Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

José Andrés: "A los Obama les gusta la comida sana, la verdura"

Vitalista, gran comunicador y uno de los mejores restauradores, José Andrés habla con pasión de su trabajo. Asturiano de Mieres, se ha convertido en una personalidad en Estados Unidos, un profesional al que reclaman y admiran familias políticas tan poderosas como los Clinton o los Obama, lo que significa un gran reconocimiento hacia él y su cocina.

Vitalista, gran comunicador y uno de los mejores restauradores, José Andrés habla con pasión de su trabajo. Asturiano de Mieres, se ha convertido en una personalidad en Estados Unidos, un profesional al que reclaman y admiran familias políticas tan poderosas como los Clinton o los Obama, lo que significa un gran reconocimiento hacia él y su cocina.

1 de 10
La entrevista

-¿Qué sintió cuando vio su nombre entre las '100 personas más influyentes del mundo'?
-Traté de quitarle importancia, aunque supuso un orgullo para mis hijas, mis amigos y, por supuesto, para mí. Que 'Time' piense que un cocinero como yo es importante para la gastronomía, la alimentación... es una honra para mí y para la profesión.

-¿Es un ejemplo para los noveles?
-A veces digo que yo acabo de empezar. Y lo digo con la mano en el corazón, porque es ahora cuando comienzo a tomar decisiones mirando al futuro, como la de colaborar con la empresa española Cascajares, con la que pretendemos comercializar una producción exclusiva de pavos que pensamos triplicar en 2013.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La entrevista

-¿Quien no arriesga no pasa la mar?
-Así es, pero eso lo puedes hacer cuando eres joven, no tienes una familia que mantener, vives con un par de pantalones, un par de camisetas y duermes en cualquier lado. Estoy convencido de que lo más importante que he hecho fue montarme en un avión y largarme a Estados Unidos a trabajar.

-¿Qué le empujó a salir de España?
-Ganas de conocer mundo y aprovechar todo lo que he encontrado en mi camino.

-¿Se siente orgulloso de  sus logros?
-Mucho, porque, para mí, la cocina es la mayor de todas las artes, ya que te produce sensaciones que no se pueden comparar con nada, pues te da la opción de pensar, de crear y de tener tu propia opinión sobre muchas cosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La entrevista

-¿Qué olores guarda de su infancia?
-El de las castañas que asaban en la parte vieja de Barcelona, los pimientos asados con un refrito de ajo y un toque de vinagre que hace mi madre, la tortilla de patatas de los bares... Olores todos muy de casa y del pueblo donde crecí, Santa Coloma de Cervello, donde se dan las mejores cerezas del mundo, con permiso de Extremadura y otras zonas.

- ¿Y sabores?
-La fabada asturiana que hacían mis padres, el bocadillo de butifarra... O mi primera papaya en Río de Janeiro con un chorro de lima fresca.

-¿Manjares que después ha integrado a su cocina?
-¡Por supuesto!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La entrevista

-Y que han logrado que alcanzara el éxito.
-Yo soy quien soy por mi cúmulo de historias, anécdotas, sensaciones, aromas y problemas. Todas esas cosas son las que te forjan como persona, y en mi caso también como cocinero. Lo maravilloso de ser cocinero es que comemos tres, cuatro veces al día, y que mi profesión está expuesta a unos estímulos diarios. Nosotros comemos para sobrevivir.

-Usted empezó cocinando para su familia.
-En casa siempre hemos cocinado porque la alimentación es un acto de la propia supervivencia. Si algo tiene de pedagógica la situación de crisis que vivimos en España es que la gente con muy poco puede comer bien. Aquí, con un puñado de judías, un trozo de tocino y una cebolla eres capaz de hacer un gran potaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La entrevista

-¿La letra con sangre entra?
-Lo peor de la crisis son las cifras del desempleo, que son muy frustrantes, pero hay que mirar cómo se vive en Haití, o en África, para darnos cuenta de que aquí tenemos muchas expectativas de vida.

-¿Alguna vez ha engrosado las listas del paro?
-No, pero hace 25 años tuve un problema con mis socios, que me echaron del restaurante, y estuve unos meses en casa sin trabajar, pensando cuál iba a ser mi siguiente movimiento. Finalmente todo se arregló, pero fueron unos meses duros. No había el mismo dinero porque terminábamos de comprarnos una casita. Lo positivo fue que acabábamos de tener una niña y me pasé los tres primeros meses con ella, y por primera vez tuve un montón de tiempo para estar con mi mujer y hacerle la comida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La entrevista

-¿Cómo se gestiona la fama y el prestigio?
-Eso es como una noria. No sé si lo estoy gestionando bien, pero yo me levanto cada día, pienso en mi equipo, en la familia maravillosa que tengo, y sigo para adelante.

-¿Nunca ha perdido el norte?
-Tengo a mi mujer al lado y a mis tres hijas, que me mantienen en mi lugar. Yo viajo mucho a Haití, porque tengo una ONG en Washington muy chula, lo que me permite ver cómo vive allí la gente y distinguir entre lo que es importante y lo que no lo es.

-¿Qué sería de los hombres sin la presencia de una mujer en su vida?.
-Leí una noticia que decía que el 70% de las empresas que tienen a una o más mujeres en su junta directiva son compañías de éxito, con beneficios.

-¿Por qué escasean las cocineras de prestigio?
-Tengo tres hijas y quiero para ellas lo mejor, incluso que sean presidentas del Gobierno, pero hay cosas que no pueden imponerse, y nuestra sociedad sigue teniendo un aire machista puro y duro, que impide que algunas hagan lo que quieren, por más que el mundo haya cambiado mucho en ese aspecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La entrevista

-La independencia económica da libertad.
-Esa revolución ya se ha hecho y lo mejor que le ha pasado a la sociedad es que las mujeres y los hombres tengan el 100 por 100 de igualdad, aunque sigan existiendo injusticias como que, desempeñando el mismo trabajo, la mujer gane menos.

-¿Son diferentes las cosas en Norteamérica?
-Hay tendencia a ser más justos, porque América viene de grandes momentos políticos y sociales. Ellos son capaces de corregir sin mirar al pasado.  

-¿Cómo es Bill Clinton en la distancia corta?
-He estado con él en diferentes eventos, el último en Haití hace poco, pero el momento más bonito de mi vida fue cuando Hillary me invitó a dar una conferencia en el 'Clinton Global Initiative', en las Naciones Unidas, sobre 'la alianza de las cocinas limpias', de las cuales soy embajador. Fue muy bonito dar esa charla teniéndola a ella a mi derecha y a él a mi izquierda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
La entrevista

-¿Qué gustos culinarios tienen los Obama?
-En este sentido soy tan discreto como un médico, pero puedo decir que les gusta la comida sana, sobre todo la verdura.

-¿Ha sentado al Rey en su mesa?
-He cocinado en alguna ocasión para don Juan Carlos y doña Sofía y tengo que decir que el trabajo de representación que ha hecho como Rey de España es muy bueno.

-¿Monárquico?
-Soy hombre de tradiciones y, siendo 'juancarlista', no me importaría ser 'felipista'.

-De los artistas españoles, ¿a cuáles conoce?
-A Penélope y a Banderas, que me lo encontré por casualidad en Aspen, donde tienen una casa. También conozco a Colate.

-Recomiéndeme algo para la Nochebuena.
-A mí me gusta seguir la tradición y pondría cordero, pero unos huevos fritos con patatas, una buena morcilla, chorizo... están de chuparse los dedos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La entrevista

-¿Dónde pasará las Navidades?
-Este año en San Juan de Puerto Rico, porque me hace ilusión pasarlas en el Caribe. Abro allí un restaurante nuevo, en el Ritz Reserve en Dorado, que era propiedad de Laurance Rockefeller.

-¿Le queda tiempo para la familia?
-¡Por supuesto! Mi mujer es la parte buena de mi historia, somos muy amigos, la quiero mucho y llevamos ya 17 años juntos. Yo intento estar con ella y mis tres hijas todo el tiempo que puedo.

-¿Se ve fuera de los fogones?
-No, cuando me jubile intentaré tener un restaurante pequeño en una zona de calor, con una mesa para seis personas, un huerto y pescado fresco, y cada día cocinar para amigos. Es un sueño que estoy seguro se hará realidad cuando tenga 60 o 70 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Ficha y firma de José Andrés

Nació: En Mieres, Asturias, en 1969. A los cinco años,
su familia se trasladó a Barcelona, y a los doce
ya preparaba la comida para todos ellos.

Estudios: A los quince años ingresó en la Escuela de
Restauración y Hostelería de Barcelona, momento en el que comenzó a compaginar los estudios con su aprendizaje en El Bulli de Ferran Adrià. Terminados sus estudios, emigra a Nueva York. Luego se instala en Washington, donde reside.

Familia: Está casado y tiene tres hijas.

Novedad: Fue el primer cocinero español que introdujo las tapas en Estados Unidos, hasta convertirse en uno de los embajadores de la marca España en Norteamérica.

Un hito: La revista 'Time' lo ha incluido entre las 100
personas más influyentes del mundo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo