yo haciendo skibobbing en la estación de Crans Montana (en Suiza) donde tenemos una casa."

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo